Existe un pequeño rincón ajardinado lleno de fuentes, lugares para el descanso y digno de fotografiarse que esconde un pasado artístico, histórico y anecdótico. Su puerta de entrada sigue siendo testigo de lo allí hubo: El gran Palacio de Parcent, el 2º edificio más grande después de la Catedral de Valencia.

Y es que este pequeño escondrijo de nuestra ciudad, además de poseer cuatro estatuas de las cuales sus rejas estuvieron dispuestas en el Parterre hasta la riada de 1957, posee también unas bellas hiedras que rodean este jardín y un pacífico sonido acuífero para sus visitantes. Todos estos elementos, que conforman el jardín de Parcent, tienen una historia que contar y para nosotros, uno de los jardines con más historia de Valencia (con permiso del jardín del Antiguo Hospital y de los Jardines del Real, también conocidos como Viveros).

Agradecimiento por la imagen cedida y coloreada por Pep Valencia.

Agradecimiento por la imagen cedida y coloreada por Pep Valencia de lo que actualmente es el Jardín y lo que fue el Palacio de Parcent.

GIF montado por Pep Valencia de Julio Cob.

GIF montado por Pep Valencia de Julio Cob de lo que actualmente sería una puerta de entrada de lo que se ha mantenido.

Por este lugar, han pasado personajes ilustres de la historia y aquí, han residido sociedades valencianas dignas de mención y que a día de hoy, todavía perduran como legado de ese pasado que solo se puede leer o ver en fotografías, porque ese lugar, el Palacio de Parcent, que albergó todo lo que os cuento, desapareció para dar paso a lo que actualmente conocéis como el “Jardin de Parcent” situado en Plaza de Juan de Vilarrasa.

Desgraciadamente, el Palacio de Parcent tuvo que ser derribado en el  año 1965 debido a su “ruinoso” y mal estado de conservación, no sin antes llevarse consigo toda la historia que sus paredes pudieron contemplar.

Palacio de Parcent derribado en 1965. Fuente: http://palaciosdevalencia.blogspot.com.es/

EN EL RECUERDO. Palacio de Parcent en el recuerdo (Estaba situado en la calle Juan de Villarrasa hoy plaza ajardinada). Fuente: http://palaciosdevalencia.blogspot.com.es/, de Julio Cob

SITUACIÓN ACTUAL. 2015. Jardines de Parcent

SITUACIÓN ACTUAL. 2015. Jardines de Parcent

Para contaros la historia completa, que se remonta al siglo XVIII y que es la fecha de origen del Palacio desaparecido en tiempos de Carlos III por obra de los Cernecio, nos vamos a basar en la maravillosa publicación del “Boletín de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, núm. 9, segundo semestre (1959), p. 79-80”. Edición digital de la Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes por cortesía del editor Cort y Botí, César (Cesar Cort i Botí, pincha AQUÍ para su historia).

Cesar Cort i Botí

Cesar Cort i Botí

Breve resumen de la casa Condal de Parcent que fue, al parecer, “la primera del Reino de Valencia”.

“. . .En la sesión celebrada por esta Real Academia el día 26 de octubre de 1959, se aprobó el acuerdo de la Comisión Central de Monumentos, en apoyo de la moción presentada ante ella por el miembro de la misma D. César Cort y Bou, sometiendo a esa Dirección General de Bellas Artes la conveniencia de incoar con urgencia la declaración de Monumento histórico artístico del palacio de Parcent (PARA SU SALVACIÓN), en Valencia. El dictamen fué elevado a la Dirección General de Bellas Artes el 28 de octubre de 1959, y dice así:

El Ayuntamiento de aquella capital (HACIENDO REFERENCIA A VALENCIA), propietario de dicho edificio, parece ser que va a proceder a indemnizar a los actuales inquilinos para dejarlo en condiciones de ulteriores usos y acaso derribo para nuevos solares donde edificar casas baratas.

En dicha moción, y con referencias de un escrito del Barón de San Petrillo en la revista “Valencia”, del mes de enero de 1932, se resumen los siguientes datos (CON TAL DE CONVENCER DE DECLARARLO MONUMENTO HISTÓRICO):

En los albores del siglo XVII, dos aristócratas industriales, nobles caballeros del estado de Como, de Milán, se establecen en Valencia, montando unas fábricas de seda. Se llaman Constantin y Francisco Cernecio, hijos de Jerónimo Cernecio Papis y Claudia Odiscaldi y Roscona, tía carnal del Papa Inocencio XI.

En 1636 Felipe IV le concede el título de Conde del lugar de Parcent a Francisco, por fallecimiento de su hermano mayor Constantin, que murió sin sucesión. Casó Francisco con D.a Catalina Tárrega. De este matrimonio nació Manuel Cernecio Tárrega, caballero de Montesa, que heredó el condado de Parcent, casando con D.a Inés Rabasa de Perellés y Pardo de la Casta, hija de los primeros Marqueses de Dos Aguas. Por sucesivos matrimonios emparentaron con los Medinaceli.

La casa Parcent entonces es la primera casa del reino de Valencia, entroncando con los principales linajes de la Monarquía: los Montijo, los Oñates, los Veragua, los Malpica, los San Carlos…

En la época de Carlos III debió reformarse la primitiva fachada del palacio, transformándolo en un inmueble digno de albergar a príncipes. Es un palacio digno de reyes, con grandes salas, sobrias de decorado, y techos elevadísimos y de magníficas proporciones. Puertas de servicio espaciosas para carrozas y coches, cuadras, guadarnés. Hermoso patio central, con atrio circundante y otro contiguo que fué en aquellos tiempos jardín y picadero. Lo que da idea de la opulenta morada.

Esta preclara estirpe valenciana – castellana desciende por un Infante de la Cerda del Rey Alfonso X el Sabio con el feliz consorcio de Tárregas-CernecioMedinaceli.

Cuando se entre en el palacio, con un poco de imaginación se siente uno transportado a la época de apogeo de la ilustre casa, cuando el Conde poseía veinticinco caballos y era el primer contribuyente no sólo en Valencia, sino en varias provincias españolas. En el interior tenían sus moradores cuanto se podía apetecer: teatro, sastrería y hasta botica.

En 31 de agosto de 1812 se hospedó el Rey José Bonaporte durante quince días. En este mismo palacio tuvo lugar la magna recepción que dio la Maestranza con ocasión de la llegada de SS. MM. los Reyes de las Dos Sicilias, en 30 de noviembre de 1829 (Cuya hija venía a desposarse con Fernando VII).

Harto diferente es ahora su lamentable estado. Allí se aloja una sociedad de baile, una fábrica de abanicos, un almacén de botellas, y, para colmo del sarcasmo, en el arco que da acceso a la escalera de honor, que conserva en su techo aún las armas cuarteladas de Castilla y León con Francia, el blasón inmarcesible de los La Cerda-Medinaceli, hay un letrero que anuncia: “Cédulas personales.”

Subsiste en el palacio el primer patio de sabor italiano de la región, de piedra sillería, con arcos y pilares también de sillería y unos capiteles jónicos que son una maravilla de dibujo y proporciones. El patio inmediato, el del picadero, ha perdido la balaustrada de arcilla cocida y tiene un gran agujero en la terraza, que pide urgente arreglo para su salvación; de lo contrario, se vendrá todo abajo.

Las pilastras de este segundo patio son también de sillería, con capiteles jó- nicos de arcilla cocida.

Por todo lo expuesto, y en cumplimiento del acuerdo mencionado al principio de esta comunicación, la Real Academia reitera a V. E. el ruego allí expresado. . .”

Sin duda alguna es un magnífico documento que nos revela la historia de este lugar. (PINCHA AQUÍ PARA DESCARGARTE EL DOCUMENTO OFICIAL).

Pero no todo ha sido historia sobre la alta burguesía en este lugar. En el Palacio de Parcent ha habido arte y del bueno. Aquí, el Micalet ha hecho historia de verdad (entre 1897-1954), especialmente cuando pudo usar el pequeño teatro de “l’antiga societat Juvenàlia”.

La historia del Micalet se remonta al día 11 de agosto de 1893, fecha en la que se fundó la Sociedad Coral Orfeón Valenciano “el Micalet”, como resultado de la fusión de diferentes orfeones casi bien desaparecidos y reunidos en un local cedido por el Ayuntamiento en la calle de la Longaniza, actual Periodista Azatti. Entre los reunidos, había gente de ideologías políticas muy diferentes: libre, republicanos, católicos, socialistas, anarquistas, etc. Una vez puestos en marcha, la directiva visitó Salvador Giner para pedirle su protección artística y el maestro, para que fueran una entidad digna de Valencia, les compuso expresamente “La barcarola”, “Festa del poble”, “Matinades de maig”, “Ecos del Túria”, “Himne a València”,” la Tempestat”…

En el año 1895 se recibe como mandato del Ayuntamiento de Valencia la ordenación y desalojo del local, para poner los caballos de la Guardia Municipal. De allí se pasó a la calle de Na Jordana, en un edificio sin luz de gas ni agua y, al poco tiempo, a la calle de Vinatea, 19. Y finalmente, en el año 1897 pasó la sede social al palacio del Conde de Parcent, al que se subía entrando por la puerta de la calle Don Joan de Vilarasa. Fue entonces cuando, Antoni Cepejón junto a un grupo de entusiastas, cambian el nombre a la sociedad para salvarla en fecha del 21 de agosto de 1905, cuando en pleno calor de verano, desaparece la Societat Coral Orfeó Valencià el Micalet y nace el mismo día la Societat Coral el Micalet.

No fue hasta la década de los 50, cuando en un solar de propiedad al calle Maestro Palacio, se construye el Teatro Micalet, donde se hacía zarzuela, comedia, drama, teatro y actuaciones musicales, etc. El café teatro se inventó en el Micalet, con la realización de audiciones nocturnas de Jazz (Tete Montoliu, Slide Hampton, Lou Bennett…). Una magnífica historia de una de las sociedades civiles más importantes de la historia de Valencia (PINCHA AQUÍ PARA CONOCER CON MÁS DETALLE SU HISTORIA).

Archivo de Rafael Solaz, año 1954. Construcción del nuevo Teatro Micalet. Fuente: http://valenciablancoynegro.blogspot.com.es/

Una vez marchó de aquí “El Micalet”, paso a ser de propiedad municipal desde 1954, y ya por aquel entonces, en los sesenta se caía a pedazos por falta de rehabilitación. Durante su historia, llego a albergar de todo, desde Lo Rat Penat, una fábrica de abanicos, una fábrica de sedas hasta su último inquilino, que fue la Organización Nacional de Ciegos, por nombrar algunos ejemplos.

El Ayuntamiento, que por aquel entonces en el año del derribo (1965) tenía como alcalde a Adolfo Rincón de Arellano, permitió y consintió la desaparición del edificio más grande de Valencia después de la Catedral.

Adolfo Rincón junto al príncipe Juan Carlos de Borbón que visitó Valencia en el mes de mayo de 1959, donde destacó su visita por la XXXVII edición de la Feria Muestrario Internacional, que había sido inaugurada unos días antes por el ministro sin cartera Pedro Gual Villalbí. Fuente: Valenpedia (Las Provincias).

Adolfo Rincón junto al príncipe Juan Carlos de Borbón que visitó Valencia en el mes de mayo de 1959, donde destacó su visita por la XXXVII edición de la Feria Muestrario Internacional, que había sido inaugurada unos días antes por el ministro sin cartera Pedro Gual Villalbí.
Fuente: Valenpedia (Las Provincias).

Ahí es nada, a pesar de la petición años anteriores de Don Cesar Cort i Botí de la declaración de Monumento Histórico al Palacio.

io

Palacio de Parcent. En el ángulo inferior izquierdo se observa la parte trasera de la tienda de Rafael Solans.
Fotografía: Carlos Pérez Moreno.

Años 50 - Interior Palacio de Parcent. Fuente: http://palaciosdevalencia.blogspot.com.es/

Años 50 – Interior Palacio de Parcent. Fuente: http://palaciosdevalencia.blogspot.com.es/

El arquitecto municipal Emilio Rieta, se ocupó de salvar la portada (PUERTA DE ENTRADA) y trazar un jardín en el solar del que habría de ser un lugar pionero, de muchos a día de hoy, y que sería la “salvación” para muchos.

Puerta de entrada del antiguo Palacio de Parcent que se quiso salvar y todavía sigue a día de hoy. Fuente: Jdiezarnal.com

Puerta de entrada del antiguo Palacio de Parcent que se quiso salvar y todavía sigue a día de hoy. Fuente: Jdiezarnal.com

Y es que este lugar esconde además la historia del primer “parking subterráneo de Valencia”. Tal y como hemos podido leer en diversos artículos, uno de ellos el de Las Provincias, un 16 de diciembre de 1969 se inauguraba en Valencia la era moderna del “parking”. De esto hace ya más de 40 años (En el 68 ya se hacía eco del concurso para dichas concesiones). Por aquel entonces los conductores valencianos estaban contrariados y emocionados a la vez. Contrariados porque la dificultad, cada vez mayor, para aparcar en la capital era una tónica diaria que se debía de resolver de alguna manera para buscar nuevas formas de estacionamiento, donde existía, digámoslo así, una pequeña “mafia o menudeo” con las multas de los guardias municipales de la época. Pero al mismo tiempo habían quienes estaban más que emocionados, además de los comerciantes del Mercado Central. Aquellos usuarios que por aquel entonces habían invertido su dinero en un coche, veían que Valencia avanzaba hacia una nueva era en la que era más fácil aparcar y dejar a un lado cosas como las multas (al menos la preocupación por ellas).

Nació así, en 1969, el primer estacionamiento subterráneo de Valencia con una capacidad de 150 plazas, que estaba repartido en dos plantas y que se había construido en el solar de lo que era el palacio de Parcent, en la plaza del marqués de Villarrasa.

Años más tarde, aquel pequeño garaje de 150 plazas se convirtió en una segunda fase, culpa del tramo final de esa avenida del Oeste que nadie tenía ganas de continuar hacia el barrio del Carmen.

En la actualidad, el pequeño espacio ajardinado presenta un bello espacio verde acompañado de la decoración de la hiedra, el sonido del agua y 4 bellas estatuas que fueron instaladas en 1973, y que curiosamente representan a 4 continentes, no estando Oceanía por el descubrimiento tardío y desconocimiento de este en aquella época, en la del Palacio.

FUENTES VARIAS 028

Fuente: http://como-disfrutar-tu-jubilacion.blogspot.com.es/2014/11/los-jardines-de-parcent.html

Fuente: http://como-disfrutar-tu-jubilacion.blogspot.com.es/2014/11/los-jardines-de-parcent.html

Fuente: http://como-disfrutar-tu-jubilacion.blogspot.com.es/2014/11/los-jardines-de-parcent.html

Fuente: http://como-disfrutar-tu-jubilacion.blogspot.com.es/2014/11/los-jardines-de-parcent.html

Fuente: http://como-disfrutar-tu-jubilacion.blogspot.com.es/2014/11/los-jardines-de-parcent.html

Por cierto, llama la atención los animales que acompañan a cada uno de los continentes: Europa con un caballo, África con un león, América con un caimán (RECUERDA Y DE QUE MANERA, LA RELACIÓN ENTRE EL DRAGÓN DEL PATRIARCA y el continente), y Asia, que no se distingue muy bien pero parece ser un camello.

Imágenes de las 4 estatuas que están en los Jardines de Monforte a modo de réplica de las de Parcent. Fuente: claracan (SlideShare)

Imágenes de las 4 estatuas que están en los Jardines de Monforte a modo de réplica de las de Parcent. Fuente: claracan (SlideShare)

Pudo haber sido un espacio maravilloso entre el Mercado Central y el actual jardín si no se hubiese construido el edificio del Banco de Santander. ¿Os imagináis ese Palacio entre las Escuelas Pías y la Iglesia de los Santos Juanes lleno de historia o simplemente un lugar verde y de paz, como el de ahora, pero el doble de grande? Maravilloso hubiese sido sin lugar a dudas cualquiera de las dos opciones.

Fuentes:

 

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Comparte si te gusta en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest