A finales de los 60, años 68 y 69, diversas ciudades españolas acogieron un concurso bastante curioso. Por aquel entonces nuestro país, España, comenzaba a sufrir cambios en todos los aspectos del qué hacer diario y de las costumbres que hasta entonces imperaban. Eran los años dorados de la publicidad, tanto en la televisión como en prensa escrita (más de la televisión podríamos decir), que llegarían de la mano junto con otros cambios, como la minifalda y nuevas formas de entender la vida, entre otras cosas. 

Lo que no cambiaría y que, por el contrario, se potenciaría aún más, sería la imagen machista de mostrar a la mujer como un objeto, tanto en el mundo de la publicidad como por extensión diaria en cualquier otro ámbito. Nadie entendería, por aquel entonces, un anuncio de ahora con una lavadora con un hombre como protagonista, al igual que con cualquier otra “faena casera” del día a día, donde la mujer era vista, por desgracia, como “la que tenía que estar en casa, ocuparse del hogar, los niños y hacer las tareas”. Al igual que tampoco nadie entendía el divorcio cuando una mujer no era feliz por cualquier motivo, donde ella misma no podía terminar con la vida de casada por las leyes que existían en España. Y es que a pesar de que con la Segunda República Española el divorcio volvió tras setecientos años de prohibición, éste, de nuevo, volvió a desaparecer tras la victoria del Bando Nacional en 1939 y la consiguiente instauración de leyes del franquismo hasta, finalmente, 1981.

Era pues, de vital importancia, mantener viva la llamada “unidad familiar”, así como también los diferentes roles que se establecían. Esto se alteró ligeramente, donde al final se fue adaptando la sociedad, con la llegada de modas importadas, nuevas costumbres y una gran arma de doble filo como era la publicidad, momento en el que se comenzarían a tornar muchos rasgos hasta entonces conocidos en los españoles.

Volviendo al tema que nos concierne, la mujer, como “buena esposa” que era considerada, por aquellas fechas, era la encargada de muchas decisiones del hogar, y que, por tanto, debía ser tanto la protagonista como la receptora de muchas campañas publicitarias.

Una de ellas, de la que nos hacemos eco, era la que fue organizada en 1969 en Valencia, en plenas Fallas, por los distribuidores de BUTANO, S.A. y los principales fabricantes de aparatos Butano – Domésticos. Bajo la llamativa campaña publicitaria de “¿Es Vd. la Reina Butano? Nosotros creemos que sí”, nacía en Valencia un concurso destinado a publicitar los respectivos distribuidores y fabricantes con un suculento premio de. . .¡ un Seat 850 coupé !

Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (13/03/1969).

Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (13/03/1969).

Después del gran reclamo que utilizaba el concurso, era previsible la gran afluencia de mujeres dispuestas a realizar las pruebas requeridas para ser elegidas como “Reina Butano para Levante” o, en su defecto, damas de honor, optando a diferentes premios para el hogar. Las pruebas, que se realizaron de manera diaria, congregaron a decenas de mujeres cada día en las oficinas dispuestas en la todavía calle Salamanca nº 3 y 5 de Valencia, que por aquel entonces era la “Exposición de aplicaciones de los gases butano-propano”.

Lo llamativo de estas pruebas que tenían que realizar las señoras o señoritas, que previamente habían sido seleccionadas en función de sus respuestas en el impreso que podían solicitar en cualquier distribuidor de BUTANO S.A., eran, quizás, las “extrañas formas” del concurso para poder elegir a la que sería la futura “Reina del Butano para Levante”.

Cabe recordar que el butano se comercializaba en España, en primera instancia en los años 50, a cargo de Repesa y Campsa, y fue a finales de esta década cuando, por decisión del gobierno, se crea una única empresa para la comercialización de las botellas de butano para usuarios (el 11 de Junio de 1957), de la que sería fundador en Cartagena don José Álvarez Sánchez, llamada por entonces Factoría de Butanos (Butanos S.A.), cuyo objetivo fue surtir de energía barata a los españoles, en una época de escasez, donde era común en las poblaciones ver mulas cargadas con un pequeño carro lleno de botellas de butano. Cuenta su fundador que el color de las botellas fue el naranja porque pensaron que así debía ser la botella de butano, ya que nuestro país era identificado con las naranjas, donde, por entonces, en otros países eran de diferentes colores: verdes, azules, rojas o grises. A pesar de ser criticado el color, éste triunfó, llegando, incluso, a introducirse en el mundo de la moda como color de los posibles diseños de modistos.

Retomando el hilo anterior, sin cuestionar lo absurdo que hoy veríamos las pruebas en cuestión, cabe recordar que, por aquel entonces, además de que la mujer era la encargada de llevar la casa, también, por lógica, era la encargada de conocer las nuevas tecnologías y aplicaciones en el mundo del hogar. Era, por tanto, misión imprescindible que las empresas lanzaran campañas publicitarias llamativas para dar a conocer tanto las nuevas aplicaciones como las formas correctas de, en muchos casos y para evitar desgracias, de utilizar aquellos productos.

Tras casi 15 días de pruebas en los que las señoritas (y señoras) debían de “encender y apagar correctamente diversos aparatos butano-domésticos instalados en las oficinas de la Exposición de la calle Salamanca” y “cambiar el regulador de la bombona en el menor tiempo posible” (ojo a este dato porque con la sustitución de la luz por el gas en la gran mayoría de cocinas de hoy, más de uno/a se las vería “negras”), el día 29 de marzo se procedió a la elección y entrega de premios en el recinto de la Piscina Valencia, aquel que, años antes, fue inaugurado como Piscina Vedrí el 27 de mayo de 1964 (de la piscina nos habla a la perfección Francisco Pérez Puche en un artículo de Las Provincias). Por entonces, Piscina Valencia, que ya cambió su nombre desde que tomó el Ayuntamiento la explotación directa, era lugar habitual de reuniones y actos gracias al gran salón de convenciones y eventos que disponía. Por cierto, en aquellos días fue considerada comola mejor piscina cubierta de España“.

Para la ocasión, el 29 de marzo de 1969, el jurado fue presidido por la Sra. De Rincón de Arellano, esposa del que por entonces todavía seguía como alcalde de Valencia, a pesar de que ese mismo año presentaría la dimisión en octubre después de discrepancias con la remodelación gubernamental del año en cuestión y el predominio del Opus Dei; la composición del jurado estaba formada por Pedro Pérez Pardo, Presidente de la Agrupación Nacional de Distribuidores de Butano, S.A.; un barman conocido de la época al que conocían como Don Pepe; Antonio Puchades, exjugador del Valencia ya retirado a finales de los 50; y José Luis de Castro Vázquez de Prado, periodista y director de la revista “Rutas”.

Las pruebas de ese día, para la elección de la reina, fueron diferentes a las de la calle Salamanca. Para la ocasión se requería que se adornaran mesas y se prepararan diversos platos, donde destacaba el postre a la naranja que había enseñado anteriormente uno de los miembros del jurado, el popular barman Don Pepe. Además, requisito indispensable (como no y bajo el lema de “los mejores aliados de la mujer en el hogar”), se tenía en cuenta la habilidad, gracia y soltura con la que se utilizaban los aparatos de Butano – Domésticos.

Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

Fotografía de las pruebas del día 29 de marzo de 1969 en Piscina Valencia. Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

Tras la deliberación del jurado al acabar las diversas pruebas, fue elegida finalmente “Reina Butano 1969 para Levante” la señora Antonia Casademunt de Luis, que al parecer, tal y como relata la prensa de entonces, recibió una gran ovación del público asistente. El premio, como ya hemos comentado anteriormente, fue un Seat 850 Coupé.

María Antonia Casademunt de Luis, Reina Butano 1969 para Levante. Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

María Antonia Casademunt de Luis, Reina Butano 1969 para Levante. Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

Tampoco se fueron de vacío el resto de señoras y señoritas, pues entre ellas se escogieron las respectivas damas de honor que acompañarían a su reina además de hacer entrega, procediendo mediante sorteo, de un viaje a París para dos personas, un conjunto de muebles de Duraluminio de cocina “Alvima” (de la que sigue funcionando hoy en día con sede en Sedaví) y 41 regalos-obsequio de los fabricantes de aparatos Butano – Domésticos (encimeras, cocinas, calentadores, estufas, cafeteras, lámparas, hornillos y fogones, de diversas marcas).  

Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969).

Para acabar este artículo, tenemos que decir que se puede entender esta iniciativa (el concurso de Reina de Butanos S.A., lo que hoy conocemos como Repsol), como una fuerte campaña agresiva de la época para dar a conocer todas las mejoras que por entonces estaba llevando a cabo la empresa (recursos en la implementación tecnológica de medios y procesos para mejorar la calidad del producto y el servicio), colaborando estrechamente con todo el sector que le relacionaba para promocionar así un mayor consumo de manera responsable. Eran años de prosperidad, años donde se crean nueve naves (entre 1964 y 1968), la producción y el consumo de butano se dispara y donde el transporte por carretera mejora, facilitando así un mayor alcance y expansión de la empresa.

Paradójicamente, de aquellos usos responsables gracias a los concursos, hoy se echa en falta, quizás, un mayor conocimiento de estos electrodomésticos que han venido siendo sustituidos por otros de diversas fuentes de energía. Acostumbrados a usar a diario vitrocerámicas, más de uno las pasaría canutas seguramente para cambiar el regulador (todo es posible, de todo hay en la viña del Señor).

ANUNCIO DEL CORRECTO USO DEL BUTANO DE BUTANOS S.A. (ANUNCIO DEL MÍTICO ESTUDIO MORO).

 

Fuentes:

  • Texto creado por valenciabonita.es a partir de la publicación de Mediterráneo, Prensa y Radio del Movimiento (3/04/1969 y 13/3/1969).

 

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest