En las entrañas de Nueva York se encuentra uno de los mayores tesoros de la ciudad neoyorquina obra de un valenciano: don Rafael Guastavino.

Pero dicha construcción no es la única oculta en una ciudad que todavía hoy le recuerda como uno de los grandes arquitectos de Nueva York. Bajo el Puente de Queensboro, y escondido bajo su estructura metálica, se encuentra una de las obras mas impresionantes del arquitecto valenciano: el mercado del puente de Queens.

Don Rafael Guastavino Moreno (Valencia, 1 de marzo de 1842 – Black Mountain, Asheville, Carolina del Norte, 2 de febrero de 1908), era un visionario e innovador arquitecto, que viajó al otro lado del charco con su hijo Rafael Guastavino Expósito en 1881 en busca de riquezas y de éxito profesional (sin saber prácticamente nada de inglés). La obra de este gran valenciano, y de su hijo, sigue presente a día de hoy alrededor del mundo pero en especial en una ciudad de nuestro planeta: Nueva York.

Rafael Guastavino Merino. Fuente: http://web.mit.edu/

Rafael Guastavino Moreno. Fuente: http://web.mit.edu/

El hijo, Rafael Guastavino Expósito (AveryArchitectural Library. Col.Univ.USA). Fuente: http://amf2010blog.blogspot.com.es/

El hijo, Rafael Guastavino Expósito (AveryArchitectural Library. Col.Univ.USA). Fuente: http://amf2010blog.blogspot.com.es/

El arquitecto valenciano estudió, desde su marcha en 1861, en la Escuela de Maestros de Obras de Barcelona, llegando incluso a comenzar su trayectoria como arquitecto antes de finalizar sus estudios. Su marcha a la ciudad de los rascacielos y su puesta en marcha en 1888 de su compañía “The R. Guastavino Company”, supondría toda una revolución arquitectónica en la ciudad, donde además cabe destacar la fabricación propia de productos cerámicos desde 1900.

No solo es artífice de más de 1000 edificios y lugares alrededor del planeta, también colaboró en grandes obras realizadas por los arquitectos de más reconocido prestigio de la arquitectura americana.

Está considerado como uno de los grandes arquitectos de la ciudad de Nueva York. Prueba de ello es el legado que se dispone a día de hoy además de su merecido reconocimiento que ha tenido a través de publicaciones, exposiciones y alabanzas de expertos en la materia y reconocidos arquitectos tanto del momento como del pasado.

Su éxito, en gran parte, se debe sobre todo a las llamadas bóvedas de ladrillo plano o tabicadas, tradicionales en Valencia y Cataluña, y que en arquitectura muchos llaman “Bóveda Catalana”, aunque este es un sobrenombre y no el original (en arquitectura muchos llaman a este tipo de obras “Bóveda Catalana, que no hay que confundir ni extrapolar el nombre arquitectónico a la situación actual y que su nombre original, y correcto, es “Bóveda Tabicada”).

Gracias a la incorporación de nuevos materiales como el cemento portland en lugar de los morteros de cal y elementos metálicos, además de su ingenio e innovación, era una solución clara contra el fuego que incluso el mismo prendía para demostrar su resistencia y evitar así hechos ocurridos como el gran incendio de Chicago de 1871.

De la construcción que os hacemos referencia en el título y portada de este artículo es “la estación fantasma de City Hall”, una impresionante obra con bóvedas del arquitecto valenciano. Pero, lamentablemente, no es posible visitarla a día de hoy ya que está cerrada a cal y canto. Dicha estación está abierta solo para miembros del Museo de Tránsito de Nueva York y en ocasiones especiales, aunque según cuentan existe un “truco” para poder visitarla tal y como nos cuenta diariodelviajero.com.

Entre sus numerosas obras (las más destacadas) donde participó o dejó su huella se encuentran, además de la que hacemos portada en este artículo, las siguientes disposiciones:

Mercado del puente de Queens.

Mercado del puente de Queens. Fuente: www.naturalbuildingblog.com

Mercado del puente de Queens. Fuente: www.naturalbuildingblog.com

– El Oyster Bar, de la Grand Central Terminal de Nueva York, además de la “galería de los susurros” adyacente. El Hall de la Grand Central Terminal es característico de las bóvedas patentadas de Guastavino.

The Oyster Bar, Grand Central Terminal, New York City. Fuente: www.touristsbook.com

The Oyster Bar, Grand Central Terminal, New York City. Fuente: www.touristsbook.com

– Auditorio Baird del Museo de Historia Natural de Washington.

Auditorio Baird, Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural. Washington, D.C., EE.UU. Fuente: Pinterest, epoca1.valenciaplaza.com

Auditorio Baird, Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural. Washington, D.C., EE.UU. Fuente: Pinterest, epoca1.valenciaplaza.com

Biblioteca pública de Boston, destacando su gran sala y el hall.

Foto de Michael Freeman Photography. www.michaelfreemanphoto.com/

Foto de Michael Freeman Photography. www.michaelfreemanphoto.com/

Biblioteca pública de Boston. Fuente: travelbuggeddotcom1.files.wordpress.com

Biblioteca pública de Boston. Fuente: travelbuggeddotcom1.files.wordpress.com

Capilla de St. Paul de la Universidad de Columbia (Nueva York).

St. Paul's Chapel - Columbia University - New York City. Fuente: nycago.org

St. Paul’s Chapel – Columbia University – New York City. Fuente: nycago.org

Catedral de St. John the Divine, en Nueva York.

Cathedral of Saint John the Divine. Church in New York City, New York. Fuente: www.thousandwonders.net

Cathedral of Saint John the Divine. Church in New York City, New York. Fuente: www.thousandwonders.net

– Restaurante Vanderbilt Hotel YMCA en Nueva York, bóveda de Guastavino.

Fuente: http://archpaper.com/

Restaurante Vanderbilt Hotel. Fuente: http://archpaper.com/

– Vestíbulo del registro de entrada del antiguo centro de acogida de Ellis Island, la que fue puerta de entrada a América para millones de emigrantes de Europa durante decenios.

p1040165

Vestíbulo del registro de entrada del antiguo centro de acogida de Ellis Island. Fuente: elenajorreto.files.wordpress.com

– West Side Market (Mercado del oeste), en Cleveland, Ohio, del artículo de descubriendoadean.blogspot.com.es.

http://descubriendoadean.blogspot.com.es/2014/04/guastavino-genio-valenciano-en-ohio.html

West Side Market (Mercado del oeste), en Cleveland, Ohio. Fuente: http://descubriendoadean.blogspot.com.es/2014/04/guastavino-genio-valenciano-en-ohio.html

– Buffalo Central Terminal.

Buffalo Central Terminal. Fuente: stanton.photography

Buffalo Central Terminal. Fuente: stanton.photography

Carnegie Hall, una sala de conciertos en Manhattan, Nueva York.

Carnegie Hall, by Alex R. Travers Fuente: questmag.com

Carnegie Hall, by Alex R. Travers. Fuente: questmag.com

Federal Bank de Nueva York. 

Federal Bank New York. Fuente: www.newyorkfed.org

Federal Bank New York. Fuente: www.newyorkfed.org

Por cierto, el arquitecto valenciano también fue artífice de una reproducción de la Lonja de Valencia en la Exposición Universal de Chicago de 1893 para conmemorar el IV Centenario del descubrimiento del Nuevo Mundo.

edificio a imitación de La Lonja de Valencia con el que España fue representada en la Exposición Universal de Chicago en 1893.

“La Lonja” de la Exposición Universal de Chicago (1893).

Guastavino falleció el 2 de febrero de 1908. Al día después de su fallecimiento, el periódico New York Times se hacía eco de la noticia e indicaba en la esquela que era el inventor de la “Guastavino Arch”, dejando su sello particular por diversos lugares de la ciudad. Pero con el fallecimiento de Don Guastavino padre, el legado continuaría con su hijo Rafael, y que incluso a muchos todavía hoy les cuesta reconocer si son obras del padre o hijo.

Esquela publicada por el New York Times el 3 de febrero de 1908 © The New York Times. Fuente: http://arquicatalana.blogspot.com.es/

Esquela publicada por el New York Times el 3 de febrero de 1908 © The New York Times. Fuente: http://arquicatalana.blogspot.com.es/

Cabe decir que en la Esquela hay un error publicado aquel día, puesto que Guastavino falleció a los 65 años y no a los 55. Rafael Guastavino está enterrado en la iglesia de San Lorenzo (Asheville, Carolina del Norte), construida por él mismo, cuya planta y fachada son una réplica de la Basílica de Ntra. Sra. de los Desamparados.

Interior de la iglesia (Steven Hyatt)

Interior de la iglesia de San Lorenzo (Asheville, Carolina del Norte) Fuente: Steven Hyatt.

Uno de los grandes estudiosos de su obra fue, por ejemplo, el investigador e historiador Francisco Agramunt, pionero en divulgar la obra y la figura de Guastavino en España a través de ensayos publicados en archivo de arte valenciano y otras disposiciones, llegando incluso a ponerse en contacto con sus familiares en Valencia y en América y “descubrir” por ejemplo que era masón y amigo de Blasco Ibáñez y Sorolla.

SI PINCHAS AQUÍ PODRÁS LEER UN INTERESANTE ARTÍCULO SOBRE LA VIDA DE ESTE HOMBRE TITULADO “LOS GUASTAVINO Y LA BÓVEDA TABICADA EN NORTEAMÉRICA”.

Fuente foto de portada: La huella de Guastavino

Fuentes: 

 

 

Comparte, si te gusta, en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest