• “El Jardín de mi Hospi” de Juegaterapia es una iniciativa única en España que convierte las azoteas de los hospitales en jardines.
  • El jardín, que será una realidad en Valencia en 2017, estará ubicado en el Hospital Universitario y Politécnico de La Fe, conocido popularmente como La Fe, el cual tendrá 800 m2 al aire libre y donde se reproducirán los elementos de la naturaleza con materiales sorprendentes para jugar y disfrutar visualmente.
  • El diseño lo han realizado, de forma solidaria, los arquitectos Lorena del Río e Iñaqui Carnicero, del estudio de arquitectura RICA* www.ricastudio.com

La fundación Juegaterapia, que tiene como misión conseguir que los niños con cáncer puedan olvidarse un poco de sus tratamientos a través del juego para que el tiempo pase un poquito más rápido durante su estancia en el hospital, está ultimando los trámites para iniciar la construcción del futuro “jardín de mi hospi” del Hospital La Fe de Valencia.

Este proyecto, “El Jardín de mi hospi”, nace de la idea en la cual piensan que las azoteas de los hospitales, esos espacios grises e inutilizados, pueden convertirse en preciosos lugares para jugar. Todo comenzó allá en 2013, cuando se propusieron construir un jardín en el hospital de La Paz en Madrid y que, gracias a la colaboración de muchísima gente anónima, lo consiguieron, siendo hoy algo vivo de lo que se siente orgullosa la fundación.

fotorcreated

“El Jardín de mi Hospi” de Juegaterapia

También inauguraron otro jardín en el Hospital 12 de Octubre de Madrid, además del que se proximamente se construirá en Valencia y que fue presentado en septiembre de 2014. De este último proyecto, el que ocurrirá en Valencia, se están ultimando los detalles y permisos para que se pueda comenzar la construcción y que, previsiblemente, estará terminado en primavera de 2017, según las previsiones indicadas en algunos diarios de información de Valencia (incluso antes).

La idea es que cuando se acabe el proyecto de Valencia, se continúe con esta idea para llevarla a otros hospitales de España y así llenar las azoteas de un espacio colorido para que los niños jueguen, además de seguir con la labor con la que nació Juegaterapia en 2010, que no es otra que recoger consolas fijas y portátiles que la gente ya no usa y donarlas a hospitales que disponen de áreas de oncología infantil para conseguir que los niños con cáncer puedan olvidarse un poco de sus tratamientos y que el tiempo pase un poquito más rápido en cada habitación de hospital.

Cabe mencionar que cada consola lleva una etiqueta con los datos del donante para que el niño que la reciba pueda mandarle un mensaje, un dibujo o un inmenso ¡Gracias! La fundación también dona ordenadores y tablets, procedentes de donaciones de empresas, particulares, colegios, universidades y otras organizaciones.

Sobre el proyecto que se realizará en Valencia, éste correrá a cargo de los arquitectos Iñaqui Carnicero y Lorena del Río, siendo arquitecto técnico Raquel Ibáñez, que pertenecen todos ellos al Estudio de arquitectura RICA *, con sede en Nueva York y Madrid.

Según las palabras del propio estudio de arquitectura, para que conozcáis un poco más el proyecto que será una realizada en Valencia:  

“. . .El jardín de mi hospi es una iniciativa de la fundación Juegaterapia que pretende llevar un poco de naturaleza a los hospitales de toda España para que los niños puedan disfrutar de estar al aire libre y jugar. Como sabemos que es imposible trasladar un trocito de bosque a las cubiertas de los hospitales, empezamos a analizar cuáles son las características de estos espacios naturales que los hacen ser tan atractivos y que nosotros podríamos recrear de manera artificial para generar un espacio mágico. Descubrimos los colores, la repetición de los troncos de los árboles, el movimiento de las hojas, la flexibilidad de las ramas, las diferentes densidades, la sombra… Y pensamos en un material que pudiéramos utilizar de maneras distintas para recrear todos estos aspectos, y que además fuera sencillo de manejar y de coste reducido. Pensamos en la versatilidad de cuerdas, en la resistencia a la intemperie de este material, y en que ha sido utilizado numerosas veces para las zonas de juegos infantiles porque con ellas se pueden hacer paredes por las que trepar, columpios, hamacas… y todo ello se puede hacer con un solo material.

Queremos crear un mundo mágico, un espacio abierto donde los elementos que proponemos generen paisajes artificiales y se mezclen con los elementos naturales, donde las diferentes estructuras de juego se pueden utilizar de distintas maneras por lo que la experiencia de juego puede ser nueva e inesperada cada vez. Para ello proponemos unas grandes estructuras de cuerdas colgadas, que se mueven con el viento,, que generan sombra, que son diferentes según el momento del día y que cubren espacios flexibles que pueden ser utilizados para las diferentes actividades, zona de juegos, espacio para hacer gimnasia, escenario para espectáculos y conciertos…

Usando el mismo material llenamos la cubierta de estructuras de juego, columpios, hamacas, cuerdas colgando, etcétera, queremos que este mundo de magia puede ser disfrutado también de las habitaciones del hospital, por lo que la vista de la zona de juegos desde ella es una parte importante del diseño. Las estructuras colgadas se perciben casi como grandes flores de distintos colores. La visión nocturna también es importante, y por eso utilizamos materiales que captan la luz durante el día y emiten una luz sutil por la noche, como las luciérnagas, que hacen que aunque el jardín no se use de noche, se disfrute como un paisaje mágico desde las ventanas del hospital. . .”

 

Fuentes y fotografías del artículo:

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest