Cullera es uno de los pueblos más bonitos y con más contraste de la provincia de Valencia. Es uno de los más visitados en época estival, donde las letras de la montaña de Cullera, al más puro estilo hollywoodiense, nos dan la bienvenida a una población con decenas de posibilidades para disfrutar.

Bañada por el Mar Mediterráneo, la historia de esta población se remonta a 25.000 años atrás, tal y como demuestran los restos del Paleolítico superior encontrados en la cueva del volcán, donde la evolución de su toponimia se puede entender gracias a los diversos nombres que ha recibido la población, desde Colla-Aeria (Cumbre alta) durante la época musulmana; o el nombre de “Gujera” que aparece en el Cantar del mio Cid.

Durante la etapa de la Conquista Cristiana de Jaime I, los cristianos intentaron tomar Cullera por la fuerza en el año 1235, no consiguiéndolo y teniendo que esperar a 1240, después a la capitulación de Valencia y mediante un tratado con el valí Zeyyán, en el cual se prometía respetar las posesiones musulmanas en Cullera y Denia durante la toma pacífica de estas, extendiendo así el dominio aragonés.

Uno de los sucesos que más se recuerda de la población es el que se relaciona con el que es llamado el único museo de piratería de la Península. Cuenta una leyenda que, un 25 de mayo de 1550, el pirata Dragut, que era lugarteniente del corsario Barbarroja, atacó por sorpresa la ciudad de Cullera, llevándose un botín importante. Debido a este suceso, la Cullera de entonces quedó despoblada durante décadas por el miedo al regreso de los corsarios.

Gracias a este hecho, en su honor y en memoria a este pirata, se puede visitar un museo distinto y peculiar en la pedanía del Faro de Cullera, al borde de acantilados y con vistas al Mediterráneo: Museo Cueva del Dragut. Cobra especial interés la visita por ser el único museo de piratería de toda la Península Ibérica, ya que en Lanzarote existe uno.

Acercándonos más en el tiempo, la actual Cullera comenzó a labrarse en los años 60, época de pleno apogeo del Seat 600 o del “boom” del pelotazo urbanístico y el turismo de playa que empezó a comerse la huerta, como ha ocurrido en tantos lugares de la costa española. Aquella previsión de muchos, para ganar dinero, pudo costarle bien caro a la población. La especulación urbanística dio paso a la decadencia, donde muchos de los que se dedicaron al sector, o relacionado, de la construcción, se vieron abocados a abandonarlo y buscar otras formas de vida.

Aquella Cullera dejó de ser una población rural y dedicada a la agricultura para dar paso a la Cullera turística y solitaria en época invernal. Una Cullera que despierta el interés de miles de turistas cada año que se acercan a sus playas para disfrutar de todos sus encantos. Es por eso que son muchos los que, cada año, eligen la opción de alquilar apartamentos en Cullera, tanto en primera línea como en diversas localizaciones de la población.

Entre sus encantos podemos encontrar diversas rutas naturales, como las que nos llevarán por los caminos de los arrozales; la que nos conducirá a subir al Castillo, entre otros puntos (Senda de la Lloma); o a conocer el precioso Estany de Cullera, una laguna de transición entre el marjal y el litoral, abierta al mar y de aguas salobres, situada al sur de la desembocadura del Júcar. También desde Wikiloc nos ofrecen diversas rutas de senderismo con contraste playa y montaña.

Su entorno, lleno de miradores, arrozales y el Estany, es un complemento perfecto a sus 11 playas caracterizadas por 15 kilómetros de fina arena. Sus museos, una opción cultural muy interesante, donde destaca el Museo Cueva Dragut y un refugio de la Guerra Civil. Pero sobre todo, lo que más destaca en Cullera es sus opciones de ocio y tiempo libre, donde podréis disfrutar de deportes acuáticos en la zona, vivir el Festival Medusa Sunbeach (que este año invierte un millón para levantar el mayor escenario jamás visto en España), visitar su parque acuático o tomar copas en su ocio nocturno o los chiringuitos de playa habilitados, donde destaca el Aloha Escollera (junto al Medusa y las dos Torres).

No os olvidéis de disfrutar de su gastronomía en sus restaurantes más famosos para completar una experiencia completa en la población. Este verano, sin duda alguna, Cullera es un lugar para disfrutar de tus vacaciones, tanto si lo haces para pasar el día como si decides buscar alojamiento en Cullera para descansar y gozar del verano o desconectar de meses de trabajo.

PINCHA AQUÍ PARA SABER CÓMO LLEGAR A CULLERA EN COCHE, AUTOBÚS, TREN O AVIÓN

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest