En la Comunitat Valenciana, y en diferentes partes del litoral peninsular, las playas se han visto afectadas por el impacto y la contaminación visual. Es labor nuestra y la de las empresas que ponen negocios en las costas, el tratar con cuidado y respeto toda la naturaleza y el entorno de la costa.

Si se potencia la esencia del paisaje que ofrece una playa, hace que aumente su calidad y la de su entorno. Por este motivo es tan importante reducir el impacto visual para aportar mayor confort, armonía, valor al entorno y al espacio visual.

El pasado verano del 2015 fueron un total de 36 playas de la Comunitat Valenciana las que recibieron banderas negras por contaminación orgánica, mala depuración, residuos urbanos, vertidos, mala gestión, impacto visual al entorno… otorgadas por la organización Ecologistas en Acción.

Ante estos datos, se tienen que buscar soluciones para que en la próxima temporada de primavera-verano no se vuelva a repetir la misma situación y las playas vuelvan a tener la misma calidad que siempre y se puedan disfrutar de ellas como antes.

Son muchos los detalles que se tienen que tener en cuenta a la hora de montar cualquier negocio en la playa o de hacer alguna casa o edificio. Un ejemplo de ello son los negocios de hamacas que se abren tanto en las playas más concurridas del litoral como en las más desconocidas. En el momento en el que se decide montar un negocio de tumbonas en la playa, todo empresario ha de saber que influyen mucho los colores y los materiales que se utilizan para la composición de las tumbonas, lonas y sombrillas.

Empresas valencianas como Beachmat, de venta de tumbonas, lonas y sombrillas al por mayor, día a día trabajan para vender productos de ocio acuático que reduzcan al máximo el impacto visual en las playas y alertan del peligro de no cuidar las repercusiones que puede traer en el impacto visual a largo plazo.

La elección de colores claros como el beige y la crema, tanto en las sombrillas como en las lonas de las tumbonas dan armonía y equilibrio debido a que se funden con el entorno (con la arena o piedras de la playa).

Por eso mismo, es el deber de los empresarios que tengan negocios costeros el comprar productos de ocio acuático que no causen demasiado impacto visual en el entorno; y por parte de los turistas y lugareños de las playas deben tener conciencia y apostar por la sostenibilidad como criterio a la hora de elegir la playa donde veranear o tomar el sol durante los meses más cálidos del año.

Dentro de nada llega Semana Santa y ahí toca sacar el bikini, el bañador, la pamela, la crema solar y las palas de playa, así que tienes que tener muy en cuenta todo lo comentado anteriormente porque al fin y al cabo tenemos que cuidar nuestras playas y nuestro entorno natural.

 

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Síguenos en Instagram: valenciabonita_insta

Comparte si te gusta en las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest