LA VIDA DE AGUSTÍN TRIGO MEZQUITA

Agustín Trigo Mezquita (Valencia, 26 de septiembre de 1863 – 19 de mayo de 1952), fue un farmacéutico, industrial, político valenciano y un hombre reconocido socialmente en la sociedad de por entonces en el “cap i casal”.
Su vida comenzó rondando la plaza del Mercado de Valencia, siendo hijo de un comerciante de la zona. El camino que tomaría en los estudios le llevo a parar al campo de la Farmacia, licenciándose en Barcelona el año 1888, para doctorarse en Madrid en 1892, no sin antes pasar por el laboratorio, para trabajar como ayudante, del doctor Pesset Aleixandre, además de ser durante su vida discípulo del eminente e inolvidable doctor D. Laureano Calderón.

Ya con todos los honores, y el título de farmacéutico “bajo manga”, regresaría a Valencia en el año 1896, donde fundaría los Laboratorios del Dr. Trigo en el número 144 de la calle Sagunto, lugar donde tenía establecida su oficina de farmacia (registrada como marca en 1903, bajo el nombre de “Laboratorio y farmacia del doctor Agustín Trigo Mezquita”), muy cerquita del desaparecido Convento de San Julián. 

“. . .Agustín Trigo Mezquita, como alcalde de Valencia, fue el impulsor del “Estatut d’Autonomia del País Valencià”, en julio de 1931, fecha en la que dos semanas más tarde tuvo que poner a la ciudad en estado de guerra a causa de los asaltos a edificios religiosos de mayo de 1931. . .”

FB_IMG_1430189307482

Laboratorio del Doctor Trigo en la Calle Sagunto nº144 de Valencia. Fotografía del Foro Remember de Valencia

Trigo fue, entre otras muchas cosas, pionero de la industria farmacéutica en Valencia. Militante del partido Unión Republicana Autonomista, tras las elecciones municipales de abril de 1931, fue nombrado alcalde de la ciudad de Valencia, aunque durante un corto periodo de tiempo. Sin embargo, durante su estancia logró impulsar la constitución de una comisión regional para redactar el proyecto de Estatuto de Autonomía Valenciano en julio del mismo año, aunque dos meses después puso a la ciudad en estado de guerra a causa de los asaltos de los edificios religiosos, hasta que en el mes de octubre (el día 27) abandonó el cargo por la mala acogida que habían tenido sus iniciativas, siendo sustituido por Vicente Alfaro Moreno, que también hizo lo propio el verano de ese mismo año al ocupar el cargo por motivo de salud de Agustín Trigo.

Agustín Trigo, 1931 (extraída de skyscrapercity.com, del foro Remember València (I), pág. 457).

Agustín Trigo, 1931 (extraída de skyscrapercity.com, del foro Remember València (I), pág. 457).

“. . .Agustín Trigo, además de ser farmacéutico y alcalde de Valencia, fue también presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de la provincia, presidente de la Real Academia de Medicina de Valencia, académico de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos desde 1943 y fundador de la revista, sobre 1899, ‘El Mensajero de la farmacia moderna’, entre otras muchas cosas. . .”

Su larga lista de participación en sociedades culturales y académicas, valencianas y no valencianas, queda plasmada en su largo y extenso currículum vitae: subdelegado de Farmacia del distrito de Serranos de Valencia de 1905 a 1931; vocal de la Junta Provincial de Sanidad durante 28 años; presidente de la sección de Farmacia del Instituto Médico Valenciano y también del consejo de administración; presidente de la Comisión Regional para el aprovechamiento de las plantas medicinales indígenas; presidente del Ateneo Científico de Valencia, así como secretario y luego presidente honorario por sus trabajos para reconstruir la historia del Colegio de Farmacéuticos de Valencia, consiguiendo que el Gobierno lo considerase como continuador del que creó en 1441 María de Castilla; en la sociedad de Dependencia Mercantil inició el Dr. Trigo las enseñanzas de Comercio, que sirvieron con el tiempo para la creación en Valencia de la Escuela Oficial de Comercio; representó al Ayuntamiento en el Centro de Cultura Valenciana, siendo nombrado en 1920 director del mismo, así como en el II Congreso de Riegos y en el de Historia de la Corona de Aragón; oficial de Instrucción Pública del estado francés condecorado con las “Palmas Académicas” de dicho país, y al final de su vida ingresó en la Real Academia de Farmacia…y así seguiríamos nombrando logros y labores de este gran hombre, que además fue destacado escritor y publicista, colaborando también de manera asidua con la prensa valenciana de la época, además de ser partícipe conferenciante sobre temas relacionados con las ciencias naturales y físico-químicas, la higiene, la sanidad o la divulgación científica.

Pero no solo le debemos hoy en día su gran legado cultural, industrial y farmacéutico, ya que también fue ponente de la sección de Monumentos del Ayuntamiento de Valencia, donde salvó el artesonado de la “Sala Dorada” de la desaparecida Casa de la Ciudad, lugar donde el antiguo Colegio de Boticarios del Reino de Valencia celebraba sus sesiones y juicios. 

Aquel artesonado, rescatado por la sección de Monumentos del Ayuntamiento de Valencia donde era partícipe Agustín Trigo, fue realizado entre 1418 y 1438 por Joan del Poyo, siendo dorada y policromada entre 1442 y 1445, fecha en la que se terminaría definitivamente. En la actualidad, esta preciosidad se encuentra restaurada y colocada desde el año 1920 en el piso principal del Pabellón del Consulado de la Lonja de los Mercaderes de Valencia, algo que tenemos que agradecer a hombres como don Agustín Trigo tras visitarla o ver la siguiente magnífica foto para preciar su gran valor.

Diego Delso (CC BY-SA 3.0). Consulado del Mar, Lonja de la Seda, Valencia.

Diego Delso (CC BY-SA 3.0).
Consulado del Mar, Lonja de la Seda, Valencia.

EL TRINARANJUS

A pesar de todo lo mencionado anteriormente, si hay algo por lo que será recordado, para siempre, es sin duda por uno de sus mayores inventos farmacéuticos: el Trinaranjus. Se trata de un refresco a base de zumo de naranja o de limón, que surgió de los laboratorios del Doctor Trigo situados en el número 144 de la calle Sagunto de Valencia, y que a día de hoy se sigue comercializando bajo Schweppes-Cadbury desde que compró la patente, aunque no con su receta original. 

La fabrica que también disponía el Dr. Trigo fue ampliada en diversas ocasiones, debido a la gran demanda que tenían sus productos, tal y como se puede ver en el documento que hemos rescatado de prensa histórica. 

La Esfera : ilustración mundial (21/06/1919)

La Esfera : ilustración mundial (21/06/1919)

Fue en el año 1933 cuando el doctor Agustín Trigo Mezquita creó esta bebida a base de zumo de naranja, que en un primer momento tuvo gas y fue bautizada como Naranjina. Anteriormente a la creación del famoso Trinaranjus (Naranjina en sus inicios), el laboratorio destacaba por entonces, desde principios de siglo y hasta la fecha, por la fabricación del “Citrato de magnesia efervescente” (registrado en 1904), que venía etiquetado con la imagen de una labradora valenciana y al fondo la silueta de la torre de la catedral de Valencia, el Miguelete (comercioshistoricosdevalencia.blogspot.com.es nos aporta bellas fotografías del producto de época en su artículo). Este producto fue el “estrella” del laboratorio, ya que recibió numerosas distinciones en ferias y exposiciones internacionales. 

“. . .El Citrato de Magnesia del doctor Trigo era una sal de frutas obtenida del procesado químico de cítricos, que diluida en agua estaba indicada para trastornos digestivos leves tales como acidez estomacal o molestias durante la digestión. Podía emplearse también como refresco hidratante y laxante. En la actualidad los citratos de magnesia se ofrecen también como complemento para deportistas. . .”

()

Publicidad Citrato de Magnesia. El Graduador 05/09/1902

Publicidad sobre el Citrato de Magnesia, extraida de “El Graduador” (05/09/1902)

A pesar de que don Agustín Trigo experimentó, iniciando el camino del laboratorio con los cítricos en la perfumería en sus primeras investigaciones, su interés no estaba basado en la obtención de perfumes como los de la fábrica de Robillard (PINCHA AQUÍ PARA LEER LA HISTORIA Y EL ORIGEN DEL BARRIO DE LA MALVARROSA, RELACIONADO CON EL BOTÁNICO FELIX ROBILLARD AFINCADO EN VALENCIA), ya que basaba más su producción en la extracción de las esencias naturales de los cítricos, proceso con aplicaciones en perfumería aunque también en la industria y la ingeniería alimentaria y farmacéutica ya por entonces, tal y como nos cuentan nuestros amigos de comercioshistoricosdevalencia.blogspot.com.es

Fue precisamente la especialización en la fabricación de esencias y jarabes de naranja y limón, que también aplicaba en la industria alimentaria, la que le llevó a crear el popular refresco Trinaranjus, bautizado y lanzado al mercado en el año 1933 como Naranjina. 

Por el contrario de lo que pasó con la Coca Cola y nuestros amigos de Ayelo de Malferit (PINCHA AQUÍ PARA LEER NUESTRO ARTÍCULO SOBRE EL ORIGEN VALENCIANO DE LA COCA-COLA), don Agustín Trigo salió airoso de su visita internacional, tras presentar su producto en la Feria de Marsella del año 1935, ya que un empresario francés, Léon Beton, compró el mismo año de la Feria (1935) la fórmula y la marca para comenzar su producción y comercialización como “Orangina, espumoso de jugo de naranja o limón“, utilizando los terrenos de naranjos que tenía en Argelia el empresario tras presentar el producto, con gran éxito, en la feria de Argel de 1936  (a pesar de esta afirmación, hay quienes sostienen Beton plagió la idea al farmacéutico valenciano, cosa que no entendemos tras ver la siguiente imagen, ya con el producto final del TriNaranjus creado en la posguerra, y preguntarnos ¿para qué plagiar y luego decir que son del “Dr. Trigo”?).

trigo

Orangina y TriNaranjus

Ya en los años 40, después de la Guerra Civil Española, el Doctor Trigo se unió al joven empresario Salvador Soler Violant, para comercializar una evolución de la Naranjina (sin gas), que finalmente llamaron TriNaranjus (con la N en mayúscula y con un toque artístico parecido a la Coca-Cola), tras desechar, finalmente y con el tiempo, tanto el envase que se comercializaba con el nombre de Naranjina y la propia marca, donde además decidieron extraerle el gas. A ello le sumaron una excelente campaña de Marketing, publicitando el producto como “zumo natural de naranja o limón”. Aquello cuajó, y de que manera, junto con intensas campañas originales, en los años 50 y 60. 

TriNaranjus

Por cierto, al contrario de lo que muchos puedan pensar (ya que muchos admiten que TRI procede del zumo de TRES naran­jas que se pre­ci­sa­ban para lle­nar cada bote­lla del refresco), el origen del nombre de Tri­na­ran­jus, pro­cede de unir la primera sílaba del apellido del farmacéutico (TRI) con uno de los ingredientes principales de lo que lo conformaban (las naranjas), derivando, para hacerlo más comercial, en NARANJUS, formando así el nombre de “TRI-Naranjus”.

Esto se puede certificar gracias a que el famoso envase que tanto se conoce de la marca, el que tenía forma en su parte inferior de lo que se conformaban como tres naranjas, es posterior a la patente del nombre de la primera botella diseñada por Pedro Gras.

Mientras tanto, en 1951, el hijo de León, Jean-Claude Beton, emprende la distribución del producto mediante originales botellas de forma redondeada (8 onzas) e introduce la marca en todo Francia, donde consigue éxito. Marca y nombre que seguirían explotando a lo largo del tiempo tanto en el país galo como en Argelia. Sin embargo, con la independencia de Argelia en 1962, toda la producción de Orangina se traslada a Marsella, donde a partir de esa fecha la empresa introduce distintos formatos de distribución y empieza a desarrollar varias campañas publicitarias con famosos como Serge Gainsbourg, Jean Paul Goude y Michel Berger, que logran una fuerte notoriedad. En 1978 desembarca en Estados Unidos como “Orelia”, aunque poco después adopta la denominación francesa, y en 1984 Pernod Ricard compra la empresa, favoreciendo su distribución mundial.

En 2001, la multinacional Cadbury Schweppes compró un paquete accionarial de Orangina, formando el grupo Orangina Schweppes, comprando los derechos de La Casera y Orangina, donde posteriormente pasó a ser propiedad de dos firmas de inversión.

Por su parte, y mientras tanto, muchos años antes, la fecha de la compra por parte de SCHWEPPES INTERNATIONAL LIMITED sobre el Trinaranjus se inició en 1989, aunque veamos en los registros de la Oficina de Patentes y Marcas que sea el 26/02/2001, tal y como podemos ver en el expediente de la OEPM Nº M 1969313 (3). Esto es debido a la revisión, y unión, de las diferentes marcas comerciales bajo la misma empresa, aunque diferenciadas. 

Orangina fue adquirida, finalmente, en noviembre de 2009, al igual que todas las bebidas de Cadbury Schweppes, por el grupo japonés Suntory, donde justo un año antes, en 2008, había pasado a llamarse Orangina Schweppes, quedando así sus orígenes patentes en el nombre.

Así que, tanto si te gusta el TriNa como si alguna vez oyes de él o te preguntan cual fue sus orígenes, recuerda que fue un refresco con gas que evolucionó con el tiempo y que fue creado en Valencia. Todo un orgullo, gracias a don Agustín Trigo Mezquita. 

Fuente: http://blog.cofm.es/

Fuente: http://blog.cofm.es/

 

Fuentes:

 

Foto de portada formada por: Agustín Trigo, Farmacia. Gaceta Médica Española, 55, Apr. 1931 (de la Real Academia Nacional de Medicina)

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest