Desde hace unos cuantos años, una discoteca de Valencia llamada Piccadilly Downtown Club, ubicada en carrer dels Tomasos nº14, cuenta con una particular sala, de las tres que tiene, donde la gente baila en silencio al ritmo de la música que oye a través de unos cascos inalámbricos con diversos colores.

Esta curiosa iniciativa de hacer sesiones silenciosas en una de sus pistas de baile (la sala Silent Room, la protagonista de nuestro artículo ubicada en la parte superior), surgió tras una denuncia de los vecinos de la zona por el ruido ocasionado por la ambientación musical. Aquello trajo como consecuencia la apertura de un expediente con una multa y precintado, durante un tiempo, del sonido de la sala por parte de la Policía Local de Valencia.


La idea, con el paso del tiempo, fue ganando adeptos y en junio de 2016, Piccadilly Downtown Club, la discoteca ubicada en el barrio de Ruzafa, recibió el premio de innovación y calidad de la Federación Empresarial de Hostelería de Valencia gracias a su Silent Disco.

Silent Room se trata de una sala en silencio en la que los clientes utilizan unos auriculares para escuchar y disfrutar de la música que pinchan los dj’s del local, en lugar de los habituales altavoces de cualquier discoteca. Esta original propuesta de Piccadilly por un ocio nocturno diferente, se realiza para una mejor conciliación de la actividad empresarial con el descanso de los vecinos.

El modo de funcionamiento de la sala silenciosa es que a la entrada de la ésta, que carece de música ambiental, se entregan unos cascos inalámbricos. A través de ellos se puede regular el volumen, desconectar por completo el sonido para hablar con alguien que tengamos al lado o cambiar la música a cualquiera de los tres canales que emiten sesiones a la vez, donde cada tipo de música está identificada con un color: verde, azul o roja, siendo esta última la que se escucha en la pista del sótano.

No es de extrañar, en más de una ocasión, que quien desconozca esta curiosa sala o no lleve cascos a su entrada, o cuando se los quite, pueda ver cantar o tararear a la gente las canciones que están sonando, ofreciendo al asistente una curiosa imagen colorida que gusta a todo el que prueba esta experiencia de ocio respetuoso.

En la actualidad de la noche valenciana, Piccadilly Downtown Club se ha convertido en un modelo de ocio nocturno innovador y de calidad en Valencia gracias su “Silent Room”, donde cada fin de semana su pista silenciosa se llena de asiduos y curiosos para disfrutar de una noche diferente en Valencia.

Silent Room en Piccadilly Downtown Club

SOBRE PICADILLY DOWNTOWN CLUB:

Con sus tres espacios (Circus, Silent Room y Tropical Room) Piccadilly Downtown Club es el club más gamberro, el más divertido, el que más mola, el que todo el mundo conoce y muchos desean conocer, situado en pleno corazón del barrio de moda de la ciudad: Ruzafa.

El público es variado y excepcional, suele tener diversidad en su programación, temáticas y estilo musical (éxitos de los 90, techno 80 del bailable, petardeo, rock, pop, indie ..todo ello bien mezclado y agitado con fuerza) y es club de referencia para todos los valencianos desde hace más de 10 años.

Está abierto de miércoles a sábado de 01:00h a 07:30h y la entrada es sólo para mayores de 21 años de edad, aunque la discoteca se reserva el derecho de admisión.

 

 

 

Pin It on Pinterest