A unos dos metros por debajo del leviatán que marca la separación entre la torre y el pabellón del Consulado del Mar, en la fachada de la Lonja de la Seda de Valencia que da a la plaza del Mercado, se encuentra una extraña inscripción con una cruz en un sillar de nuestro querido Monumento Histórico Artístico Nacional y Patrimonio de la Humanidad. 

Quizá muchos puedan pensar que su significado sea una marca de cantero, pero la realidad es bien distinta. Resulta que después de la Guerra de Sucesión a la Corona Española, un conflicto internacional que duró desde 1701 hasta la firma del tratado de Utrecht en 1713, el edificio de la Lonja fue convertido en cuartel militar y el jardín usado como cocina para la tropa. Fue la época en que el edificio era conocido como “el Principal”, siendo utilizado como tal fue hasta que en 1762 es abandonado por los militares.


Durante este momento de la historia es cuando se producen, por desgracia, notables deterioros, subsanados posteriormente a finales del siglo XIX y principios del XX, momento también cuando se realiza la inscripción protagonista de nuestro artículo. Dado que durante ese tiempo fue edificio militar, lo que podemos observar labrado en la piedra es para recordar una parte de la historia relacionada con la llamada expedición española de Orán de 1732, también conocida como la conquista española de Orán y Mers el-Kebir, una campaña militar llevada a cabo del 15 de junio al 2 de julio de 1732 por el reino de España contra el protectorado otomano de Argel. Tras el éxito, fueron numerosas las ciudades españolas donde se celebró el triunfo militar, Valencia una de ellas, con fiestas y regocios.

La razón para recordar tal victoria con una inscripción en la Lonja quizás era mayor en Valencia, dado que la persona responsable de la preparación de la Expedición española a Orán era el príncipe de Campo Florido, capitán general y gobernador del reino de Valencia. De ahí lo que puede leerse: “se ganó Oran a 9 de julio de. Año 1732”. La cruz, como muchos podrán deducir, no es más que un símbolo cristiano de la Fe que el monarca Felipe V promulgaba.

Fachada de la Lonja donde señalamos el lugar exacto de la inscripción labrada en la piedra. Foto valenciabonita.es

Inscripción labrada en un sillar de la Lonja de la Seda de Valencia. Foto valenciabonita.es

El entonces papa Clemente XII celebró la noticia de la recuperación de Orán dando la enhorabuena de tan feliz conquista al monarca, dirigiéndose a ellos como Majestades Católicas, y exhortando al monarca de continuar en semejantes empresas (Carta de Roma, 2-8-1732).

Cabe mencionar, por último, de que a pesar de que es el 2 de julio cuando la ciudad de Mers el-Kebir se rinde ante las tropas de De La Motte, momento en el que capituló Mazalquivir, y que el 5 de julio un solemne Te Deum se cantó en Orán para conmemorar la victoria, la noticia no llegó a España hasta el día 9, de ahí la inscripción y su explicación de porque no coincide en fecha.

 

 

Fuentes:

  • Presencia de España en Orán, 1509-1792, escrito por Gregorio Sánchez Doncel, pág. 264
  • jdiezarnal.com

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest