• De entre todas las obras de don José Benlliure Gil, uno de los grandes pintores valencianos, destaca un lienzo con una historia un tanto curiosa y anecdótica: curiosa porque, en sus inicios, la pintura no era conforme está dispuesta en la actualidad, que por cierto puede verse en una de las salas de visitas, al entrar por el vestíbulo, del Real Colegio de las Escuelas Pías; y anecdótica por la forma en que se llevó a cabo dicho cambio, para verla tal y como la conocemos hoy en día.

Y es que esta obra esconde bajo el óleo rostros que hoy ya no pueden observarse. Rostros que tan solo pueden verse en las pocas fotografías que quedan de antaño, donde cabe decir que, curiosamente, la obra fue restaurada en el año 2012 por la empresa, o mejor dicho Centro de Estudios de Arte y Restauración, Gaia. Una restauración con mucho mimo, y cuidado, a la que sometieron a esta obra con un proceso de limpieza integral para devolverle la luminosidad y colorido de los que gozaba en sus “orígenes”. Y disponemos orígenes entre comillas porque cabe decir, como hemos dicho anteriormente, que este cuadro no es tal y como puede observarse ahora.

Oleo sobre lienzo de José Benlliure Gil, obra original de antes de 1918.

Oleo sobre lienzo de José Benlliure Gil, obra original de antes de 1918.

Restauración pictórica, lienzo de Escolapios pintado por José Benlliure Gil, final

Estado actual después de 1918 (la modificación de Benlliure) y tras la restauración pictórica realizada por Gaia.

Según la propia Gaia, antes de intervenir la obra, se realizó una exhaustiva documentación gráfica, con luz incandescente, ultravioleta e infrarroja. Puesto que dada la singular característica de este cuadro, en el que se añadió con posterioridad la figura de San Vicente (después contaremos como ocurrió esto), se consideró de gran interés el estudio de las capas de pintura subyacentes, donde además, también se realizó una extracción y análisis de muestras para determinar con más exactitud  la técnica pictórica, capas y niveles de estratos. Una vez concluido todo el estudio, se comenzaron los trabajos de restauración. Trabajos que fueron llevados a cabo por Alicia Hernández Vallés y Ana Carrión Roger con los siguientes procesos:

  • Asentamiento de pequeños puntos de levantamiento.
  • Limpieza química y mecánica.
  • Estucado de lagunas.
  • Reintegración cromática y protección final.

Pero para entender esta obra hay que remontarse antes del comienzo del siglo XX, dado que Benlliure en sus comienzos se dedicó a la pintura de género. No fue más adelante, aconsejado e influenciado por el pintor italiano Domenico Morelli y la escuela romana, cuando ya realizó obras de carácter mucho más religioso donde comenzó a destacar con la obra “Visión del Colosseo”,  con la que obtiene en 1987 la medalla de plata en la Exposición Nacional de Madrid. Hecho que seguramente le llevaría a crear una de sus maravillosas obras llamada en sus inicios “Valle de Josafat en el día del Juicio Final (Visión)”, donde destacarían Dante Alighieri y su amada Beatriz. Y nombramos a estos dos últimos porque son los que se desaparecen posteriormente en la modificación que Benlliure realizó. Pero ¿Cuál fue el motivo por el que cambió rostros de este maravilloso cuadro? La causa estaba más que justificada, a pesar de que el cuadro viajó durante años por numerosas exposiciones siendo incluso reclamo para ellas.

Exposición de París. Publicación de "Pell & Ploma", Barcelona 15 de Junio de 1900.

Exposición de París. Publicación de “Pell & Ploma”, Barcelona 15 de Junio de 1900.

En 1919 se acercaba la celebración de San Vicente Ferrer y Don José Benlliure, que años antes realizó el maravilloso óleo sobre lienzo del “Valle de Josafat en el día del Juicio Final” en el que incluía a San José de Calasanz, tenía una misión. Que San José de Calasanz estuviera en la magnífica obra no era pura casualidad, ya que este fue el fundador de la primera escuela cristiana popular de Europa (1597), y que gracias a él hoy en día las «Escuelas Pías» se han expandido en todo el mundo. Escuela como la que estudió Benlliure, en la de Valencia claro. Era, pues, un homenaje. Pero para muchos ese cuadro estaba “incompleto”, y la cercanía del quinto centenario de San Vicente Ferrer era la excusa perfecta para un complacido Benlliure que acepto de buen agrado la propuesta: que sustituyera al autor de la Divina Comedia y su amada por el valenciano con motivo del quinto centenario para pasar a llamarse “Visión de San Vicente Ferrer predicando el Juicio Final”. La modificación tuvo lugar justo antes de 1919, un 12 de septiembre de 1918, fecha que puede observarse en el lateral del cuadro si uno visita la sala de las Escuelas Pías.

Dante Alighieri y su amada Beatriz

San Vicente Ferrer en sustitución de Dante y Beatriz.

Las Provincias : diario de Valencia: Año LIV Número 16310 - 1919 abril 28 (28/04/1919). Fecha en el mes que se celebraba su V centenario.

Las Provincias : diario de Valencia: Año LIV Número 16310 – 1919 abril 28 (28/04/1919). Fecha, en el mes, que se celebraba su V centenario.

Hasta entonces, dicho cuadro ha sido de valioso agrado y deseo de los escolapios, donde llegaron a exponerlo en un stand montado en 1950 con motivo del Congreso Catequésico Nacional celebrado en Valencia.

No sería hasta el año 1953, un 11 de Julio, cuando Dª. María Benlliure, hija de José Benlliure, donó el cuadro a los escolapios por lo que ella consideró “voluntad” de su padre, ya fallecido en 1937, donde destacaba en la carta a los escolapios que su padre tenía intención de pintar la capilla de las Escuelas Pías, y que el amor de su padre por la institución fue lo que le llevo a tal decisión…con la condición de que la obra se instalase en la capilla del nuevo edificio. Pero no, esto no fue así, dado que a día de hoy se conserva en una de las salas de visita del vestíbulo. ¿Por qué está aquí y no donde era expreso deseo? La razón, el texto del inventariado en las actas del Capítulo Local de las Escuelas Pías de 1955:

«Sala de visitas: … un cuadro “S. Vicente Ferrer predicando el Juicio Final” de J. Benlliure». Y más adelante: «es muy digno de mención que en nuestra sala de visitas está en depósito el lienzo de José Benlliure S. Vicente Ferrer predicando el Juicio Final. El cuadro fue regalado por la señora hija del pintor, D.ª María Benlliure al Provincial (Jesús Gómez) con destino a la futura iglesia del nuevo colegio (S. José de Calasanz, de Valencia). El Provincial le hizo a la donante el obsequio de 60.000 pesetas. Fue traído al colegio el día de San Pompilio, 15 de julio de 1953. Quedó depositado en nuestra sala de visitas, único local que admitía la obra de colosales dimensiones, pues mide 6 x 4 m., o sea, un lienzo de 24 metros cuadrados».

Así pues, cabe decir como conclusión que, la hija de Don José Benlliure no pensó que el lienzo de su padre, además de ser una magnífica obra, también era un “gigantesco problema” (y bendito), para que los Escolapios atendieran su petición.  

 

Fuentes:

Foto de portada: skyscrapercity.com

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest