En la provincia de Valencia, más concretamente en las poblaciones de Chelva y Simat de la Valldigna, se encuentran las dos únicas mezquitas medievales de la Comunidad Valenciana (o al menos, por así decirlo, dos construcciones donde pueden observarse un pasado musulmán).

Estas joyas, que fueron convertidas en templos cristianos con el tiempo, son el único legado que queda de aquel pasado musulmán del antiguo Reino de Valencia. Dos localizaciones que merecen, sin duda alguna, una visita obligada, no solo por estar ubicadas en dos poblaciones llenas de riqueza histórica, patrimonial y medioambiental, sino por ser las dos únicas localizaciones con estas características.

La de Chelva, hoy llamada Ermita de la Santa Cruz, es la más antigua de ellas. Ubicada en la calle Arrabal nº29 de Chelva, Valencia, fue la antigua mezquita del llamado Arrabal de Benaeça, un poblado de moriscos que desde el año 1370 se establece en esta zona, año en que con toda probabilidad se construiría la primitiva mezquita coincidiendo con la llegada masiva de pobladores musulmanes a este barrio. La fecha, 1370, así como el nombre de “mezquita del Arrabal”, puede observarse en la fachada de entrada, en su parte derecha, donde en su parte izquierda se observa el nombre de la actualidad.

Este edificio continuaría como templo islámico hasta el año 1525, momento en el que Carlos I de España y V del Sacro Imperio Romano Germánico, llamado «el César», decretó el bautismo de todos los moriscos, con lo que la mezquita pasó a ser iglesia consagrada al cristianismo en ese momento, siendo dedicada a la devoción de la Santa Cruz, sirviendo para los servicios religiosos de los recién convertidos.

Con este fin llegó a adquirir cierta importancia, elevándose a parroquia y ampliándose su recinto, hasta que el decreto de expulsión de los moriscos de 1609 despobló completamente la barriada y la pérdida de feligreses convirtió a la antigua iglesia en una más de las numerosas ermitas del término municipal.

Mezquita del Arrabal, hoy ermita de la Santa Cruz. Foto Antonio Marín Segovia – https://www.flickr.com/photos/antoniomarinsegovia/

Mezquita del Arrabal, hoy ermita de la Santa Cruz. Foto Juanjo CM

La antigua mezquita está ubicada en el barrio mudéjar-morisco el Arrabal. En este barrio se asentaron los musulmanes de Benacacira que fueron expulsados por la conquista cristiana y obligados posteriormente a bautizarse, donde se fueron asentando extramuros, configurando un barrio trazado muy quebrado y que se adentra en la huerta de Chelva, también declarada Bien de Interés Cultural. En este barrio, además de la ermita de Sta. Cruz, la llamada antigua mezquita de Benaeça, podremos observar el antiguo ayuntamiento o Consejo de la Villa, en la plaza del Arrabal, donde aún se puede observar un lienzo de la antigua muralla, lugar donde también podemos encontrar, muy cerca, la Ermita de los los Desamparados, del s. XVII.

PINCHA AQUÍ PARA VER LA DESCRIPCIÓN COMPLETA Y MÁS FOTOS DE LA ERMITA DE SANTA CRUZ

Respecto a la ubicada en Simat de la Valldigna, la cual pudimos visitar, la conocida como Mezquita de la Xara o Ermita de Santa Anna, fue construida entorno al siglo XV para dar lugar de oración a los musulmanes que vivían en el valle después de los asentamientos cristianos de la Valldigna. Su ubicación es cercana al Monasterio de Santa María de la Valldigna, a tan solo 400 metros y rodeada de naranjos, en plena huerta, en un lugar magnífico.

La historia de esta mezquita como templo de oración musulmán llegó a su fin cuando en 1525 se aprobó un decreto que obligaba a la conversión de los moriscos al cristianismo, momento en el que los habitantes de La Xara abandonaron la alquería convirtiéndose, poco después, la mezquita en Ermita de Santa Anna tras ser bendecida para el culto cristiano y puesta, posteriormente, bajo la advocación de Santa Ana. A pesar de que en su exterior no aparenta resto alguno de la antigua mezquita, tras las posteriores modificaciones hasta llegar a nuestros días, en su interior podremos ver los restos de la mihrab, entre otros pequeños detalles. Destaca, sobre todo, la escalera de caracol junto al altar, en su parte derecha, donde cabe decir que hasta el inicio de la Guerra Civil española, en 1936, se conservaba por completo ésta misma que era parte de lo que fue el desaparecido minarete de la mezquita, donde hoy, por desgracia, tan solo se ve el arranque de ella.

Mezquita de la Xara o Ermita de Santa Anna (Simat de la Valldigna). Foto valenciabonita.es

Mezquita de la Xara o Ermita de Santa Anna (Simat de la Valldigna). Foto valenciabonita.es

Escalera de caracol del desaparecido minarete. Mezquita de la Xara o Ermita de Santa Anna (Simat de la Valldigna). Foto valenciabonita.es

Mihrab de la antigua mezquita medieval. Mezquita de la Xara o Ermita de Santa Anna (Simat de la Valldigna). Foto valenciabonita.es

PINCHA AQUÍ PARA CONOCER MÁS DETALLES Y FOTOGRAFÍAS DE LA ERMITA DE SANTA ANNA (LA XARA).

Se puede visitar reservando visita guiada llamando al teléfono de la Tourist Info de Simat de la Valldigna, 96 281 09 20, en horario de martes a domingo de 10 a 14h o PINCHANDO AQUÍ. Dada la cercanía del Monasterio, el cual su visita es gratuita, resulta interesante conocer la que es una de las dos únicas mezquitas medievales por tan solo 1€ por persona.

Es un templo de planta rectangular con cuatro pilares que dividen su interior en tres naves. A la izquierda de la puerta existe una escalera de caracol con antigua función de minarete. Hoy en día podemos ver también los arcos del mihrab en el muro de la Quibla que es el elemento más importante de las mezquitas ya que debe señalar la dirección de la Meca. En el exterior podemos encontrar un pozo que hace referencia al antiguo pozo de las abluciones.

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest