Verano de 2015. En el Valle de Guadalest, en Alicante, nacía el primer hotel paisaje de España: VIVOOD. El hotel nació gracias a la idea de un estudio científico desarrollado por el arquitecto Daniel Mayo, quien junto con sus compañeros de profesión, tras ganar en 2013 el concurso nacional de investigación científica en el área de arquitectura de Lanzadera con su proyecto de viviendas desmontables, dieron un paso más allá de llevar el concepto de casas desmontables para emprender, y convertir la idea, en un complejo hotelero integrado en la naturaleza. Y todo fue gracias al programa para emprendedores de Juan Roig, el presidente de Mercadona, que aportó la suma de 1,2 millones de euros para llevar a cabo el complejo de suites portátiles instaladas en los 84.000 metros cuadrados que ocupa VIVOOD en el valle de Guadalest.

VIVOOD Landscape Hotel es una evasión para el viajero que busca vivir nuevas sensaciones, calma y exclusividad. Pasear por las sendas del valle, respirar el reconfortante aire puro y disfrutar el contacto con la naturaleza, son algunas de las cosas que disfrutarás en el primer hotel paisaje de España basado en la ecología, sostenibilidad y la vida sana con todo lujo de comodidades.


VIVOOD es un hotel situado en medio de la montaña sólo para adultos, sin niños, donde se puede desconectar de la ajetreada vida diaria y reencontrarse consigo mismo gracias a sus vistas espectaculares por estar integrado plenamente en el paisaje. Disponen de 25 suites, desplegadas sobre el barranco y elevadas sobre el suelo, divididas en tres categorías (21 Estándar, 2 Pool y 2 Premium), en forma de cubos integrados en la naturaleza, y diseñadas para conectar con la naturaleza y concebidas para disfrutar de todas las comodidades en un entorno de paz, calma y bienestar. 

Las Pool Suites y Premium Pool Suite disponen de terrazas privadas con jacuzzi privado climatizado al aire libre y tumbonas, lo que hará que la estancia sea única. 

Vivood

Vivood

Vivood

Además, también hay una piscina de uso común con unas vistas espectaculares. 

Piscina de VIVOOD

Vivood fue elegido en 2016 el mejor hotel en la naturaleza de Europa, premio concedido por la prestigiosa revista alemana ‘GEO Saison’, superando a establecimientos de otros 18 países europeos.

Vivood basa su proyecto en las cinco E:

  • Entorno: entre las sierras de Aitana y de la Serrella, con los pueblos de Benimantell, Beniardá y Benifato visibles desde todas las habitaciones.
  • Encanto: porque en su propuesta hay sensibilidad y compromiso.
  • Emoción: porque el factor wow ya lo produce el abismo.
  • Exclusividad: el silencio de sus cajas habitables y los aromas de este jardín casi vertical.
  • Ecología: todo lo que se extrae se devuelve a la naturaleza, incluidas las emociones a la hora de retornar a la vida cotidiana.

Es, sin duda alguna, un alojamiento único en la Comunitat Valenciana, integrado perfectamente en el medio ambiente. Destaca la piscina privada redonda con jacuzzi climatizado en plena naturaleza y terraza privada con 2 tumbonas, mesita y sombrilla, en muchas de sus habitaciones. 

Las habitaciones tienen un aire minimalista pero llenas de detalles, muy cómodas y presididas por un ventanal, al igual que la ducha, que os hará sentiros en medio del bosque, donde se puede ver el paisaje desde los pies de la cama. Una pasada.

 

Comentario de una visitante al hotel vertido en TripAdvisor

VIVOOD Hotel está situado en el corazón del Valle de Guadalest (Alicante), a 20 minutos de la costa y a 50 minutos de Alicante, en la localidad de Benimantell, enclavado en un entorno natural privilegiado, donde se detiene el tiempo, y en un paisaje que combina el bosque con un concepto nuevo hotelero. 

Por supuesto no falta la experiencia gastronómica de su restaurante y lounge bar con terraza panorámica, lugar donde disfrutar de un excelente almuerzo, cena o tomar un aperitivo con espectaculares vistas a la naturaleza. El espacio gastro está abierto todos los días de la semana al público, seas o no huésped del hotel, bajo reserva previa llamando 966 31 85 85.

“…Al anochecer salimos de nuestra habitación, y los caminos, que discurren por la ladera y el hotel, se iluminan con cientos de luces. La montaña brilla a la luz de la luna y en el cielo hay miles de estrellas. Es impresionante.”

Monique Rivalland. The Times Newspaper.

En definitiva, una escapada única para disfrutar de una experiencia inolvidable en la que existen ofertas para disfrutar de cualquiera de sus habitaciones particulares. Por cierto, de obligada visita es El Castell de Guadalest, uno de los pueblos más bonitos del mundo, así está certificado, y que es el que más museos por habitante tiene de España, sin olvidarnos de poblaciones tan bonitas como Benimantell o el entorno de les Fonts d´Algar.

 

 

 

Pin It on Pinterest