Valencia cuenta con una nueva obra de arte urbano más a sumar, en este caso una pintura mural exterior. Para muchos de nosotros, que un negocio invierta en cubrir las paredes de su fachada, es de agradecer, ya que es una forma de embellecer la ciudad el llenar las paredes de arte (y de gran calidad). 

Tras nuestra visita a una tienda de pinturas ubicada en el número 42 de la avenida del Doctor Peset Aleixandre, en Valencia, podemos certificar que el mural es una auténtica preciosidad, a punto de terminarse.


Cabe decir que la fachada de la tienda ya estaba decorada con otra pintura mural, aunque algo deteriorada, todo hay que decirlo. La anterior fue realizada por un artista argentino y fue pintada hace 20 años. Es por eso que la tienda encargó una nueva decoración a un gran artista muralista que lleva desde desde 1995 realizando encargos pictóricos, grandes murales y restaurando patrimonio.

Hablamos de José Antonio Espinar, de www.espinarmuralismo.com, quien tuvo incluso que pedir autorización al Arzobispado para reproducir dichas pinturas y que con su obra ha conseguido captar la atención por completo del caminante al pasar por la tienda. De esto nos percatamos en nuestro rato que pudimos hablar con él y fotografiar su obra, casi acabada, donde pudimos comprobar cómo decenas de personas se detenían para curiosear, admirar el gran trabajo realizado o, incluso, realizar alguna fotografía o selfi. 

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

mural de arte urbano de Valencia inspirado en la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo

El muralista Toni Espinar también tiene una gran obra de arte urbano en Valencia. Hablamos del mural de 37 metros de largo por 8 metros de alto situado en la plaza de la Bocha, una auténtica obra de arte que se extiende a lo largo de toda la fachada trasera del Convento de la Encarnación. Fue realizado en dos fines de semana por el propio Toni Espinar junto con la ayuda de artistas urbanos de primera línea como Dyox, Deih, Xelon, End, Barbara, Pica y Pichi&Avo.

El mural está inspirado en algunos elementos de los frescos de la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo, un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, en frente del pons Aelius, a poca distancia de la Ciudad del Vaticano.

Frescos de la Sala Paulina del Castillo de Sant’Angelo. Fuente: www.enroma.com

La decoración de la Sala Paulina, tal y como puede leerse en sobreitalia.com, fue encargada en 1534 por el papa Pablo III a Perin del Vaga, donde trabajó de manera conjunta con un grupo de artistas convocados hasta el año 1549. Toda la sala, impresionante, sin duda alguna, es una obra maestra de la pintura manierista, un movimiento que se inició en Italia alrededor de 1530 y que ya se intuía en las últimas obras de Miguel Ángel y Rafael. El programa iconográfico de la Sala Paulina estuvo a cargo del erudito Buonaccorsi, quien escogió (según las preferencias del encargo) representar escenas relacionadas con Alejandro Magno, el emperador Adriano y el arcángel San Miguel.

 

 

 

Pin It on Pinterest