• Para todo el que desee saber, con detalles, todo tipo de bares alrededor de la provincia de Valencia donde se sirve el típoco esmorzaret, con fotografías incluidas, podéis seguir Esmorzarpopular en Twitter o Instagram.

Tanto para los que trabajan como para los que estudian o, simplemente, quedan entre amigos o quieren disfrutar de un buen almuerzo. El típico “esmorzaret” valenciano se ha convertido casi en un rito diario para muchos, y para otros un rito semanal para quedar con los amigos para charlar, jugar a padel, ir en bici, hacer una ruta motera o cualquier excusa valida con tal de almorzar. Los hay incluso quienes han creado una página de Facebook, con el nombre de La Ruta del Almuerzo, donde “gustosamente” se recorren bares y lugares para opinar sobre ellos y mostrar al usuario (dando envidia sana) para indicarnos donde darnos un buen homenaje (recomendable seguir la página, pues os mostrarán variedad de bares. La foto de portada pertenece a La Ruta del Almuerzo). O como nuestro amigo Vicent Marco, quien con el artículo los 10 mejores bares para almorzar nos deja también su opinión. 

Por cierto, hay una página que se llama almorzarenvalencia.com, donde nos hablan del Bar Alhambra, el Bar Avenida, la Bodega La Pascuala, la Bodeguita de JuancarLa PérgolaCafé Mercado JerusalénPuerta del MarCentral BarEras BarBar Rojas Clemente (famoso por sus torrijas)La Piulà (y su famoso bocata de calamares), Bocatas en la red o El Kapricho.

Hablando de los moteros o ciclistas, lógicamente, estos optan por almorzar en poblaciones que rinden culto al esmorzaret de una manera diferente como en ningún otro sitio de España. Pero para aquellos que buscan el tradicional almuerzo a la valenciana en lugares de la capital, existen unos “templos” sagrados para practicar esta “sana costumbre social” que reúne a miles y miles de valencianos en cientos y cientos de bares entre las 9 y las 12 de la mañana (algunos adelantan esta costumbre e incluso la alargan).

Como bien sabrá aquel que practica la cultura del esmorzaret, este se compone, por lo general, de un bocadillo acompañado de tapas (preferiblemente olivas y cacaos, aunque también tramussos“) y bebida, siendo la cerveza la estrella en este horario, acompañado de café. Una costumbre muy nuestra, siendo sin duda una excusa para reunirse con amigos o compañeros de trabajo. Como hay tantos lugares que practican esta cultura, a continuación algunos de los lugares donde poder disfrutar del “esmorzaret”: 

Bodega La Pascuala:

Famoso por sus almuerzos talla XXL, donde próximamente abrirá nuevo local en el nº 297 de la calle Doctor Lluch, muy cerquita del que ya dispone (Eugenia Viñes 177, cerquita de la playa de El Cabanyal), quien acude a La Pascuala sabe que este “templo del esmorzaret”, abierto desde 1921, es fiel a la cultura de un buen bocadillo XXL acompañado de tapita. Sus bocadillos son su gran reclamo, sobre todo los de carne de caballo. Tal y como nos cuentan en topvalencia.net, por tan solo 6€ te metes entre pecho y espalda una barra de pan entera con, no vaya a ser que te quedes con hambre, olivas y cacahuetes.

Bar Alhambra:

Situado en la calle Calixto III nº 8 de Valencia, este “templo del esmorzaret” es el lugar preferido para los amantes de la tortilla de patata, tal y como nos cuentan en dolcecity.com. Pero no solo la tortilla de patata es la gran estrella, porque este bar elabora toda clase de tortillas para hacer disfrutar a los clientes que acuden cada día a la hora del almuerzo: de patata y cebolla, de ajo, de morcilla, etcétera. 

Bodega La Peseta:

Ubicado en la calle Cristo del Grao nº16, quienes visitan o han visitado La Peseta, saben que esta tasca/taberna, muy conocida en los barrios marítimos, es un lugar único que ameniza muchos sábados con cultura musical. Las opiniones de usuarios de TripAdvisor son bastante buenas, alabando sobre todo la calidad de sus tapas, sus almuerzos (destacando las tortillas) y por ser un lugar pintoresco y perfecto para disfrutar de una aperitivo con una buena cerveza o un vermú.

Bar Ana III: 

Ubicado en calle Lebon nº 3, quizás una de sus pegas es que no atienden en mesa, ya que te tienes que acercar a la barra para pedir, aunque después te lleven el bocadillo. Tal y como cuentan usuarios de TripAdvisor, la bebida, cacaos y olivas se los sirve uno, y se puede repetir (de cacaos y olivas). Uno de sus puntos en contra es la higiene del cuarto de baño, de la que hablan que es muy mejorable, aunque lo recomiendan al 100% para el típico esmorzaret. 

Super Gourmet Bar Mercado Central:

Quizás sea más famoso por su ubicación que por cualquier otra cosa. SuperGourmet Bar Mercado Central es un imprescindible para aquellos que almuerzan en el Mercado Central de Valencia o en las cercanías de la Lonja, donde podrán degustar un típico almuerzo o bocadillos de metro. 

Otros que no hemos nombrado son Cervecería San Francisco (Av. Doctor Waksman nº 33 de Valencia), Bar J.H. (en Camino de Moncada nº 129 y también en Conde Trenor nº4 de Valencia), Mercat de la Reina (plaza de la Reina nº19) o Bar La Ola (en Eugenia Viñes nº171 de Valencia, famoso por sus bocadillos XXL). Seguramente nos dejamos muchos más, como uno de los más famosos: Los Toneles, muy conocido por su bocadillo de calamares y “por almorzar de categoría”. Puede que incluso vosotros conozcáis algún templo sagrado del esmorzaret que todavía no es conocido, pero que no cambiaríais por ninguno de los aquí presentes en la lista y mencionados de las páginas y artículos que adjuntamos de otros lugares. 

Bar Marvi:

Bar Marvi se encuentra en la calle Santos Justo y Pastor nº 14 de Valencia (entre la Avenida del Cardenal Benlloch y la calle del Doctor Manuel Candela) muy próximo al campo de Mestalla. Es, según los III Premis Cacau d’Or (2017), el mejor almuerzo que puede degustarse en la Comunitat Valenciana. Con horario de lunes a viernes de 8:00 a 01:00 y los sábados de 20:00 a 01:30, Marvi es una opción perfecta para el almuerzo y la comida gallega, con tapas de calidad y autor.

La historia del local comienza en el año 1965 se construyó el edificio en el que se encuentra ubicado el Bar Marvi. La planta baja estaba dividida en dos partes, una de las cuales era una frutería y la otra, a la cual se accedía a través del actual almacén, era un bar.

En la década de los 70, se quedaron con la planta baja Fernando, Fabián, Mª Ángeles y Victoria. La reformaron uniendo los dos locales y fundando lo que hoy es el Bar Marvi. El nombre se puso en honor a María Ángeles y Victoria. Los actuales propietarios están a cargo del Bar Marvi desde septiembre de 1990. En el verano del año 1997, se hizo una reforma del bar, que llevaba más de 20 años sin adecuar las instalaciones, actualizando servicios, cocina y salón.

Durante los primeros años el Bar Marvi abría de lunes a domingo, aunque sólo se daban cenas los fines de semana. Más adelante se empezó a cerrar los domingos para poder descansar. Desde el 2008 se dan cenas de lunes a sábado.

 

 

 

Foto de portada de:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest