• Santa Claus, o Papá Noel, es, en realidad, la distorsión -primero literaria y luego comercial- de San Nicolás, el generoso Obispo de Myra, patrono de los niños, navegantes y cautivos. Este último, el San Nicolás holandés, Sinterklaas, llega a los Países Bajos en barco desde España (Spanje), Alicante en concreto, a mediados de noviembre.
  • En los Países Bajos, los padres cuentan a sus hijos que San Nicolás viaja desde Valencia (aunque la historia dice que desde Madrid, en barco, curioso) hasta sus casas para traerles regalos si han sido buenos a lo largo del año. De hecho, además, es tradición que, en Nochebuena, los niños dejen naranjas junto a unas decorativas botas navideñas para darle la bienvenida a este “valenciano” tan especial.
  • Semanas antes a Nochebuena, se celebra la Fiesta de San Nicolás en los Países Bajos, en la víspera del día del santo, en la tarde del día 5 de diciembre, llamada sinterklaasavond, la tarde de sinter, donde se dan los regalos que llegan en barco. Una vez desembarcado, San Nicolás monta en un caballo blanco y sus ayudantes, unos negros llamados Pedritos los Negros, lanzan galletitas a la gente.

El 6 de diciembre es el día de San Nicolás. En Holanda, durante el día 5, es el día en que los niños reciben sus regalos (los regalos de los niños holandeses proceden de España). El San Nicolás holandés, Sinterklaas, llega a los Países Bajos en barco desde España (Spanje), Alicante en concreto, a mediados de noviembre. Esa tarde del día 5, llamada sinterklaasavond, la tarde de sinter, se dan los regalos.

Es una de las tradiciones más importantes de Holanda. La llegada en barco de Sinterklaas se retransmite en directo por la televisión nacional holandesa.


En la madrugada del 5 al 6 de diciembre, San Nicolás monta en su caballo blanco, Amerigo, y cabalga por los tejados para dejar regalos y golosinas en los zapatos de los niños, con la ayuda de sus pajes, los llamados Zwarte Pieten (Pedritos Negros).

La Fiesta de San Nicolás (en neerlandés: Sinterklaas)​ se celebra la Víspera de San Nicolás (5 de diciembre) en los Países Bajos, y el día de San Nicolás (6 de diciembre) en Bélgica y en algunas antiguas colonias neerlandesas. En menor medida se celebra también en Luxemburgo (como Kleeschen), Austria, Suiza (Santiklaus), Alemania, Polonia y en la República Checa (como Mikuláš).

 

La historia dice que, en realidad, llega con un barco desde Madrid (curioso), y que no son regalos navideños sino regalos de Sinterklaas.

Sinterklaas – Desfile de San Nicolás 2007. Foto de Gaby Kooiman, bajo licencia CC BY-SA 3.0

También en Bélgica, en la zona flamenca, Sinterklaas viaja desde tierras españolas en un barco que atraca durante un gran evento en noviembre en el puerto de Amberes, para recorrer las calles de Flandes en su caballo blanco, acompañado por sus ayudantes.

​Según la tradición, San Nicolás viene de España, y todos los años desde 1934 (excepto en el año 1944) llega a las costas holandesas en un barco de vapor. Una vez desembarcado, monta en un caballo blanco llamado Amerigo. Viene acompañado de unos ayudantes (pajes) llamados Pedritos (en neerlandés: (Zwarte) Pieten), que lanzan pepernoten (unas galletitas especiadas) a la gente.​ Se trata de una de las tradiciones más importantes de Holanda. La llegada en barco de Sinterklaas se retransmite en directo por la televisión nacional holandesa, tanto por ondas como por Internet.

Sinterklaas Pakjesboot 12, Bote de los Regalos de San Nicolás 12, el barco en el que llega a Holanda. Foto de Arch, de dominio público.

En los Países Bajos, los padres cuentan a sus hijos que Santa Claus -conocido allí como San Nicolás- viaja desde Valencia hasta sus casas para traerles regalos si han sido buenos a lo largo del año. De hecho, es tradición que, en Nochebuena, los niños dejen naranjas junto a unas decorativas botas navideñas para darle la bienvenida a este “valenciano” tan especial. San Nicolás llega en barco y una vez desembarcado monta en un caballo blanco. Sus ayudantes son unos negros llamados Pedritos los Negros que lanzan galletitas a la gente.

 

Josué Ferrer

San Nicolás, obispo, murió el 6 de diciembre de 342 en Turquía. Tras la caída bajo dominio musulmán de la región, los restos mortales del santo fueron trasladados en 1087 a Bari (en la actual Italia). Bari formaría más adelante parte del Reino de Nápoles, que fue conquistado en 1442 por Alfonso V de Aragón. La ciudad pasó a pertenecer por tanto a Aragón y después a España, hasta el siglo XVIII. Del hecho de que los restos de San Nicolás se encontraran en Bari (por entonces ciudad española), surge la tradición según la cual San Nicolás viene de España. Ésa es la razón por la que San Nicolás llega desde España.

La figura central de la fiesta es San Nicolás (en neerlandés: Sint-Nicolaas, de donde se deriva la forma popular Sinterklaas), un personaje legendario que trae regalos a los niños el día de la fiesta. Los nombres de Sinterklaas y Ámsterdam vienen unidos desde el año 343.

Tras la rebelión de las provincias holandesas contra la Corona española, los predicadores calvinistas intentaron eliminar la festividad de San Nicolás. Pero sus esfuerzos no tuvieron éxito, debido a que la fiesta ya estaba muy arraigada.

Zwarte Piet:

El Zwarte Piet (traducible al español como «Pedro el Negro») es el paje que ayuda a San Nicolás a repartir regalos en la Fiesta de San Nicolás, celebrada en los Países Bajos y Bélgica. Cada año llega a las costas holandesas en el barco de vapor de Sinterklaas, procedente de España, y reparte juguetes a los niños que se han portado bien. Se trata de un paje de cara negra que va vestido con traje renacentista, pelo rizado, gorra con plumas, pendientes dorados y unos gruesos labios rojos.

 

Su origen es muy dispar: en principio se inspira en un demonio que se dedicaba a secuestrar niños, derrotado por San Nicolás y convertido en su asistente. Por esta razón, se amenaza a los niños que se portan mal con que Zwarte Piet se los llevará en un saco rumbo a España. Otras fuentes apuntan a un simple siervo morisco, un antiguo esclavo etíope que vive con el santo porque éste compró su libertad, e incluso un deshollinador que tiene la cara manchada por deslizarse en las chimeneas.​

Su aspecto fue descrito por primera vez en 1850 por el profesor Jan Schenkman en el cuento Sint Nikolaas en zijn knecht (San Nicolás y su sirviente).

Representación del Zwarte Piet. Foto de Sander van der Wel. Intocht van Sinterklaas in Schiedam 2009. Licencia CC BY-SA 2.0

San Nicolás es, además, conocido en España como patrón de los marineros. Por eso llega a los Países Bajos siempre en un barco de vapor. Según cuenta una historia, estando algunos marineros en medio de una terrible tempestad en alta mar y viéndose perdidos, comenzaron a rezar y a pedir a Dios con oraciones tales como Oh Dios, por las oraciones de nuestro buen Obispo Nicolás, sálvanos. En ese momento la figura de San Nicolás se hizo presente y calmó las aguas.

Sinterklaas lleva a los niños naranjas y mandarinas españolas, según un poema holandés de 1810:

El autor de la obra, John Pintard, fue un mercader instalado en la ciudad de Nueva York, previamente conocida como Nueva Amsterdam. Pintard quería proponer a San Nicolás como patrón de la ciudad y para ello puso por escrito la tradición. El nombre de Sinterklaas se adaptaría al inglés como Santa Claus y se extendería por todo Estados Unidos.

Las canciones de San Nicolás se denominan “sinterklaaslied”. El actual repertorio fue popularizado por Jan Schenkman, que incluyó el más famoso: “Zie ginds komt de stoomboot”. La melodía de este villancico está basada en una canción alemana antigua. Empieza diciendo: “Mira, allí viene el barco de España, nos trae a San Nicolás…”

Es tradición, además, que, en Nochebuena, los niños de los Países Bajos, y en menor medida en países cercanos, dejen naranjas junto a unas decorativas botas navideñas para darle la bienvenida a Papá Noel, que en realidad es San Nicolás (su distorsión).

Alicante, además, tiene una cita cada 6 de diciembre con San Nicolás, Patrón de la ciudad, que sobre un caballo blanco recorre el Casco Antiguo y reparte juguetes entre los niños. 

La leyenda de Nicolás de Bari:

Su relación con los niños nace en una de las historias que indica que alguien acuchilló a varios niños. Entonces el santo rezó por ellos y obtuvo su curación casi inmediata. Pero además, Nicolás tenía especial inclinación por los niños.

Su mítica fama de repartidor de obsequios se basa en otra historia, que cuenta que un empobrecido hombre padre de tres hijas no podía casarlas por no tener la dote necesaria. Al carecer las muchachas de la dote, parecían condenadas a ser “solteronas”. Enterado de esto, Nicolás le entregó, al obtener la edad de casarse, una bolsa llena de monedas de oro a cada una de ellas. Se cuenta que todo esto fue hecho en secreto por el sacerdote, quien entraba por una ventana y ponía la bolsa de oro dentro de los calcetines de las niñas, que colgaban sobre la chimenea para secarlos.

¿San Nicolás, Papá Noel o Santa Claus?

  • El verdadero Papá Noel o Santa Claus, que las películas, dibujos animados y el mundo mercantil ponen de moda por Navidad, tiene en realidad su origen en la historia del obispo San Nicolás.

Papá Noel, Santa Claus o San Nicolás, son algunos nombres con los cuales se conoce universalmente al personaje legendario que según la cultura occidental trae regalos a los niños por Navidad (la noche del 24 al 25 de diciembre), además de la mencionada fiesta del día 5, o 6 de diciembre (según lugar), en algunos países.

Tal y como se puede leer desde Aciprensa, Santa Claus, o Papá Noel, es, en realidad, la distorsión –primero literaria y luego comercial- de San Nicolás, el generoso Obispo de Myra, patrono de los niños, navegantes y cautivos.

Sobre el origen de Santa Claus, la más conocida es que fue la empresa Coca Cola quien inventó el personaje para promover el consumo de su bebida en el año 1920.

Sin embargo, su origen es bien distinto, dado que ya aparece en el siglo XIX. En 1821 se publicó el libro de litografías para niños “Sante Claus, el amigo de los niños” en el que se presentaba a un personaje que llegaba del Norte en un trineo con un reno volador. Esa publicación hizo aparecer al personaje cada Nochebuena y no el 6 de diciembre, día de la fiesta del santo obispo. Un poema anónimo y las ilustraciones de esa publicación resultaron clave en la distorsión de San Nicolás. 

Según los expertos de St. Nicholas Center, fue la élite de Nueva York la que logró nacionalizar la Navidad a través de Santa Claus y el apoyo de artistas y literatos como Washington Irving, John Pintard y Clement Clarke Moore. 

En 1863, durante la Guerra Civil, el caricaturista político Thomas Nast comenzó a dibujar a Santa Claus con los rasgos que ahora le atribuyen: gorro rojo, abundante barba blanca y abultado vientre. Junto con los cambios de apariencia, el nombre del santo cambió a Santa Claus, una alteración fonética del “Sankt Niklaus” alemán. 

 

 

Fuentes: 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest