Cada vez es más habitual probar experiencias y aventuras nuevas. Una de ellas son las denominadas vías ferratas, itinerarios tanto verticales como horizontales (flanqueo) equipados con diversos materiales (clavos, grapas, presas, pasamanos, cadenas, puentes colgantes y tirolinas), que permiten el llegar con seguridad a zonas de difícil acceso para senderistas o no habituados a la escalada.

Son, por resumirlo, caminos para facilitar la practica del montañismo mediante una equipación fija instalada en la roca que os permitirá realizar ascensiones de forma segura.


La seguridad en estos casos corre a cargo de un cable de acero instalado en toda la vía y el arnés provisto de un disipador de energía y mosquetones especiales de vía ferrata (marcados con una k) que aseguran en caso de caída.

Una de las más conocidas, para todos aquellos que prueban por primera vez una vía ferrata, es la Vía Ferrata «Fuente Godalla» de Enguera, la que aportamos con la fotografía de portada de navaesport.com, la cual es una de las vías ferratas más hermosas y fáciles, siendo una travesía muy entretenida con algunos desplomes poco aéreos y disfrutones. Posee una Tirolina de 70 m, un rápel de 20 m y un puente con peldaños muy bonito. 

Vía Ferrata «Fuente Godalla» Enguera. Fotografía de navaesport.com

La graduación de vías ferratas está basada en la escala “Hüsler” (fácil, poco difícil, algo difícil, … ) a la que se le ha añadido una letra de la A (fácil) a la E (extremadamente difícil).

Graduación Descripción
A (poco difícil) Dificultad: fácil
Terreno: de horizontal a inclinado, principalmente rocoso y es posible que haya algún paso expuesto
Seguridad: cables, cadenas, grapas y esporádicas escaleras cortas; la mayoría de la progresión se puede hacer sin necesidad de material de seguridad
Condición física: seguridad al andar, recomendado ausencia de vértigo
Material: material de vías ferratas recomendado. Las personas con experiencia en vías ferratas pueden progresar sin material de aseguración.
B (algo difícil) Dificultad: de fácil a algo difícil. Algunas veces, vías ferrata más exigentes físicamente.
Terreno: terreno de roca empinado, con algunos pasos cortos expuestos
Seguridad: cables, cadenas, grapas, clavijas para el pie, escaleras largas; posible progresión sin utilizar el material de aseguramiento pero con dificultades de escalada de hasta 3 (UIAA)
Condición física: como en A. No obstante, es recomendable una mejor condición física y mayor fuerza y resistencia en los brazos y piernas
Material: recomendado material de vía ferrata. También es posible la progresión con cuerda.
C (difícil) Dificultad: la mayor parte difícil y exige buena condición física y fuerza.
Terreno: inclinado a muy inclinado, la mayoría con pasos pequeños, largos o muchos pasajes expuestos
Seguridad: cables, grapas, clavijas para el pie, largas escaleras frecuentes o incluso extraplomadas, las grapas y clavijas pueden también encontrarse lejos entre ellas; en algunos pasos verticales solo un cable para asegurarse; posible progresión sin utilizar el material de aseguramiento pero con dificultades de escalada de hasta 4 (UIAA).
Condición física: buena condición física
Material: como en B, recomendado material de vía ferrata. Recomendable el aseguramiento de inexpertos y niños con cuerda.
D (muy difícil) Dificultad: muy difícil, y con gran exigencia física
Terreno: vertical, a menudo también tramos extraplomados; normalmente expuesto.
Seguridad: cable, grapas y clavijas de pie (a menudo se encuentran muy separadas); en pasos verticales y expuestos frecuentemente solo hay un cable para asegurarse
Condición física: como en C, no obstante, se necesita suficiente fuerza en brazos y manos, ya que pueden haber largos tramos verticales y extraplomados; posible también que haya pequeños tramos de escalada (hasta grado 2) sin seguros.
Material: material de ascensión de ferrata obligatorio, incluso escaladores experimentados deben ir encordados; no apto para principiantes.
E (extremadamente difícil) Dificultad: extremadamente difícil, ya que requieren mucha fuerza y resistencia
Terreno: de vertical a extraplomado; generalmente expuesto; pequeños apoyos.
Seguridad: como D, no obstante normalmente combinada con escalada
Condición física: mucha fuerza en las manos (dedos), brazos y piernas, muy buena condición física, movilidad, puede que en largos tramos recaiga el peso en los brazos.
Material: equipo de ascensión de ferratas obligatorio, escaladores experimentados deben ir encordados especialmente en los tramos de escalada; no apto para principiantes.

En la provincia de Valencia existen dos empresas importantes para la práctica y disfrute de esta modalidad deportiva de escalada. Una es navaesport.com, quien ofrece la posibilidad de realizar la Vía Ferrata en la provincia de Valencia en «Los Fresnos» de Quesa por 40,00€; la Vía Ferrata «Fuente Godalla» de Enguera por 40,00€; o la Vía Ferrata de Tous + barranco seco por 50,00€, obteniendo descuentos para cualquiera de ellas si realizas más de 2 reservas. 

Navaesport cuenta con la particularidad de que sus actividades son aptas a partir de 8 años. En las experiencias se incluye el guía y el material técnico (arnés, casco y cuerdas), donde tan solo deberás de llevar, además de las ganas, ropa cómoda con pantalones largos y botas de montaña, protección solar, agua para hidratarte y algo de comida.

Otra empresa es valenciadventure.com, la cual cuenta con un total de hasta 11 posibilidades para realizar esta práctica en la Comunidad Valenciana. Al igual que Navaesport, proporcionan todo el material individual y colectivo necesario para su realización, arnés, kit ferrata, cuerdas y casco. Tu sólo has de llevar ropa cómoda, botas, guantes de cuero, comida y bebida, ya que debido al largo recorrido de estas vías se suele parar a mitad de cumbre a hacer un refrigerio e hidratarse.

¿Te animas a probar esta experiencia? 🙂

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest