En el pequeño núcleo de población de Mareny de Sant Llorenç, que pertenece a Cullera -atravesado por la carretera CV-502 y a pocos minutos de la localidad cullerense-, se encuentra el templo de los golosos con productos dulces y salados de tamaño gigante: La Beata Inés, un horno-bollería-pastelería con más de 30 años de historia de obligada visita para todo aquel que cruce por la avinguda Nazaret-Oliva, lugar donde está situado.

Lo regentan Ramón y Noemi, además de Moisés y Ramón, todos ellos familiares, por no hablar de que allí, en este horno, trabajan muchas más personas –sobre todo en los meses de verano, por ser lugar cercano a la playa-. Debe su nombre por la devoción a la Beata Santa Inés -una religiosa agustina descalza nacida en la villa de Benigánim-, siendo bautizado el horno gracias a la madre de la familia.


Pero no solo es parada obligatoria por si estás de paso o de camino a la playa, ya que los hay que viajan expresamente hasta este rincón para poder degustar productos gigantes únicos, aquellos que solo se pueden ver en este horno-pastelería. Quizás la única pega del lugar es que en ocasiones, algún día que otro –fines de semana o en verano sobre todo- puede estar masificado, y suelen haber colas para entrar por mencionada carretera al paso del horno.

Pero aun así, es para muchos el lugar perfecto, sin duda alguna, para disfrutar del dulce y del salado en tamaño XXL, tanto para almorzar, como para comer, merendar o cenar. Un horno tradicional familiar muy reconocido en la zona, con gran variedad de género y artículos originales, muchos de ellos de grandes dimensiones.

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

Quiché de La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

Sus grandes vitrinas están llenas de pasteles y productos de todo tipo -tanto gigantes como tamaño normal-, donde podemos ver desde cruasanes o muffins gigantes, coca de nueces y pasas, ensaimadas, panquemado, pastissets de moniato, cristines, fartons normales y rellenos, magdalenas y donuts gigantes rellenos, empanadillas o toda clase de pastas caseras tradicionales y no tan tradicionales, todas ellas dispuestas a complacer a cualquier paladar. También podemos encontrar pizzas gigantes, bocadillos, horchata o incluso pan del día, como cualquier buen horno que se precie.

El pasado 1 de diciembre de 2017 estrenaron nueva renovación del local tras una profunda reforma, sin perder la tradición de elaboración de sus exquisitos productos artesanos.

Calidad y precios competitivos en un gran surtido de pasteles que cuenta con un gran equipo humano. Si queréis disfrutar de la visita con calma, justo enfrente del horno disponen de un merendero con mesas y banquitos para comer allí, con máquinas expendedoras de bebida, junto a un parking habilitado, todo ello para facilitar que la visita sea más placentera y no tengáis problemas para aparcar. La idea de este merendero nació gracias a unos chicos que practicaban kitesurf y visitaron el honor. Estos les pidieron cajones de manzanas para poder sentarse en el lugar donde hoy está el chiringuito actual para así disfrutar, con calma, de los productos de La Beata Inés. Con el tiempo, tal y como nos cuentan en topvalencia.net, el lugar se fue acondicionando para crear el espacio que hoy puede verse.

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

La Beata Inés. Foto valenciabonita.es

El horario lo podéis encontrar a continuación, en la siguiente imagen. Por cierto, para encargos o consultas, y no quedaros con las ganas de llevaros algo en especial por si vais a posta, es aconsejable llamar al 961 76 07 26.

Horario La Beata Inés, Mareny de Sant Llorenç

 

 

 

 

 

Pin It on Pinterest