A las afueras de la Pobla de Benifassà (Castellón), en plena montaña dentro del Parque Natural de la Tinença de Benifassà, se encuentra un curioso jardín de esculturas en plena naturaleza creado por Peter Buch. Un bello espacio, llamado el Jardín de Peter, que hará las delicias a todo aquel que lo recorra, sin duda alguna, por ser un emplazamiento único en la Comunidad Valenciana.

Allí, el visitante puede experimentar la sensación de visitar mundo fantástico, un atípico jardín de esculturas sumamente cuidado gracias a la dedicación de este alemán nacido en 1938, quien estudió pintura en la Academia de Bellas Artes de Stuttgart. A lo gargo de su vida laboral vivió y trabajó en París, así como también lo ha hecho en nuestro país, en Formentera, durante muchas décadas. Ahora, desde su jubilación, vive en la Pobla de Benifassà, donde se compró ya una casa en 1986. Allí trabaja incansablemente en su jardín, iniciado desde 1991, al que mima como si fuera su hijo.


Con sus manos, y dedicándole mucho amor y esfuerzo, Peter ha creado con cemento y azulejos este mundo imaginario integrado en la montaña, un enorme jardín de arte en plena naturaleza lleno de figuras, criaturas y seres imaginarios que, unidos a las casitas construidas a las que puedes entrar, se convierte en un espacio de obligada visita si pasas muy cerca de él.

Para su construcción se inspiró, entre otros, en los jardines de Niki de Saint-Phalle (Italia), el Parc Güell de Gaudí (Barcelona), de cartero Cheval (le palais ideal) y Picassiette (Francia), que bien podría decirse que se parece al Giardino dei Tarocchi, un parque artístico situado en la localidad de Garavicchio, cerca de Pescia Fiorentina (Italia). Su modo de expresion artistica se puede atribuir al movimiento “Art Brut” y se muestra con sus pinturas y sus obras de maderas recortada, como en sus esculturas pintadas hechas con madera o con cemento.

El jardín de las esculturas se puede visitar durante todo el año, en horario de 11:00 a 19:30 horas, aunque tras hablar con su propietario, nos comenta que dado que es posible que haya días que esté cerrado. Dado que es una iniciativa privada en la que trabaja incansablemente este hombre, es mejor llamar a su número de teléfono 650 794 870 e informarse si el jardín está abierto por si lo vas a visitar próximamente -como nosotros vamos a hacer-, pudiendo acordar así una cita dentro de un posible horario de apertura.

El jardín de esculturas es mantenido gracias a la iniciativa privada de Peter Buch, su creador, y no recibe subsidios ni fondos públicos. Para su mantenimiento, Peter acepta el pago/donación de 2,5€ por persona, como mínimo, para poder visitarlo, aunque también accederá a recibir donaciones mayores a la entrada, por lo que eres libre de darle más dinero si así lo consideras oportuno. Podéis ver a continuación diversas fotos del jardín, o ver muchas más en https://www.petersgarden.org/.

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Jardín de Peter, foto de Peter Buch

Para llegar al jardín, Peter nos indica que hay que girar por un camino de cemento que está indicado como “jardín de Peter” a las afueras de la población, hasta subir a la montaña del parque natural. Para que os aclaréis mejor, podéis ver el mapa indicado de Google Maps que os dejamos a continuación.

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest