• En estos tiempos de cruzadas de defensa por la Paella, donde impera el “no mos furtareu la paelleta”, el “arroz con cosas no es paella” o el luchemos por el #PaellaEmoji, hubo un tiempo donde nuestro plato más internacional fue uno de los protagonistas de la “confraternización vegetariana de Valencia”. 

8 de mayo de 1937. Ese día se anunciaba en Fragua Social de Valencia (el diario que nació en la imprenta de Las Provincias tras la incautación del mismo), un día de “confraternización vegetariana” bajo el lema de “por la regeneración total de la humanidad, por su completa liberación y por la pronta deseada paz universal” para el día 16 del mismo mes. El lugar de reunión acordado era la masía de Vallesa de Mandor (Riba-roja de Túria, Valencia), donde se invitaba al acto a “todos los vegetarianos y simpatizantes” de Valencia, Paterna, Benaguacil, Llíria, Burgarra, Pedralba, Gestalgar, Villamarchante, Benisanó y otras localidades. En dicho programa aparecía una comida consistente un tanto curiosa en nombre: una “paella vegetariana eutrófica”. Además de dicha comida, estaban programados diversos actos, así como la organización de “charlas vegetarianas familiares” y otras actividades, corriendo la coordinación a cargo de Antonio Raga, militante de Riba-roja.

Después de esta parrafada, os preguntaréis ¿qué es una paella eutrófica?

Bueno, cabe decir que la palabra eutroficación procede de dos palabras griegas: eu, que significa “bueno” o “bien”, y tropos, que significa “alimento”; así pues, eutrófico/a se puede traducir como alimentos “ricos en nutrientes” y que, por consiguiente, una paella vegetariana eutrófica sería, lo que hoy en día muchos llamarían, “arroz con cosas ricas en nutrientes”. 

Desgraciadamente no hemos podido acceder para conocer dicha receta, dado que la mayoría de las publicaciones de Fragua Social son clandestinas y/o pertenecen a colecciones privadas, además de que en el citado anuncio solo se citaba la paella y no los ingredientes de esta.

Suponemos que esta paella sería rica en alimentos con un alto contenido en nutrientes, como pueden ser las espinacas y otras verduras de hoja, algas, ajo, cebolla, apio, coliflor, tomates, zanahorias o cualquier verdura u hortaliza de la huerta que se os pueda ocurrir (quien pudiera disponer de aquella receta para salir de dudas).

Por aquel entonces, en aquellos momentos, España estaba sumida en la Guerra Civil Española, la cual golpeaba numerosas ciudades españoles, donde a la par de la publicación referida en Fragua Social, cesaban las llamadas Jornadas de Mayo de 1937, las que tuvieron lugar entre el 3 y el 8 de mayo y que se saldaron con 500 muertos y 1000 heridos en Barcelona.

En referencia al lugar donde se cocinó la paella vegetariana eutrófica, la masía de Vallesa de Mandor en Riba-roja de Túria, está pertenece a varios herederos en la actualidad, donde es utilizada para celebraciones de bodas y eventos. Quien mejor nos puede explicar su historia es el blog de amanecerleyendo.wordpress.com, quien nos cuenta que en la fachada de este edificio se leía la fecha de 1888, siendo pues el año de construcción de esta masía de carácter residencial, conocida también como de “Los Inquisidores”.

El motivo de la celebración en dicha masía privada, de dichas jornadas republicanas ligadas con el vegetarianismo, parece explicarse tras el asalto, saqueo y muerte del propietario en 1936, la cual, seguramente, pasaría a manos republicanas durante la Guerra Civil Española y que al fin de ésta, volvería a pertenecer a la familia.

Sus propietarios fueron D. María de la Caridad Despujol y Rigalt (1888-1946), I condesa de Montornés y Enrique Trénor y Montesinos (Valencia, 26 de abril de 1861- 6 de diciembre de 1928), I conde de la Vallesa de Mandor.

Destaca que en aquella masía, en el año 1923, estuvieron los reyes don Alfonso Xlll y la reina Victoria Eugenia de Battenberg con motivo de la coronación de la Mare de Déu dels Desamparats, quienes fueron invitados por los condes. Esto se entiende dado que el Condado de la Vallesa de Mandor es un título nobiliario español creado el 29 de diciembre de 1921 por el propio rey Alfonso XIII a favor de Enrique Trénor y Montesinos (el paraje de la Vallesa de Mandor hacia referencia al municipio de Paterna, Valencia) y que el Condado de Montornés, el María de la Caridad Despujol y Rigalt, fue también un título nobiliario español creado el 10 de noviembre de 1888, durante el reinado de Alfonso XIII, por la reina regente María Cristina de Habsburgo Lorena a favor de la propia doña María de la Caridad, hija del I conde de Caspe, en recuerdo de un antiguo señorío de su Casa. Vamos, que todo quedaba “en casa”.

Masía Fuente: gourmetcatering.es

Masía de Vallesa de Mandor en la actualidad. Fuente: gourmetcatering.es

No sabemos la receta de aquella paella, ni tan siquiera quien la cocinó, lo que sí sabemos es que aquel día, el 16 de mayo de 1937, los valencianos asistentes pudieron comer una paella un tanto atípica, quizás, para nosotros hoy en día, pero, al parecer, muy normal por entonces debido, principalmente, a la Guerra Civil, la cual era causante de la escasez de alimentos, entre ellos la carne. Esto propiciaba que muchas paellas de aquellos días, tal y como nos cuentan numerosos usuarios, fueran de verduras y alimentos más accesibles como, por ejemplo, el bacalao. 

 

Fuentes del artículo:

  • A la revolución por la cultura: Prácticas culturales y sociabilidad en el País Valenciano (1931-1939), Francisco Javier Navarro Navarro (pág. 360). ISBN: 84-370-5866-X
  • Ingeniería Ambiental, segunda edición, J. Glynn Henry y Gary W. Heinke (pág. 326), ISBN: 970-17-0266-2

 

Fotografía de portada (modificada posteriormente) de:  www.elandarrios.com

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales: