A una escasa media hora desde el centro de Valencia capital se encuentra un auténtico oasis de naturaleza ubicado en el término municipal de Llíria: el Parque Municipal San Vicente de Llíria.

Sin coste alguno de entrada y para el aparcamiento, que también es gratuito, este parque se sitúa a tan solo unos kilómetros del centro de Llíria en dirección Olocau, siendo un auténtico pulmón bello de la provincia de Valencia para visitarlo y dar un paseo mientras pasamos el día en sus merenderos y zonas repletas de árboles que nos darán buen cobijo y sombra.


La naturaleza aquí es centenaria, destacando los chopos, eucaliptos, plátanos de sombra, algarrobos, olivos, sauces, cipreses, pinos y olmos, uno de ellos datado de la revolución de 1868 junto a la ermita. La fauna, tanto acuática como terrestre y aérea, está presente, destacando los peces y patos en el estanque, las ardillas corretear por la copa de los árboles o una gran variedad de pájaros que anidan en este espacio.

Es especial para los niños, ya que además de disponer de una zona de juegos rodeada de árboles, podrán correr y jugar por todo el espacio al aire libre en muchas de sus zonas.

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Cuenta, además, con baños (a veces bastante sucios por culpa del incivismo de la gente), zona de picnic, zona de gimnasia para personas mayores y una vía accesible para discapacitados. A pesar de disponer de mesas con banquitos, somos muchos los que optamos por llevarnos todo de casa y montar el chiringuito con mesas, sillas, comida y una nevera cargada de provisiones para disfrutar de un día al aire libre con familia y/o amigos (recordad, por el bien de todos, recoger toda la basura que generéis para ayudar a conservar y mantener este precioso parque. No cuesta nada). La zona dispone de paneles informativos tanto para conocer más el entorno y su historia como para las normas a seguir al visitar el espacio.

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Para mayor comodidad de algunos, justo a la entrada del parque hay un restaurante que se llama Porta de L´Aigua y que dispone de menús diarios y de fines de semana.

No está permitido:

  • Bañarse o entrar en el manantial.
  • Coger plantas, cazar o pescar.
  • Encender fuego.
  • Molestar a la fauna.
  • Circular o estacionar fuera de las zonas habilitadas para el parking (que es amplia ya de por sí).
  • Ensuciar o dejar los residuos generados fuera de las papeleras y contenedores habilitados.
  • No atar a las mascotas, que son bienvenidas al lugar pero siempre con correa y bajo la responsabilidad del propietario/a.

El Parque Municipal San Vicente de Llíria está situado en la carretera CV-25 Lliria-Segorbe en el kilómetro, en término municipal de Llíria (Valencia). También es posible llegar a pie o en bicicleta al parque desde e, final de la calle del Pla de l´Arc al disponer desde este punto de una senda paralela a la acequia Mayor.

LA ERMITA DE SANT VICENT FERRER: 

Destaca su preciosa ermita, conocida como ermita de Sant Vicent Ferrer (siglo XVIII). Se sabe que en época medieval hubo una ermita dedicada a la Mare de Déu de la Font y que, según consta en un documento de 1758, en el año 1505 la Villa de Liria manda hacer a sus costas, las obras de la ermita de San Vicente. En 1750 se acordó el derribo de la vieja ermita y en 1751 comenzaron las obras con la colocación de la primera piedra de la nueva ermita por cuenta de la Villa, finalizándose en el año 1762, de ahí que la actual sea del siglo XVIII (si pinchas aquí podrás leer más información de las ermitas de Llíria).

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto valenciabonita.es

Este templo es un sencillo edificio, con elementos barrocos y neoclásicos, de planta rectangular, de nave única rematada con un ábside poligonal, con pilastras y arcos de medio punto que sostienen una bóveda de cañón continua.

El día de la festividad de San Vicente Ferrer, 24 de abril (San Vicente es co-patrón de la población), numerosos peregrinos acuden en romería a la Font de San Vicent. Esta romería, conocida como la romería de San Vicente o rogativa a la Font de Sant Vicent en el día de su onomástica para conmemorar el milagro que el santo realizó en este lugar en el año 1410, consiste en ir caminando con el santo desde la población de Llíria hasta llegar al parque en el que se almuerza y se celebra una misa, donde al finalizar el párroco bendice a los que han participado en la romería y a la fuente donde el santo obró el milagro en el siglo XV. De camino de nuevo a la población en romería, el santo se encontrará en Llíria con Sant Miquel, patrono de Llíria (PINCHA AQUÍ PARA CONOCER MÁS SOBRE LA ROMERÍA). 

Por norma general, la romería parte todos los años a las 09:00 horas desde la parroquia de la Asunción de Nuestra Señora portando los peregrinos la imagen del santo valenciano hasta la ermita de San Vicente Ferrer del Parque Municipal San Vicente de Llíria, situada junto a la fuente, donde el santo hizo rebrotar milagrosamente el agua de la secada fuente y dijo “crecerá y escaseará pero para beber no faltará”, donde más tarde suele haber una fiesta y comida popular en la plaza Mayor de Llíria a las 14:00 horas.

placa de la predicacion frente a un olivo de san vicente ferrer

Romeria de San Vicente Ferrer

LA LEYENDA DE SANT VICENT FERRER: 

En este paraje natural, situado en torno al manantial ancestral conocido como “Font de Sant Vicent”, los romanos erigieron un templo dedicado a las Ninfas (diosas del agua) y los cristianos construyeron una Ermita dedicada a San Vicente Ferrer en el siglo XVIII.

El manantial es el elemento principal del entorno natural y merece, además, una especial mención por ser, desde la época romana, el caudal principal para regar la huerta lliriana.

Cuenta la leyenda que en el año 1410 hubo una gran sequía y que San Vicente Ferrer hizo rebrotar milagrosamente el agua de la secada fuente: “Crecerá y escaseará pero para beber no faltará”, fueron las palabras de San Vicente Ferrer. En agradecimiento le pusieron su nombre a esta fuente natural.

En las proximidades del manantial, atravesando el puente, se encuentra cercado el tronco de olivo donde San Vicente Ferrer predicó y realizó el milagro de hacer brotar un manantial de agua.

Parque Municipal San Vicente de Llíria. Foto de Soletemak Maksolete

 

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: 

Pin It on Pinterest