El antiguo zoológico de Valencia, que se ha convertido en un bello parque ajardinado gracias a las obras que se están llevando a cabo en el entorno del Museo de Bellas Artes desde hace un tiempo (el que es considerado como la segunda pinacoteca de España), abrirá sus puertas dentro de muy poco. La apertura de los espacios al público se hará próximamente, previsiblemente, a finales de este mes o en mayo. Las actuaciones que se están llevando a cabo sirven para recuperar espacios abandonados, como es el caso del antiguo zoo o calles que estaban en el olvido, además de dignificar el entorno del museo, que necesitaba de una actuación acorde a la que se merece a la espera de una última actuación por parte del Ministerio de Obras Públicas.

Con esta apertura, los valencianos podrán disfrutar próximamente de un nuevo espacio ajardinado en la ciudad para el uso y disfrute, además de que los vecinos de la zona agradecerán tras años y años de quejas por el abandono y molestias causantes, como podían ser insectos y malos olores, causados estos últimos por los okupas que tomaron la alquería o el entorno. 

La actuación, que estará lista para su apertura y disfrute en un par de semanas tras una inversión de más de 1,5 millones de euros del Plan Confianza (previsiblemente a finales de este mes o a principios de mayo se abrirá) ha consistido en la urbanización y apertura de la calle del pintor Genaro Lahuerta; la reurbanización, y peatonalización, de la calle Vuelta del Ruiseñor; y una actuación sobre los jardines de Viveros para unir la parte seccionada del parque, en concreto los terrenos que ocupaba el antiguo zoológico, y realizar una restauración paisajística manteniendo el arbolado que estaba en buenas condiciones, además de ajardinarse las calles antes mencionadas.  

Como nota curiosa, según manifestaciones a Ser Valencia, en su interior quedaba una pequeña manada de pavos reales que campaban en “libertad” y que continuarán en el lugar donde se encontraba el antiguo zoo pero con una jaula realizada a posta de unos 200 m2 (podéis escuchar el audio de Ser más adelante).

Queda pendiente la actuación de suprimir la valla trasera del Museo de Bellas Artes ante el compromiso del Ministerio de incorporar el patio trasero del museo al espacio público, que seguramente conformará un espacio único y bello cuando esto ocurra, además de dar una nueva perspectiva que hasta ahora desconocía el caminante. 

En cuanto a la Alquería cercana al antiguo zoo, podéis ver PINCHANDO AQUÍ el grave atentado patrimonial que se ha cometido al derribarla sin tener en cuenta la protección del entorno. 

 PUEDES ESCUCHAR A CONTINUACIÓN LA ENTREVISTA EN CADENA SER SOBRE LA ACTUACIÓN AL COMPLETO:

SOBRE EL ANTIGUO ZOO:

Antiguo zoo de Valencia

El zoo de Valencia era un parque zoológico situado en los jardines de Viveros, siendo inaugurado en la primavera de 1965 gracias al promotor Ignacio Docavo Alberti. En sus inicios el zoo tenía una extensión aproximada de 1500 m2 (con los años se ampliaría) y comenzó con 25 animales (y al poco 42), entre ellos el chimpancé “Tarzán” o la leona “Noia” (siendo esta última regalada por la asociación “El arca de Noé” de Barcelona), además de otros animales procedentes de colecciones privadas o de un circo, instalándose los animales en jaulas típicas de los domadores de circo (se mantuvieron algunos animales en este tipo de jaulas hasta 1997).

Durante su etapa, que iba a ser una ubicación provisional, hubo varios incidentes, como la muerte de un elefante en 1972 por un acto vandálico o la de un chimpancé en el año 2005 tras ser abatido por la policía al escaparse. 

Las instalaciones del zoo de Valencia cerraron definitivamente sus puertas el 31 de julio de 2007, día en el que el zoo abrió por última vez con una jornada de puertas abiertas tras 42 años funcionando en una ubicación provisional. Por entonces, la polémica de su cierre se vio envuelta tras el despido en noviembre del mismo año del cierre de 23 trabajadores del Patronato de Zoología Ignacio Docavo (entidad pública dependiente del Ayuntamiento y de la Diputación).

Por entonces, el Patronato ofreció a los trabajadores ser reubicados en otras entidades públicas, como el Patronato de Ciencias Naturales o incorporarse a la plantilla de la empresa que gestiona el Bioparc, Rainforest, ya que el zoo fue reemplazado por Bioparc, ubicado en el parque de Cabecera, que fue inaugurado el 27 de febrero de 2008. A pesar de estas propuestas, 14 personas rechazaron en un primer momento entrar en Rainforest. Fue cuando CCOO denunció por entonces que el Ayuntamiento no cumplió su compromiso de ofrecerles un nuevo puesto de trabajo.

La polémica siguió con el paso de los años debido al nuevo uso que se le iba a dar al espacio, que fue traducido en su abandono y dejadez. En un principio, tras el cierre, la parcela del zoo (entorno a 7500 m2) debía cederse a Viveros para su ampliación, pero con el paso de los años el proyecto nunca se llevo a cabo hasta hace un par de años, que se materializará en los próximos días.

SI PINCHAS AQUÍ PODRÁS LEER UNA CRONOLOGÍA DETALLADA DE LA HISTORIA DEL ZOO Y FOTOS DE ANIMALES, ADEMÁS DE ANÉCDOTAS Y CURIOSIDADES.

 

 

 

Foto portada:

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest