A principios de septiembre continuarán las obras del plan de recuperación del conjunto de alquerías de la calle Olba, en Marxalenes. Así, el Ayuntamiento inicia esta segunda intervención en el distrito de la Saïdia, de la que ya realizó el pasado mes de diciembre una primera fase de consolidación.

Para esta segunda fase, la Concejalía de Gobierno Interior cuenta con un presupuesto mayor, de 59.000 euros, y las obras durarán dos meses. La intervención consistirá en el tapado de los huecos existentes en los tejados, mediante la colocación de chapas onduladas en el ámbito del agujero a tapar y en toda la pendiente del tejado.


El concejal Sergi Campillo ha destacado que un tema “muy importante” desde el punto de vista de la imagen será la aplicación de una veladura de cal para la protección de la fachada, después del picado de los elementos que están sueltos y de la eliminación de los elementos impropios. “De esta manera, las alquerías quedarán limpias y visualmente mejorarán de forma muy notable”, ha dicho el concejal.

Además, se colocará una franja de protección de gravas, con tratamiento antiraíces donde no haya acera de protección perimetral. En total, son cuatro las alquerías que forman el conjunto de la calle Olba y que están siendo recuperadas por el Ayuntamiento. Cada una tiene un programa específico de actuaciones atendiendo a sus características especiales.

“La rehabilitación de estas edificaciones ha sido objeto de varias reivindicaciones vecinales desde hace años –ha expuesto Sergi Campillo– y ahora está llevándose a cabo el proyecto de recuperación por el Govern de la Nau, gracias al plan municipal de consolidación y recuperación de alquerías históricas de Valencia”.

La primera fase de la actuación comportó la limpieza del entorno, el desescombro manual, el desmontaje de elementos inestables y los apuntalamientos necesarios. Estos trabajos incluyeron el desmontaje del techo falso de cañizo y el tapado de agujeros para evitar la entrada de palomas en el interior de las alquerías.

Esta primera actuación municipal contó con una inversión de 23.090 euros. El conjunto de las alquerías se sitúa en el barrio de Marxalenes, en el extremo occidental del distrito de la Saïdia, lo forman unas construcciones típicas de los antiguos núcleos campesinos del entorno de la ciudad y su origen data entre los siglos XVII y XIX.

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest