Esta mañana ha tenido lugar una reunión que puede cambiar el mundo de las Fallas en los próximos años, aunque se trate de un proyecto de futuro y embrionario. El alcalde de Valencia, Joan Ribó, y el regidor de Cultura Festiva, Pere  Fuset, han visitado el proyecto de innovación de nuevos materiales para las Fallas a partir de la paja de arroz, principalmente, por propia iniciativa. La visita se ha realizado en el día de hoy en la Facultat de Belles Arts de la Universitat Politècnica de València (Camí de Vera s/n), donde los investigadores de este proyecto pionero han mostrado las investigaciones a Ribó y Fuset.

Tras la reunión, y los materiales presentados en la investigación, así como la explicación a los dirigentes políticos, Ribó ha manifestado que, con esta medida, se pretende:

  • Solucionar un problema medioambiental con la paja del arroz que no tiene salida y que de alguna manera genera problemas por la quema (generalmente problemas de salud y medioambientales).
  • El problema de la combustiones con materiales contaminantes en las Fallas, que es un problema que se genera, un problema laboral para las personas que los trabajan y para todas las personas, buscando así nuevos materiales que no tengan esos problemas.
  • Introducir nuevas tecnologías como la impresión 3D en las fallas.

Esta investigación llevada a cabo por la Universitat Politècnica de València, recibe el apoyo total del propio Ayuntamiento de Valencia, en colaboración con otros frentes, y no es más que un trabajo en conjunto para buscar soluciones y alternativas futuras a los componentes contaminantes como el poliestireno, siendo el inicio de lo que pueden ser las Fallas del futuro.

Fuset ha manifestado que espera que la proclamación de la fiesta de las Fallas como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad sea un estímulo para que, desde varios frentes, sea posible ese cambio en un futuro, donde además de comprometerse económicamente (mediante ayudas y subvenciones a los investigadores como en este caso), se haga también anímicamente para conseguir mejorar desde todos los ámbitos la fiesta fallera. Además, de manera paralela, el propio Fuset ha recordado que se está intentando recuperar elementos y materiales tradicionales, dando el total soporte a las investigaciones como una posible salida en las futuras Fallas, sobre todo en las municipales a corto plazo, con la intención, si todo marcha según lo previsto, de mostrar resultados en las próximos monumentos falleros municipales.

El proyecto pretende una forma nueva y alternativa de preparar los ninots de falla basados en la tecnología de impresión 3D, utilizando productos reciclaje como la paja de arroz y otros residuos agrícolas que puedan funcionar de manera parecida, para tener una combustión más limpia y rebajar los contaminantes. Se espera que en los próximos tres meses haya un resultado, aunque no definitivo, y que este sea el camino para la búsqueda de más materiales que contaminen en menor cantidad a los actuales, ha manifestado Miguel Sánchez.

 

Foto de portada: verlanga.com

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest