• El proyecto permitirá poner en valor y dar un uso público a una alquería histórica propiedad del Ayuntamiento de Valencia desde el año 2004. La Alquería del Moro, ubicada en Benicalap, es un edificio residencial de la arquitectura señorial y rural de la huerta valenciana de los siglos XIV, XVI y XVIII.
  • Durante años, desde 2004 (momento en el cual pasa a propiedad del consistorio), tal y como sabemos por las numerosas recomendaciones del Síndic (con 3 recomendaciones abiertas ante su incumplimiento de la Ley de Patrimonio Valenciano), por Círculo por la Defensa y Difusión del Patrimonio Cultural (quien se vio obligada a reabrir el expediente el pasado 31 de agosto y donde el propio Síndic presentó al ayuntamiento el 5 de septiembre), o por las fotos de Antonio Marín Segovia, la alquería ha estado en absoluta dejadez y abandono, hasta tal punto que se han ignorado los últimos requerimientos sin obtener respuesta alguna, vendiéndose la rehabilitación como iniciativa propia (cuando en realidad es una petición de asociaciones y personas por la defensa del patrimonio).

La concejalía de Gobierno Interior, dirigida por Sergi Campillo, ha aprobado en la Junta de Gobierno Local de hoy viernes el proyecto básico de las obras de restauración y rehabilitación de la Alquería del Moro, en el barrio de Benicalap de Valencia. Inmediatamente después de la aprobación del proyecto se empezará la licitación para ejecutar las obras.

“La Alquería del Moro, junto con la de la Torre y el Casino del Americano, constituyen una parte muy importante del patrimonio arquitectónico de Benicalap y de nuestra ciudad. El Gobierno de la Nau tiene un compromiso para recuperarlo y conservarlo después de muchos años de abandono y de diversas reivindicaciones de vecindario y colectivos que exigían una actuación”, ha explicado el concejal de Gobierno Interior, Sergi Campillo.


El presupuesto de la actuación es de 2.096.842,17 euros y el plazo de ejecución de las obras es de 16 meses. La Alquería del Moro es una de las más relevantes de la ciudad. De hecho, está catalogada como Bien de Interés Cultural desde 2004. Se trata de un edificio residencial compendio de la arquitectura señorial y rural de la huerta valenciana de los siglos XIV, XVI y XVIII.

El objetivo de esta intervención municipal es que el edificio muestre la dilatada y accidentada historia contenida entre sus muros y forjados, en los que se señalarán los hitos más significativos de su historia y de su proceso de permanente metamorfosis.

El concejal Campillo ha recordado que previamente su concejalía ya ha realizado distintas intervenciones municipales que han incluido una valoración de emergencia que se basaba fundamentalmente en la rehabilitación de dos muros de tapia valenciana, uno de los cuales requería una reconstrucción total. Además, se remató la parte superior de la fachada principal para evitar que continuara entrando agua. Por otra parte, se ejecutó también una parte del muro de cierre de la parcela con el material recuperado.

Unas actuaciones que contaron con un presupuesto total de 52.391,73 euros y que incluían los estudios murales e históricos mediante un convenio de colaboración con la Universidad Politécnica de València y los análisis de forjados y cerramientos en coordinación con el máster de Conservación del patrimonio Arquitectónico de esa universidad.

Finalmente, Campillo ha añadido que la concejalía de Gobierno Interior, “lleva ya más de medio millón de euros invertidos en el plan integral de mantenimiento de alquerías y otros edificios con interés patrimonial de Valencia”. 

Así mismo, Sandra Gómez ha informado de que el objetivo es poder sacar las obras a licitación antes de que concluya el mes de octubre, para comenzar unos trabajos de rehabilitación y restauración que se prolongarán durante 16 meses. Gómez ha recordado que la intervención en la Alquería del Moro llega después de las actuaciones de conservación y salvaguarda, en algunos casos con carácter de urgencia, en otras construcciones históricas como el Casino del Americano, las alquerías de la calle Olba o la barraca de Rafaelet i Vicentet de Malilla, imprescindibles para recuperar y conservar este valioso patrimonio después de años de abandono y reivindicaciones ciudadanas.

 

 

Pin It on Pinterest