Quienes a sus espaldas llevan años suficientes viviendo en la plaza del Rosario de Valencia, así como en los alrededores de esta plaza de El Canyamelar, sabrán que la que en la actualidad es la puerta más alta de Valencia no siempre ha sido así, siendo más bien de reciente construcción, en este siglo.

La historia de este edificio del barrio de El Cabanyal – El Canyamelar, que sufrió un largo abandono durante décadas, comienza en el siglo XIX, aunque más bien podría decirse que poco se parece a lo que hoy se puede ver y que se forja, en realidad, en los años 20 del siglo XX. Nosotros, aún así, vamos a retroceder un poco más en el tiempo, en concreto hasta 1903, momento en el cual el Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Mar adquiere una nueva sede social junto a la iglesia del Rosario, que todavía puede admirarse en la propia plaza del Rosario.

La inauguración, por todo lo alto, ocurrió un 12 de marzo de 1903, donde dicha sociedad musical utilizaba el local para los ensayos y sus reuniones y juntas.

Las Provincias: diario de Valencia, 14 de marzo de 1903 (página 2).

Iglesia del Rosario. A la izquierda, justo al margen de la foto, se ubicaría la sede del Patronato. Foto https://www.facebook.com/amicsdelcanyamelar

No sería, sin embargo, hasta 20 años después cuando se iniciarían los tramites para la compra de la sede donde llevaban dos décadas afincados, cuando el 14 de enero de 1923, la propietaria del local doña Peregrina Querol Campos lo ponía en venta por 55.000 pesetas de la época, convirtiéndose en realidad la compra el 31 de marzo del mismo año, tal y como nos cuentan desde ateneomusicaldelpuerto.net, momento de la historia en el que la sociedad sufre diversos problemas al fundar diversos socios, tras separarse, la Sociedad Musical Unión de Pescadores.

Una vez adquirido el local, cuando pasaron los años, se decidió en juntas demoler el viejo edificio y comprar el solar colindante de “La Palmera” propiedad de la viuda de Vilaplana en febrero de 1928, para construir así una nueva sede social. Cabe mencionar que hubo problemas económicos durante la construcción de El Musical, donde llego a faltar dinero para terminar las obras de El Musical, terminándose definitivamente el 13 de Junio de 1929. Como podemos ver a continuación, la antigua fachada disponía de 3 grandes puertas de acceso al vestíbulo y 3 ventanales en el primer piso, donde todavía no existía la gran puerta que hoy en día puede verse.

Fachada original de El Musical (Fuente: Hemeroteca Municipal de Valencia, extraída de http://ateneomusicaldelpuerto.net/)

La crisis económica por la gran inversión realizada para la construcción de la sede llego a propiciar que la hoy llamada sociedad del Ateneo Musical del Puerto de Valencia tomara medidas extraordinarias para no tener que abandonar el propio local después de tantos años, llegando incluso a tener que alquilar el local social con fines comerciales, momento en el cual el local se convierte en una sala de cine alternándose con el poco tiempo que disponía del local la sociedad para cubrir las deudas (los carnavales eran una de las fechas en las que El Musical estaba a disposición de el Patronato.

A pesar de los esfuerzos económicos, el Patronato Musical de Pueblo Nuevo del Marla Amorós tuvo que abandonar la sede finalmente a finales de 1932 tras la venta en subasta pública de Antonio Amorós, el hipotecario de la Sociedad. El traslado se realizó a una nueva sede, en el primer piso de la calle de la Libertad (hoy llamada calle de la Reina) nº 18, c, donde ya ensayaban desde hace algún tiempo.

Poco tiempo después, en 1933, el Patronato tuvo que disolverse y ser refundado como el Ateneo Musical del Puerto de Valencia. A partir de aquí, el edificio fue convertido en lo que muchos han llegado a conocer como el cine Musical del Cabanyal-Canyamelar, donde desde una vez pasada la Guerra Civil española, el local ha tenido diversos propietarios que lo destinaron como sala de cine hasta que cerró definitivamente los años 70, momento en el cual sufrió un largo abandono hasta que el edificio fue remodelado por el arquitecto Eduardo de Miguel en 2004 a instancia de un proyecto del ayuntamiento de Valencia, momento donde fue añadida una puerta de 11 metros de altura, siendo en la actualidad la más alta de Valencia.

El aforo del Cine Musical, según comentan en foros, era de 1.065 localidades, 675 abajo y 390 arriba en general.

El Teatro el Musical en los años 70. Fotografía de http://valenciadesaparecida.blogspot.com.es/2014/02/antiguo-cine-del-patronato-musical-1970.html#links

LA REFORMA DE 2004 OBTUVO UN PREMIO DE ARQUITECTURA DEL COLEGIO DE ARQUITECTOS DE LA COMUNIDAD VALENCIANA:

El proyecto, obra de Eduardo de Miguel Arbonés, obtuvo un galardón en los premios 2003-2004 del Colegio de Arquitectos de la Comunidad Valenciana (PINCHANDO AQUÍ SE PUEDEN VER LOS DETALLES). Fue promotor de su reforma el Ayuntamiento de Valencia mediante Actuaciones Urbanas de Valencia, (AUMSA); y donde colaboraron los arquitectos Arancha Muñoz Criado, David Zaragaza Aznar, Pablo Fuertes Pérez y Antonio García Blay, donde participo Mariela Apollonio en la fotografía de arquitectura. 

Alzado arquitectónico del Teatre El Musical. Proyecto de Eduardo de Miguel Arbonés

La intervención se realiza sobre las preexistencias del antiguo Ateneo Musical del Puerto situado en el barrio del Cabanyal de Valencia, un inmueble en estado de ruina que ha hecho inviable su conservación. El único elemento que se mantiene es la fachada recayente sobre la plaza del Rosario para preservar el carácter del espacio urbano más emblemático del barrio.

El nuevo edificio está compuesto de un centro cívico, una sala polivalente para música, teatro y espectáculos públicos, con capacidad para 400 espectadores, y un área de servicios. La práctica totalidad del perímetro del solar sobre el que se interviene está configurado por muros medianeros, siendo imposible establecer una relación directa con el exterior.

La característica más acusada de la intervención es la propuesta de un muro de doble hoja que contiene los elementos de circulación y permite introducir luz natural a través de él. La tensión del proyecto se produce entre los espacios de comunicación alojados en el intersticio entre los dos muros y los espacios públicos que ocupan los vacíos creados en el interior. El foyer, espacio de encuentro entre el centro cívico y la sala, está iluminado cenitalmente y tamizado con un velo de listones de madera que se desliza hasta el suelo.

Teatro El Musical. Fotografía cedida por Tono G. Ayora, uno de los autores del libro “Valencia al detalle”.

En la actualidad el teatro es gestionado por la “Regidora de acción cultural del Ayuntamiento de Valencia”, donde ha sido convertido en un centro cultural al servicio del barrio y de sus asociaciones, donde hay talleres y actividades participativas además de albergar teatro y otras artes escénicas. El teatro tiene un aforo de 403 butacas y un escenario que mide 11 x 8 metros y su horario de taquillas es: miércoles, jueves y viernes de 17.00 a 20.00 h. Los sábados y domingos de 17.00 a 22.00 horas.

Ubicado en: Plaza del Rosario, nº3. El Cabanyal – El Canyamelar (Valencia).

Información telefónica y e-mail:

  • 962 085 691 – info@teatreelmusical.es

Fuentes:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest