El día 28 de mayo, domingo, en colaboración con la oficina de Turismo de Buñol, se ofrecen visitas guiadas a su fortaleza medieval, a cargo de un especialista en historia y arqueología local (la visita comienza a las 11:00 horas y se puede reservar al 647462908).

Ven y conoce uno de los castillos más singulares y mejor conservados de la Comunidad Valenciana, descubre desde su origen a la actualidad, uno de los pocos castillos que se mantienen habitados.

La duración de la visita será de una hora y media, que se iniciará con la recepción de los visitantes en la plaza del castillo a las 11:00 horas. Se aconseja ropa y calzado cómodo, adecuado a la época del año, y agua. La visita incluye el guía, la entrada a los museos, subida a las torres y un seguro de responsabilidad civil. El precio son 5 euros por persona, gratuito para menores de 10 años.

Puedes complementar con un menú degustación de comida tradicional, previa reserva en el 647462908 (mismo teléfono para reserva de las rutas). Maridaje historia – gastronomía (mas información, ruta conoce y saborea Buñol en http://bunyolenrutas.com/conoce-y-saborea-bunol/).

Es una ocasión perfecta para después de la visita al castillo, conocer el entorno y parte de sus bonitas calles. No te pierdas esta oportunidad. 

HISTORIA DEL CASTILLO:

El castillo de Buñol es una preciosa fortaleza construida en el siglo XII, siendo su origen en época musulmana. Elevado en el centro de la población, en su parte más alta, se erige como testigo vivo de la historia de Buñol a lo largo de los siglos. Su situación estratégica, en la antigua frontera entre Castilla y Valencia, le convierte en parte importante de la historia del antiguo Reino de Valencia, erigido en lo alto de los dos macizos rocosos que le permiten dominar toda la Hoya de Buñol.

Es, junto a los cementerios, los restos del acueducto de la partida de Turche, muros y pozos en la partida del Oliveral, parte de los restos que han sobrevivido en Buñol de la dominación árabe.

El castillo fue entregado por Jaime I en 1238, junto con diversas alquerías y lugares (Macastre, Alborache, Yátova y Siete Aguas, entre ellos) al caballero Rodrigo de Linaza. Éste ocupó y cedió el territorio en el año 1245 a la Orden Hospitalaria de San Juan de Jerusalén, para bien de su alma, junto a los castillos de Macastre y Montroy.

Poco tiempo después, Jaime I vuelve a recuperar el territorio y consiente en entregar la primera Carta Puebla del El Castillo de Buñol. Posteriormente se lo entrega al hijo que tiene con Berenguela Fernández, el infante Pedro Fernández. En 1304, Jaime II lo compró para su hijo Alfonso. Tras varios años de conflictos y diversos dueños, en 1424 lo adquiere Alfonso V y lo vende a Berenguer Mercader el 20 de mayo de 1425, más tarde Felipe III lo convierte en condado, concretamente el 3 de mayo de 1603, otorgando el primer titulo de conde a Gaspar Mercader i Carrós.

Tras la expulsión de los moriscos en 1609, el condado queda casi vacío, lo que obligó al conde, el 30 de julio de 1611, a otorgar una Carta Puebla para 22 cristianos viejos, con la obligación de residir en la villa. En 1787, los habitantes del condado solicitan la incorporación a la Corona, deseo concedido en 1836 tras un pleito de cerca de cuarenta años entre los condes de Buñol y la Corona.

Durante la guerra de la Independencia, el castillo sirvió para que los franceses pusieran allí una guarnición y al abandonarlo se llevaron los ornamentos de la iglesia y los objetos de arte; además, fueron destruidos los edificios. Fue a partir de ese momento cuando la población empezó a construir las casas dentro del recinto aprovechando el lienzo de la muralla. Posteriormente a finales del S.XIX es ocupado por la población civil más desfavorecida de la población, convirtiéndose en un barrio más de la población, a pesar de los diferentes intentos de convertirlo en otros usos (cárcel, hospital, etcétera).

Finalmente, diversas situaciones provocaron en el castillo un deterioro constante, lo que hizo que la noche del 10 de julio de 1911 se derrumbase parte de la muralla, y que hundiese cerca de 30 casas, provocando numerosos heridos y muertos. En 1957 se creó la Asociación Pro-Castillo de Buñol (APC), cuyo objetivo era y es la recuperación y restauración de este.

SOBRE LA ARQUITECTURA Y FISIONOMÍA DEL CASTILLO:

El castillo se encuentra dividido en dos recintos separados por fosos artificiales y unidos por un puente, extendiéndose de noroeste a sureste ocupando aproximadamente 400 m de longitud.

La fortaleza norte, de planta irregular pentagonal con plaza de armas en su centro, era el espacio militar propiamente dicho. Este recinto cuenta con murallas realizadas con fábrica de mortero de cal, reforzadas por torreones de fábrica mixta de mortero de cal y sillería de toba calcárea en los elementos singulares ( puertas, bóvedas…). Actualmente el perímetro de la muralla está parcialmente ocupado por viviendas adosadas a la misma, rodeando un espacio exento central. Las viviendas actuales ocuparían el espacio histórico donde se situarían los edificios que darían servicio a la guarnición militar (cocina, dormitorios, cuerpo de guardia, caballerizas…)
En el centro del conjunto y entre los dos recintos se sitúa la Torre Mayor, dominando el puente y el foso. Esta torre, de planta trapezoidal, está realizada con fábrica de sillería excepto en su cara norte lindante con el foso, donde la fábrica es mixta de mortero de cal con sillares y sirve de acceso al recinto sur o zona residencial.

La fortaleza sur, de planta irregular, realizada también con muros de fábrica de mortero de cal, albergaba las estructuras residenciales de la fortaleza. En este recinto se distinguen dos zonas, la alta donde se sitúa la Torre Mayor, el Palacio Gótico y el palacio renacentista y otra más baja actualmente ocupada por viviendas donde se sitúa la iglesia y la torre sur del recinto llamada “La Torreta”, de planta cuadrada, que suponía el acceso meridional a la fortaleza desde la población.

Del palacio gótico se conserva la sala denominada “Del Oscurico”, con planta rectangular y cinco arcos diafragmáticos la cual contaba inicialmente con tres plantas, de las que dos fueron derribadas en la época de la II República por que su estado ruinoso ponía en peligro la zona del pueblo situado en sus faldas. La iglesia del Salvador de una sola nave está cubierta con bóveda de cañón, con arcos fajones de ladrillo, disponiendo de lunetos entre ellos. Fundada en el S.XIV, fue reformada al modo Barroco en el S.XVII, aunque su ocupación civil a finales del S.XIX destruyó casi completamente su programa decorativo.

El Palacio renacentista o de los Mercader, construido en el S.XVI como ampliación del complejo residencial del palacio gótico al que estaba unido mediante un pequeño puente a nivel de las plantas nobles de los dos palacios. Actualmente tras su restauración acoge la oficina de turismo y un pequeño museo arqueológico. El segundo recinto estaba subdividido por una línea de muralla de orientación W-E que enlazaba el palacio gótico con la Iglesia del Salvador, junto a la cual existía una puerta de comunicación que daba acceso al llamado Huerto del castillo, quizá por contener una pequeña extensión de terreno agrícola que abastecería las cocinas del castillo. En el extremo sur se sitúa la Torreta, torre-puerta que comunica la fortaleza con el antiguo núcleo urbano que en origen fue una torre albarrana al exterior de la fortaleza.

VISITAS AL CASTILLO:

5 RAZONES PARA VISITAR EL CASTILLO DE BUÑOL:

  • Es uno de los tres castillos mejor conservados de Valencia.
  • Conoce todo lo que siempre quisiste saber de los castillos acompañados por un especialista en historia y arqueología.
  • A poco más de 30 minutos de Valencia.
  • Conocer el resto de atractivos turísticos de Buñol, como la cueva Turche,su paseo fluvial o el lugar de celebración de la famosa
    Tomatina.
  • Degustar la comida tradicional del interior valenciano.
En colaboración con la oficina de Turismo de Buñol, las visitas guiadas se celebrarán el segundo domingo de cada mes, sin reserva previa. Si queréis concertar visitas para grupos, contactar con el 647462908 o en medardruiz@hotmail.com. 

Además de la visita guiada a la fortaleza medieval de Buñol, a cargo de un especialista en historia y arqueología local del que conoceréis uno de los castillos más singulares y mejor conservados de la Comunidad Valenciana, tenéis la oportunidad de degustar la gastronomía de la zona por un total de 18 euros, incluyendo menú y visita al castillo.

Esta opción de la ruta incluye la visita al castillo y un menú degustación de gastronomía tradicional en una antigua posada del camino Real. Se aconseja ropa y calzado cómodo, adecuado a la época del año. El precio con el menú y la ruta son 18 euros por adulto y 9 euros por niño. Reservas anticipadas al teléfono 647462908.

 

Pin It on Pinterest