El Pou Clar, ubicado en Ontinyent (Valencia), es un verdadero tesoro y monumento natural. Este paraje fluvial es, sin duda alguna, el más importante del municipio, el cual alberga importantes valores naturales y paisajísticos.

El río Clariano, que nace allí mismo, configura en sus primeros metros un recorrido de pozos excavados por el agua sobre roca calcárea conformando un paisaje bien singular de formas redondeadas y de tranquilas láminas de agua, conformando una piscina natural de bella estampa.

La fuerte vinculación de este paraje con los ontinyentins y ontinyentinas ha hecho que cada pozo tenga un nombre, que de arriba a abajo se llaman “Pou dels Esclaus”, ”Pou Clar”, “Pou Gelat”, “Pou de la Reixa”, “Pou Fosc” y “Pou dels Cavalls”. La buena accesibilidad al lugar os permitirá caminar por su ribera gozando del contraste de los colores de la roca, el agua y las adelfas, y también de un baño revitalizante en verano en las aguas más frescas de la contornada.

Las pozas y remansos del río Clariano, a su paso por esta zona, son todo un espectáculo para los visitantes, quienes podrán disfrutar de las aguas congeladas del río y de zonas para poder saltar al agua gracias trampolines naturales formados por las piedras del lugar, siendo algunos de estos saltos de una altura considerable (solo apto para los más atrevidos).

Pou Clar Ontinyent. Fotografía de València Turisme

Para acceder al lugar:

Si vamos con el vehículo, el Pou Clar está situado a la salida de Ontinyent en dirección a Bocairent, tomando la carretera CV-81, a unos 2 km. del núcleo urbano encontraremos el cruce de la carretera en dirección a Fontanars del Alforins. Justo en este punto hay un aparcamiento de vehículos desde donde se accede al paraje.

Para quienes opten por ir a pie o en bicicleta, se tiene que tomar el camino del Llombo (en la calle con el mismo nombre que hay en la población de Ontinyent). Este camino se atraviesa por la ronda Oeste desde donde continuaremos hasta llegar a la “fàbrica de l’Alba”. En este punto tenéis que desviaros a la derecha hasta encontrar la “senda de l’Alba”, que por el lado de la casa del mismo nombre os llevará al Pou Clar envueltos de algarrobos, pitas y el perfil de barranco. Este recorrido no esta señalizado.

La afluencia en los meses de verano es muy grande, tanto que puede ser odiosa, a pesar de que desde el ayuntamiento se intento frenar el poco civismo, la entrada de vehículos a motor o los “domingueros” que llevan la casa a cuestas y que no recogen sus residuos. Recordad que no se puede acceder con animales en temporada alta y tampoco se puede acceder cristales ni comer (entre las 13 y 16 horas) ni hacer picnic en el lugar. Para ello tenéis el área recreativa cercana de GalindoAlgunas de las normas para acceder al lugar son:

Normas Pou Clar Ontinyent

 

 

Fuentes:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest