La ensalada valenciana es la ensalada por excelencia para acompañar a platos tan típicos como la Paella valenciana y nunca puede faltar a la mesa. Podemos encontrarnos infinidad de variedades en restaurantes y en las mesas de cada casa, donde pueden verse auténticas “aberraciones” como también ocurre con la Paella al llamar “Ensalada Valenciana” a cualquier cosa.

¿Qué debemos o no poner a una ensalada para poder llamarla “Ensalada Valenciana”? Pues desde luego que productos enlatados, que no sean de la huerta o que nada tengan que ver de acompañamiento, NO. 

Y es que si encima uno va a comerse una “Paella” y le pueden sacar “Ensalada Valenciana” con “atún de lata”, “espárragos de lata”, “boquerones en vinagre del hipermercado”…pues apaga y vámonos. Llamemos las cosas por su nombre.

¿Entonces qué lleva la auténtica ensalada valenciana? Pues como al igual que ocurría antaño con la Paella Valenciana, la Ensalada Valenciana era un plato típico que se servía con productos de la huerta, tales como lechuga, tomate, encurtidos naturales (aceituna), espárragos de temporada, huevo duro, cebolla…en fin, era un plato que alimentaba y acompañaba siendo, así pues, uno de los estandartes de la Dieta Mediterránea. 

 

Nuestra propuesta de receta es bien simple (al gusto y cantidad necesaria según comensales):

Lechuga procedente de un mercado de barrio o frutería (de origen natural y no embolsada de un supermercado, pudiendo disponer la variedad que más os guste).

Tomate (a ser posible de El Perelló y cortado en gajos).

Cebolla procedente de un mercado de barrio o frutería (de origen natural y no embolsada de un supermercado, y si fuera así, mirar su procedencia de origen. Cortada fina en medias lunas).

Aceitunas (en numerosos mercados de barrio podéis encontrar encurtidos naturales de procedencia no industrial y que si tenéis la suerte de vivir cerca de alguna de las tantas poblaciones cercanas a las que se dedican al cultivo del olivo, lo entenderéis).

Aceite de oliva virgen y valenciano (que los hay y muy buenos, nada que envidiar a los de Andalucía que son de los mejores de España).

Vinagre (de vino blanco, y que podéis encontrar en numerosas poblaciones dedicadas al cultivo de la vid y no de un simple supermercado)

Sal (nunca refinada, siempre marina, ya que tenemos empresas tan buenas en la Comunidad Valencia como Sal Bueno, por poneros un ejemplo). 

 

OPCIONAL Y AL GUSTO:

Huevo cocido (de granja, no de supermercado. Fijaos que cada huevo lleva un etiquetado y una letra correspondiente, la primera de todas. La “E”, la más común, significa que el huevo es de una gallina enjaulada y en condiciones que os podéis imaginar).

Espárragos de temporada (no de temporada del supermercado).

Anchoas desaladas y preparadas de forma natural (en algunas zonas costeras como La Safor es muy común encontrar en la Ensalada Valenciana este rico acompañamiento).

Por supuesto podéis añadir zanahoria, pepino, aceitunas negras, etc., siempre que sean de la huerta o temporada, y que podremos seguir llamando Ensalada Valenciana mientras no sean productos enlatados o de procedencia “industrial”.

e120e-foto0861

Ejemplo de una ensalada valenciana. Fuente: https://comocomodiadia.files.wordpress.com/2013/11/e120e-foto0861.jpg

 

En resumen: 

Ensalada Valenciana es un plato que tiene como ingredientes productos de la huerta o del mar como acompañamiento (según zonas), pero siempre de origen natural y nunca industrial. Lo demás, son ensaladas simplemente. 

 

Foto de portada:  Heather Cowper from Bristol, UK http://www.heatheronhertravels.com/ ( Creative Commons Attribution 2.0 Generic)

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Telegram: @valenciabonita

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest