La Concejalía de Gestión de Residuos Sólidos quiere concienciar a la población sobre la necesidad de colaborar en mantener una ciudad limpia. Así, el Ayuntamiento ha puesto en marcha una nueva campaña divulgativa con el lema ‘La revolución de la limpieza’, que desde este fin de semana se puede ver en 80 mupis de la ciudad. Además, la campaña contará con 7.000 carteles A3 que se distribuirán en diferentes espacios y material audiovisual.

“Una Valencia limpia no es la que más limpia, sino la que menos ensucia”, ha expuesto la concejala de Gestión de Residuos Sólidos, Pilar Soriano, en la presentación de esta campaña, que busca “optimizar los recursos” y que quiere implicar y concienciar a la ciudadanía. “Si cada persona colabora, obtendremos esa revolución. Un mundo mejor es aquel en el que los recursos se pueden optimizar mejor”.


Además del circuito de 80 mupis con cuatro carteles diferentes, que se ha empezado a instalar este fin de semana, la campaña contará con cinco mupis sénior y de dos columnas. La campaña de publicidad institucional se distribuirá por 28 medios de comunicación a partir del próximo 18 de noviembre.

La concejala ha aprovechado la rueda de prensa para hacer un balance de los dos años del Govern de la Nau en materia de limpieza, en los que “se ha hecho un esfuerzo por aumentar el presupuesto”, al pasar de los 36 a los 45 euros por habitante y año, lo que supone un incremento del 20 %. En 2016 se recogieron 315 millones de kilogramos de residuos en la ciudad y este año se sigue un ritmo un 3 % superior. También este año hay una reducción de entre un 15 y un 25 % de las quejas de la ciudadanía recibidas a través de la web, el correo, el teléfono 010 o el registro de entrada.

Uno de los carteles de la campaña “neteja”

Todo esto ha supuesto, según ha explicado Soriano, un aumento de la satisfacción en materia de limpieza. “Valencia es del reducido grupo de ciudades, de las 30 más pobladas, donde mejora la satisfacción de limpieza, un 15,4 % en los últimos dos años”. Además, se ha reducido la densidad de residuos en la calle en los últimos dos años entre un 15 y un 20 %, y desde la inclusión de las papeleras para los excrementos de perros, se han reducido los excrementos en la calle entre un 30 y un 40 %. En cuanto a los voluminosos, de enero a septiembre de este año se han recogido 7,5 millones de kilogramos, un 17,5 % más que el año pasado.

“Hay un compromiso firme y un trabajo permanente para mejorar los resultados de la ciudad en lo referente a su limpieza —ha expuesto Soriano—. Desde hace dos años los resultados no han dejado de mejorar, lo cual refuerza la ambición del Gobierno de Joan Ribó para seguir mejorando este aspecto importante para la ciudad. Son datos buenos que no permiten la autocomplacencia ni la satisfacción, sino que refuerzan el esfuerzo y el compromiso para seguir mejorando”.

EN 2016 YA HUBO OTRA CAMPAÑA QUE NO HA CALADO EN LA CIUDADANÍA:

El Ayuntamiento de Valencia ya puso en marcha, en septiembre de 2016, una campaña de sensibilización sobre la importancia de mantener limpia la ciudad, apelando al sentido del humor de la ciudadanía y a su responsabilidad en conseguir unas calles y unos jardines limpios con la colaboración del dibujante valenciano Ortifus.

Una ciudad está más limpia no solo cuando se limpian más sus calles, sino sobre todo cuando se ensucian menos”. Bajo esta premisa, el Ayuntamiento puso en marcha la campaña “Valencia-neta” en 2016, dirigida a los vecinos y las vecinas, para conseguir su implicación en hacer de nuestra ciudad una urbe libre de suciedad.

Uno de los carteles de Ortifus.

Uno de los carteles de Ortifus de la campaña en 2016.

Se trataba de una serie de carteles y animaciones que, desde una óptica humorística y cercana, lanzaban un mensaje de reflexión sobre la limpieza urbana como algo que es responsabilidad común de todos y todas.

Por entonces, Ribó recordó que a su llegada a la Alcaldía impulsó un plan de choque en limpieza por un importe de un millón de euros, y que en los presupuestos del año 2016 se incrementaron las partidas para este concepto en 2,4 millones. 

Por entonces, se editaron 60.000 carteles (20.000 de cada uno de los tres modelos), 200.000 dípticos explicativos y 200.000 tarjetas, distribuyéndose en un circuito de mobiliario urbano (75 mupis, 2 columnas y 5 seniors), plasmándose también la campaña en los autobuses de la EMT, con animaciones en el canal Bussi y carteles en las marquesinas, además de vídeos a través de las distintas redes sociales.

 

 

 

 

Pin It on Pinterest