• Actualmente utilizado como sala de exposiciones, el aljibe o cisterna de Quart de Poblet, construido entre los siglos VII y X (la mayoría de fuentes lo datan del siglo VII), fue un recurso arquitectónico para almacenar agua potable y abastecer al municipio. Una verdadera joya patrimonial de las que, por desgracia, existen muy pocas de las mismas características por toda la Comunidad Valenciana. 

Hoy en desuso total para lo que fue construido, la cisterna medieval de Quart de Poblet se ha convertido en un espacio cultural para albergar exposiciones y muestras culturales, aunque, como bien se indica desde el ayuntamiento de la localidad, al presentar cierta limitación de acceso a personas con movilidad reducida, se priorizan otros espacios municipales habilitados para ello.

La cisterna, que se encuentra en la parte más antigua del pueblo, en una pequeña plaza frente a la iglesia, es una obra excavada y actualmente bajo el nivel de la calle. Al exterior solo se encuentra la boca de acceso a la cisterna, cosa que llama totalmente la atención al visitante. Su estructura es igual a la de otras cisternas que se conservan, como la de la vecina población de Aldaya.

Por su importancia y singularidad, fue declarada Bien de Interés Cultural y Monumento Histórico Artístico Local en el año 1981, además de ser inscrita en el Inventario General de Yacimentos Arqueológicos de la Comunidad Valenciana, donde tanto la cisterna como su entorno cuentan con la máxima protección patrimonial.

Esta cisterna fue utilizada antaño para depositar el agua que abastecía a lo largo del año a todos los vecinos del municipio, con una capacidad total de más de 500.000 litros. El depósito estaba revestido con cal, revestimiento que se renovaba, por motivos higiénicos, anualmente en verano. Este aljibe medieval alcanza los siete metros bajo tierra de la plaza de la Iglesia, donde la escalera mide 20,85 m de longitud, de 2 a 2,5 de ancho y 2,7 de luz, y las dimensiones de la cisterna son 15,25 por 6,5 metros, y siete metros de altura.

La edificación tiene dos partes:

  • Por un lado, las escaleras de acceso.
  • Por otro, la cisterna propiamente dicha o depósito, donde se almacenaba el agua. Ésta es una sala rectangular con bóveda de cañón con dos aberturas en la parte superior por las que entraba el agua. En su construcción se utilizó ladrillo de barro cocido para el suelo de la escalera y de la cisterna.

Tanto la escalera como la cisterna están cubiertas por una bóveda de cañón excavada. Para acceder solo hay una entrada, situada a nivel de la calle, por donde se bajaba a la fuente (hoy desaparecida) de la que se cargaba el agua. Hoy en día, en esa pared, hay una abertura, hecha con ladrillo a cara vista, que da paso a la sala de la cisterna propiamente dicha. Esta es una sala rectangular con bóveda de cañón con dos aberturas en la parte superior por las que entraba el agua.

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Cisterna medieval de Quart de Poblet. Fotos http://www.cult.gva.es/

Según los testimonios orales, la cisterna se llenaba con el agua que le llegaba desde el Turia, a través de la acequia de Quart, una vez al año, en el mes de enero cuando el agua estaba más fría, comenzándose el llenado en la noche de luna vieja. Esto bastaba para abastecer a la población durante esos doce meses. Como eran necesarias de 10 a 20 horas para realizar la operación, ésta se prolongaba durante dos noches, desde las once hasta las cuatro de la madrugada.

La cisterna, que fue rehabilitada para abrirla al público y darle un uso cultural, respeta la estructura original y favorece su conservación. Hoy en día dispone de una puerta de acceso que se ha construido en ladrillo macizo con arco de medio punto y se ha colocado una puerta de hierro, donde el interior de la escalera se ha iluminado y la sala de la cisterna realizada con bóveda de cañón excavada se ha revestido y se ha pintado con cal. La sala que alberga las exposiciones también se ha iluminado convenientemente.

Las visitas se realizan bajo demanda y pueden concertarse en:

  • Casa de Cultura, plaza Valldecabres nº19 (46930, Quart de Poblet, Valencia)
  • Telf: 96 154 75 97 o al e-mail: cultura@quartdepoblet.org

 

 

Fuentes:

  • Conselleria de Cultura, Educació i Esport – www.gva.es (sobre la cisterna árabe) – Obra derivada de la disposición relativa sobre el lugar, donde el texto está libre de restricciones conocidas en virtud del derecho de autor de conformidad con lo dispuesto en el artículo 13 de la Ley de Propiedad Intelectual española – BIC con código 46.14.102-002 y registro ministerial R-I-51-0004506 de 1 de junio de 1981. Descripción de I. Aguilar, Inventario de Etnología.
  • http://cultura.quartdepoblet.es/

 

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest