El profesor Vicent García Edo descubre un pergamino escrito el 17 de mayo de 1253 en Almassora (Castellón), casi 15 años después de la conquista de Valencia. El documento constituye el testimonio más antiguo del vocabulario valenciano que utilizaban nuestros antepasados, donde se observa que las primeras palabras escritas en valenciano son “Taules de menjar”.

Vicent Garcia Edo, quien actualmente ocupa el oficio de Síndic de Greuges de la Universitat Jaume I de Castellón, es profesor titular de Historia del Derecho, siendo Doctor en Historia, Doctor en Derecho, especialista en derechos forales de los territorios de la Corona de Aragón entre los siglos XII y XVII y autor de más de un centenar de publicaciones, entre ellas monografías, capítulos de libros o revistas.


Tal y como comenta el profesor, el pergamino está datado del día 17 de mayo de 1253, una década antes que los testimonios más antiguos que se conocían, que se encuentran en los libros de la Corte de la justícia de Alcoi (1263-65) y de Cocentaina (1269). A las tierras de la actual provincia de Castellón, el documento más antiguo que se conocía escrito en valenciano era de la localidad de Vilafamés, datado de 1270.

El pergamino se trata de un inventario de bienes que poseía el obispo de Tortosa a la localidad de Almassora, población donde se escribió el documento, aunque no consta de manera expresa, pero se puede deducir con facilidad a partir de su lectura. 

El texto ocupa el equivalente a trece líneas completas de dicho pergamino, si sumamos los trozos de líneas incompletas, y constituye el testimonio más antiguo del vocabulario que utilizaban nuestros antepasados, 20 años después de la Conquista de Almassora, 15 años después de la Conquista de Valencia u 8 años despúes de la finalización de les campañas militares de conquista del Reino de Valencia por Jaime I, al castillo de Biar.

El profesor añade, además, que en realidad el texto tiene una redacción mixta, ya que las primeras dos líneas están en latín, y el resto en valenciano, aunque a veces se incluyen palabras latinas, por descuido o desconocimiento del escribano. 

A la pregunta de un seguidor de que si ya hablaban valenciano en aquellos momentos o de que nadie nos trajo el idioma, en referencia los catalanes, al Reino de Valencia, el profesor responde la única cosa que se puede concluir del documento es que en Almassora, en 1253, hablaban valenciano, y que gracias al manuscrito se conocen 92 palabras que en este momento son las primeras escritas en valenciano.

Añade, además, para aclarar dudas respecto al idioma que se hablaba en tiempos de Jaime I, que toda la documentación de la Cancelleria Real se escribía en lengua latina, tanto si era para Aragón, como para los Condados, Mallorca o Valencia. Son poquísimos los documentos escritos en romance, siendo este último cualquier lengua derivada del latín y que hablaba la gente en el día a día, no tan solo en Península Ibérica, sino también a buena parte de Europa Occidental.

Es a partir de 1264, y no antes, cuando el rey Jaime I promulgó un documento para el Reino de Valencia permitiendo que la documentación judicial se pudiera escribir en “romance”, razón por la cual los libros de la Corte de la Justicia de Alcoi y Cocentaina, que son los más antiguos llegados a nuestros días (1264-5 y 1269, respectivamente), en buena parte ya están escritos en romance valenciano. En cambio, el libro de Segorbe, del justicia Sancho Navarro, que es de 1286, está escrito en su mayor parte en romance aragonés. No hubo disposición general de Jaime I para todos sus reinos. Diferente es el criterio que se seguía para la documentación particular.

Comenta también, en referencia a las jarchas, que no hay ninguna escrita en Valencia, aunque hubo valencianos que escribieron algunas, pero fuera del antiguo reino musulmán de Valencia y que no se han conservado en manuscritos del siglo XI, o XII, con lo cual es dudoso que esa fuese la lengua que realmente transmitían. Pero en todo caso, no la de Valencia. Esta contestación es en referencia a las palabras de un seguidor que adjuntaba, por ejemplo, dos anotaciones de 1943 y 1964, donde recalcaba las siguientes palabras del filólogo e historiador Frederick Diez, el cual dice así:

“En el Romance Valenciano encontramos documentos desde el siglo IX, X, XI y XII que hacen referencia al Romance; “i que la llengua parlada pels mossàrap era coneguda per lo nom de Al-Romía o llengua Romana.”

El profesor comenta que en su mayor parte, todas esas jarchas son muy recientes, aunque transmitan obras de autores del siglo XI. Muchos de esos manuscritos se copiaron en el siglo XVI, con lo cual son poco fiables como para poder sentar cátedra con ellos, por cuanto con tantos siglos de por medio puede haber habido tantas alteraciones, que sus contenidos se alejarán, indudablemente, de lo que en origen se escribió y cómo se escribió. Para más aclaraciones, recomienda la lectura de MOZÁRABES DE VALENCIA Y «LENGUA MOZÁRABE», de Carmen Barceló. Lo mismo sucede con el Cantar de Mío Cid, que los hechos que narra son de finales del siglo XI y en cambio el manuscrito es del XIV, y asegura que en el siglo XI no se escribían poemas en castellano, ni de esa extensión ni riqueza de vocabulario en el reino de Castilla. 

Cabe decir que, a pesar de la transcripción dada por el profesor, la primera palabra que se observa en valenciano es “juny” y no iunii, además de que la palabra ganxo aparece realmente como gancho en el documento original. 

A continuación se adjunta la transcripción del documento de 1253, que el propio  Vicent García Edo comenta que está sujeto a revisiones, ya que a veces se cree leer de una manera correcta una cosa y en lecturas posteriores se pueden ver errores. 

TRANSCRIPCIÓN DEL DOCUMENTO:

 

Anno Domini Mº CCº LIIIº, XVIº kalendas iunii, invenit Berengarius de Bedorcho, rector ecclesie de Azchone, et recepit a P. de Amerio supellectilia que erant in domibus episcopi in Almessora.

Et tradidit dictus Berengarius de Bedorcho, Guillelmo de Seriano militi, prout inferius invenittur.
Et invenimus, quatuor taules de menjar. Item dues pasteres e 1 cedaz, e una archa que està en la cambra. Item, tres canades. Item, dos escans de jaer e dos tapits rots, e unum almatrach de corio rot. Item, IIII escuts e una balesta de dos peus, e C.XX.VIII treces de quadrels, e una cadena ab tres colars, e dues calderes, una gran e altra cuminal, e uns camastres e dues losses, e uns ferres de foch, e una cobertora de ferre. Item, dues dotzenes e V escudeles, e unum talador, e unum morter, e unum bog. Item, tres tovales e dos tovalons. Item, unum sach. Item, un perpal de ferre, e una escudela de fust e unum lumener.

Item, in cellario, VI botes e unum cup, e dos parells portadores. Item, una eixida e unum ganxo de fusta a tirar, e una lantea d’aram.

Item, invenit in molendinis domini episcopi, VII moles bones e sancers, e tres nadies bones e grosses, ab badills e corratís, e loriges, e rodens, e V pichs, e unum escarpre, e tres tremujes ab tot offici, bo que ben poden ésser aparelats molins, e unum cèrcol de moli de ferre bo e sancer.

Así mismo, el profesor separa por orden alfabético las 92 palabras en valenciano del texto, donde muchas de ellas están en plural porque se trata de un inventario donde se hablaba de todo lo que se iban encontrando y la mayor parte de las veces eran conjuntos de diferentes cosas. Vicent dejó a los seguidores las palabras para que pudieran poner imaginación y esfuerzo en descubrir la forma diferente a como actualmente se escriben. ¿Os atrevéis vosotros?:

a, ab, almatrach, altra, aparelats, aram (d’aram), archa, badills, balesta, ben, bo, bog, bones, botes, cadena, calderes, camastres, cambra, canades, cedaz, cèrcol, cobertora, colars, corio, corradís, cuminal, cup, de, dos, dotzenes, dues, e, eixida, en, escans, escarpre, escudela, escudeles, escuts, ésser, està, ferre, ferres, foch, fust, fusta, ganxo, gran, grosses, ítem, jaer, la, làntea, loriges, losses, lumener, menjar, moles, molí, molins, morter, nadies, offici, parells, portadores, pasteres, perpal, peus, pichs, poden, quadrels, que, rodens, rot, rots, sach, sancer, sancers, talador, tapits, taules, tirar, tot, tovales, tovalons, treces, tremujes, tres, un, una, uns.

 

 

Pin It on Pinterest