• Para este 2018, se recupera Piscina Valencia y Palau Alameda (antiguo Alameda Palace) en carrer de l’Arquitecte Mora nº2 con Alameda nº32, que contará este último con un restaurante panorámico en una terraza (con bar de tapas); un gran salón de fiestas para todo tipo de eventos; y un ‘hub’ o discoteca urbana para disfrutar de un afterwork, un tardeo de fin de semana o de sesiones nocturnas de jueves, viernes y sábados.

ASÍ SERÁ LA NUEVA PISCINA VALENCIA:

La piscina cubierta más antigua de la ciudad, abierta en 1963y que cerró en julio de 2014 debido a los problemas financieros del anterior concesionario- volverá a cobrar vida en el último trimestre de 2018 gracias a nueva reconversión y, sobre todo, una gran inversión, tras años de abandono.

La decisión se tomó, finalmente, el pasado mes de octubre de 2016, donde se adjudicaron las obras y la concesión, tras dos recursos y 20 meses de tramitación, a la empresa Demmero Group 21 S.L. por un periodo de 45 años y una inversión estimada en 12,7 millones de euros (IVA incluido). Esta empresa, que gestiona también los polideportivos de Alfafar y la Patacona, pertenece a la familia Roig, donde para la gestión de la nueva etapa de Piscina Valencia se ha nombrado como administrador único a Jesús Ferrer Pastor, marido de Hortensia Roig, hija del empresario Juan Roig y Hortensia Herrero.

Para la nueva concesión, el Consistorio estableció en el mandato anterior que los dos primeros años no se pague canon, todo ello con el propósito de ayudar en la amortización de la inversión, donde 2,4 millones (IVA incluido) se reserva para el equipamiento de las instalaciones.



Las nuevas instalaciones contarán con dos piscinas en la planta baja, una de 25 metros de longitud y otra de enseñanza –la profundidad de las piscinas será menor de la que antiguamente se conocía, además de eliminarse el trampolín-, un balneario con duchas termales, spa de 190 metros cuadrados, sauna, baño turco, solárium y distintos espacios de agua, además de una planta semisótano de unos 200 metros cuadrados.

EN CUANTO AL EDIFICIO ANEXO, QUE FUE LA SALA DE FIESTAS:

  • El nuevo Alameda Palace, el edificio que fue sala de fiestas y que ahora será bautizado como Palau Alameda, contará con tres espacios diferenciados: un restaurante convertido en una terraza con dos espacios diferenciados, uno de ellos un bar de tapas actual; un gran salón de fiestas perfecto para todo tipo de eventos –desde bodas, fiestas, eventos corporativos, encuentros, presentaciones, conciertos o dinner-shows a cargo de Yllana-; y un ‘hub’ o discoteca urbana para disfrutar de un afterwork, un tardeo de fin de semana o de sesiones nocturnas de jueves, viernes y sábados.

La empresa Music Resort S.L., ganadora del concurso público de septiembre de 2015 para reconvertir la vieja sala de fiestas de la antigua Piscina Valencia, llamada Alameda Palace -un inmueble municipal cerrado desde hace años por los impagos de la anterior concesionaria- pidió licencia de obras en diciembre de 2015 tras la presentación del proyecto definitivo. A cambio, el consistorio recibirá anualmente un canon de 160.000 euros anuales más IVA hasta 2035 por el arrendamiento desde la adjudicación del permiso de obras.

Para este nuevo proyecto de Palau Alameda, se ha contado con la imaginación del diseño e interiorismo del estudio Parolio, quien ha recuperado este espacio, ahora vivo de nuevo, inspirándose en los parques y jardines, así como en su fauna -pájaros e insectos van desde los bajos hasta su terraza-.

El jardín se adentra en el Palau, en sus tres alturas. Desde la tierra con toda una vida de insectos -elemento decorativo imponente en Azza-, las plantas que se contornean y muestran su intensa tonalidad de verdes en La Sala, hasta el universo colorista y mágico de pájaros en el inmenso cielo abierto de Àtic.

 

Palau Alameda

Serán en total 2700 metros cuadrados de nostalgia bien entendida para recuperar un emblema cultural. Parolio, responsable de su nueva imagen, ha diseñado espacios coherentes entre sí y con su historia. Un palacio para el mejor ocio gastronómico divido en tres pequeños palacios más: Àtic, un restaurante panorámico; La Sala, el gran espacio para eventos; y Azza, la “grand boîte” del siglo XXI con un toque ‘canalla’.

Palau Alameda Valencia. Imagen de Music Resort que puede verse en la web de Palau Alameda y en el artículo de Valencia Plaza

“Palau Alameda quiere convertirse en el punto de encuentro para los valencianos. Somos conscientes de lo que ha sido como punto de referencia y, desde el respeto, creemos que debe volver a serlo con un proyecto del siglo XXI”, palabras de Pepe Fernandez, director de Palau Alameda.

ALAMEDA LA SALA: UN ICONO REVITALIZADO PARA RECUPERAR EL ESPACIO DEL EMBLEMÁTICO ALAMEDA PALACE

Una historia que renace para recuperar el emblemático Alameda Palace, aquel salón de eventos y bodas, de 7 metros de altura, que ha sido conocido durante más de 40 años por todos los valencianos. Ahora, bajo el nombre de La Sala, será un lugar refinado que acogerá y respetará la memoria de la ciudad mientras se ve inyectado de una (gran) dosis de emoción.

Esta nueva y contemporánea atmósfera es el marco perfecto para todo tipo de eventos. Todo cabe, desde bodas, fiestas, eventos corporativos, encuentros, presentaciones, conciertos…

La Sala será un lugar donde los recuerdos enteros de una ciudad se mezclen con la gastronomía en un espacio reconvertido para ofrecer, además de todo lo mencionado, una nueva apuesta: los dinner-shows a cargo de Yllana, una compañía valenciana de teatro de humor gestual que nace en 1991, aunque en la actualidad, ha diversificado su actividad, ofreciendo distintas prestaciones en el mundo de las artes escénicas y el audiovisual.

ÀTIC ALAMEDA: UN RESTAURANTE PANORÁMICO SITUADO EN UNA TERRAZA PARA VIVIR 2 EXPERIENCIAS, ÀTIC BAR Y ÀTIC RESTÓ

Imagen de lo que será Àtic Alameda, cedida por Music Resort a Valencia Plaza

El chef Nicolás Román, responsable de algunos de los restaurantes de Florida Retiro, propone a los comensales varios universos degustativos con producto valenciano, vinculados entre ellos pero con diferencias sutiles, donde el comensal podrá observar mobiliario, textiles y cerámicas valencianas.

Fresco, joven y con carácter. Así es Àtic Bar, un bar de tapas con una propuesta más casual y actual, en la que el visitante disfrutará de una oferta gastronómica desenfadada y muy interactiva.

Àtic Restó es la sorpresa gourmet, un espacio en el que se armonizan vanguardia y tradición y dónde el producto, la técnica y la cocina de mercado serán los reyes. Una carta honesta y de calidad pero atrevida.

AZZA VALENCIA: EL NUEVO ‘PLACE TO BE’ DE LA CIUDAD, UNA SALA DE FIESTAS DE PEQUEÑO FORMATO

Ha nacido un nuevo club personal y exclusivo en València. Palau Alameda propone algo diferente, con propia personalidad.

Azza, una boîte que parece recuperada del Nueva York de los años 50 con efecto WOW incorporado. El Greenwich Village neoyorquino se asienta en la Alameda. Será un espacio de discoteca de pequeño formato con capacidad para 300 personas, perfecto para el afterwork o el tardeo del fin de semana.

Azza será ‘hub’ urbano y cosmopolita capaz de aunar la mejor música, la coctelería premium, lo gastro y el baile. Experiencias de altura que conectarán la oferta gastronómica de los jueves, viernes y sábados, donde sonarán hits electrónicos y populares o donde se celebrarán fiestas temáticas con música de otros tiempos.

Pin It on Pinterest