Seguramente, en más de una ocasión, habéis oído el término o expresión “mira que eres churro” (o churra), te han preguntado en alguna ocasión por tu forma de hablar lo de “¿eres valenciano o churro?” o directamente te han llamado “churro/a”.

A muchos, al oír esto, se nos ha quedado siempre la sensación de que se está faltando al respeto con esa expresión o término y es seguro que muchos de vosotros no conocéis todas las leyendas o verdades sobre esta expresión. Hoy en ValenciaBonita.es os vamos a contar todas ¿Conocéis alguna de ellas?

En cualquier diccionario valenciano podemos encontrar lo siguiente:

churro-a

1. m. [col·loq.] LING. Parla de base aragonesa de la zona interior de la Comunitat Valenciana, que inclou molts vocables valencians.

2. adj. [col·loq.] Propi de la zona interior de la Comunitat Valenciana de parla castellana.

3. m. i f. [col·loq.] Habitant d’esta zona.

4. m. i f. [col·loq.] Persona tossuda.

big_FEFEWFEWF_collage_24195215

Al leer parte de estas definiciones, dejando a un lado la gastronómica o la del juego, seguimos con un vacío que nos vemos obligados a resolver. Es cuando, al tratar de buscar más información, encontramos varios documentos argumentando que, inicialmente, el origen de la palabra “churro” fue geográfico y posteriormente lingüístico, referido a la lengua de los “churros”. Por otra parte, en la actualidad, ser o hablar “churro” ha adoptado una serie de significados negativos que en realidad no deberían de ser así. Dicho esto, los motivos para entonces considerar que cuando a uno le llamen “churro” son para referirse a él peyorativamente, no tienen pues fundamento, aunque podemos encontrar una algunas referencias históricas en las que si que se utiliza como tal.

Como os hemos dicho en el anterior párrafo, el origen de la palabra “churro” es debido, en un principio, al término Comarcas churras (Comarques churres), donde se define popularmente a la zona o comarcas de la Comunidad Valenciana que fueron repobladas mayoritariamente por aragoneses en la Edad Media tras la conquista de Valencia por parte de Jaime I.

Dichas comarcas valencianas de influencia aragonesa son:

  • Alto Mijares
  • Alto Palancia
  • Los Serranos o Serranía del Turia
  • Rincón de Ademuz
  • Hoya de Buñol
Fuente: lenguachurra.blogspot.com.es/

Fuente: lenguachurra.blogspot.com.es

Todas ellas limitan con la provincia de Teruel, excepto la Hoya de Buñol. Debido a la forma de hablar el castellano en estas zonas, se adquiere la denominación de “castellano churro”.

Y es que comentarios como “vosotros es como si fueseis de Teruel, churros” hacen ver que término “churro” ha sido usado como forma despectiva por algunos valenciano-parlantes para llamar a los habitantes de las comarcas de habla castellano-aragonesa.

Pero si entonces su origen es geográfico ¿Qué tiene que ver la lengua entonces? Debido a las influencias de cercanías a otras comunidades y expresiones más bien propias con un arraigamiento cultural de la zona, encontramos, por ejemplo, una autentica guía completa o diccionario de “castellano churro-castellano estándar”, bajo el nombre de “El habla de Villar del Arzobispo y su comarca” de Don Vicente Llatas, editado en el año 1959, en el que se encuentran bases fonéticas, léxicas y morfológicas, así como un extenso vocabulario de términos propios con su correspondiente traducción castellana y que podemos encontrar (y comprar) en lugares como coleccionistas o en el siguiente enlace de Todocolección.net.

Fuente: todocoleccion.net

Fuente: todocoleccion.net

También existe otra tesis elaborada sobre José Enrique Gargallo Gil, bajo el nombre “Habla y cultura popular en el Rincón de Ademuz”. Este libro, que esta basado en la tesis doctoral del autor, analiza los rasgos más característicos del habla de la comarca del rincón de Ademuz, enclave administrativo valenciano rodeado por tierras de Teruel y Cuenca. El estudio se abre con una introducción que aporta el contexto histórico-geográfico en el tercio oriental de la península y la metodología empleada en la cosecha de los datos. El estudio propiamente dicho se compone de las partes siguientes: Fonética, Morfología y sintaxis, Derivación y Léxico y cultura popular (EL LIBRO ES EL SIGUIENTE).

Cabe destacar, como ejemplo de algunas zonas churras, la utilización en muchas palabras del diminutivo -ico/-ica o -ito/-ita (torico, pepico), el sufijo -ete (fresquete), o la utilización, por ejemplo, de palabras procedentes del aragonés (y que curiosamente se encuentran también en el catalán, donde podríamos afirmar una raíz aragonesa también, pues, en el catalán) como hiemo (estiércol, en Aragón fiemo), jada (azada, en Aragón jada, en aragonés xada, ixada), panizo (maíz, en valenciano “panís” o “dacsa”, en Aragón panizo), bufar (soplar, en valenciano y aragonés “bufar”), pozal (cubo, en valenciano “poal”, en Aragón pozal), etc, denotan pues una influencia de un pasado aragonés en nuestras tierras.

Por cierto, podéis ver un magnífico documento que encontramos, con sorpresa, sobre la lengua “churra”, además de estar alojado en una web que promociona su uso bajo el nombre Lenguachurra y que en Twitter está bajo el nombre de @Lenguachurra.

Fuente: lenguachurra.blogspot.com.es

Fuente: lenguachurra.blogspot.com.es

Pero ¿existen más posibles origines o leyendas sobre la palabra “churro” o “churricos” como dicen en La Serranía? :

  • Una de ellas se puede deber a que, antiguamente, en la entrada norte de Valencia, había una churrería casi en las afueras de la ciudad, y por ello a todo forastero que llegaba de esa dirección se decía que “venía de la churrería”, por lo que adoptaron el nombre de churros hasta la actualidad. Esta teoría es un cuento popular y leyenda contado a los niños para identificar a los forasteros que no necesariamente son de los serranos.
  • Se dice también que se debe a que su nombre en la época foral, los habitantes de Alpuente, la entonces capital de la taifa del mismo nombre y de lengua similar a la hablada en el sur de Aragón, no sabían pronunciar el “yo juro” cuando juraban las nuevas leyes traídas por el Rey Jaime I tras su conquista, en la lengua oficial valenciana (“jo jur / jure”) y pronunciaban churro. Esta afirmación queda reflejada en documentos encontrados del Castillo de la villa de Alpuente.
  • Otra posibilidad es que churro se originara primero como adjetivo peyorativo referido al habla castellano-aragonesa del interior de la Comunidad Valenciana y finalmente como calificativo de estas personas. En valenciano popular y en el castellano de castilla, así como en otras variantes de España, es frecuente el uso de churro para referirse a una cosa mal hecha (menudo “churro”), además de como una forma de hablar mezclada (aragonés, valenciano y castellano).
  • Pero de todas ellas y la más sólida es la opinión de Don Vicente Llatas Burgos, cuando afirma que en tiempos de los moriscos, a los naturales de la comarca de los Serranos se les llamaba “churri”, voz que deriva de “tzurios”. “Tzuria” en vasco equivale a “blanco” y el río Turia en la comarca de la Serranía y el Rincón de Ademuz se ha llamado tradicionalmente Blanco. Así pues, el nombre de churro se ha asignado únicamente al castellano-hablante de las comarcas valenciano-parlantes lindantes con la Serranía y que como anteriormente os he dicho, han adoptado una lengua llamada “churra”. No tiene tal consideración otras comarcas que lindan y donde se les refiere con el nombre de “castellans”, no conociendo los valenciano-hablantes este significado de la palabra “churro” en comarcas como la Vall d’Albaida o l’Alcoià. Como curiosidad cabe decir que en el habla churra de la Serranía, un churro es una planta.
  • Existe también una que queda reflejada en “El llibre dels Fets”, donde durante generaciones se ha dicho que cuando pasó el Rey Don Jaime I por ALCUBLAS, le dijeron que no entrara por Lliria porque le esperaban los moros y Jaume I les hizo jurar si eso era verdad. Dado que no sabían pronunciar “chure” y decían “CHURO”, en aquella comarca, de hay la denominación de CHUROS…(Dicha afirmación proviene de gente de aquella comarca).

 

  • Una más, y la última a sumar, es la despectiva que hace referencia a personas sin cultura. Esto se debe a la utilización del tren como medio de transporte, desde Valencia, para subir y bajar ovejas de raza churra a los prados estivales de Aragón, lo que generalizó el uso de la palabra churro como de procedencia aragonesa.

Así pues, como conclusión acertada e hipótesis, podéis afirmar sin caer en el error que si alguna vez os llaman “churros”, no os lo toméis a mal y decidles simplemente que no sois del Alto Mijares, Alto Palancia, Los Serranos o Serranía del Turia, Rincón de Ademuz o de la Hoya de Buñol, y que en realidad llamar “churro” a alguien es , por decirlo de alguna manera, para situar su procedencia de la cual, si es de por allí, se debe muy estar orgulloso y que en todo caso se trata de una lengua absorbida por el castellano donde pervive una base aragonesa importante junto al valenciano.

 

Fuentes: lenguachurra.blogspot.com.esXurros, els valencians del riu blanc y de importante lectura las primeras páginas del documento de Romanistik.

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest