Seguro que muchos de vosotros recordáis vuestra primera vez, siendo niños, de cualquier cosa que marcó vuestra infancia o que simplemente os llena de buenos recuerdos: Vuestro primer beso, la primera vez que pudisteis montar en bicicleta o incluso, vuestro primer tebeo.

Yo todavía recuerdo esto último como si fuese ayer. Fue antes de la comunión, en un tiempo donde todavía no existían los videojuegos  y donde la diversión estaba en la calle o en nuestras mentes. Bueno si, os miento, ya existía la Atari, entre otras, y poco después en la comunión tuve mi primer ordenador junto a mi primer “juego”: “Emilio Butragueño Fútbol”.

Aquel tebeo, el primero en entrar en mi mundo, fue uno de Mortadelo y Filemón y que todavía conservo en casa de mis padres: Una de las ediciones de “Las mejores historietas de Mortadelo y Filemón”. Nunca he sido lector muy habitual del tebeo español y en concreto del valenciano, es más en mis manos pocas veces he tenido la oportunidad de poder disfrutar de alguna edición o título (El Guerrero del Antifaz y Pumby han sido los dos únicos títulos que he leído esporádicamente). Aunque sí que es verdad que he sido fan de Mortadelo y Filemón, Asterix, de Tintín y en alguna que otra ocasión de Zipi y Zape.

Portada del documental “Héroes del Tebeo Valenciano”, un largometraje que se estrenó en Febrero de 2015 y recorre cien años del cómic en Valencia.

Desgraciadamente, todo aquel mundo en torno al tebeo, hoy dejó de existir, o al menos en el público más infantil. Son aquellos que vivieron las edades de oro y los que ya tienen cierta edad, los que más consumen tebeo. Pero son aquellos también los que mantienen vivo el mundo, así como sus autores y nuevos valores, donde también pretenden pasar ese bello legado a las generaciones venideras llenas de un mundo digital donde lo “físico” queda casi relegado.

Es por eso que hoy quiero hablaros, y seguramente despertar en muchos de vosotros, de la añoranza y nostalgia sobre aquellos “años de oro” del tebeo valenciano, para recordar todo aquello que el tebeo fue y que hay que preservar y, a ser posible, recuperar. Y es que hubo una época donde Valencia formaba parte de la potente industria española del tebeo, considerada una de las mejores gracias a sus editoriales y a sus ediciones.

¿Por dónde empezamos? Pues por el principio!!!

LOS ORÍGENES

Todo comienza gracias a Salustiano Asenjo Arozarena (Pamplona 1834 – Valencia 1897), ilustrador y caricaturista “valenciano”, porque a pesar de no nacer aquí, vino con pocos años de edad a vivir y digamos que lo es de “adopción”. Comenzó a trabajar para la revista “El Museo Literario” (1863), donde un año más tarde, publicaría la que podríamos considerar como la primera historieta valenciana: “Viaje por el país del amor”, publicada en dos entregas correspondientes al 8 de mayo y al 25 de junio de 1864, y que fue la primera en toda España en decir “Continuará…”.

1ª entrega de “Viaje por el país del amor”, 1864.

Podríamos decir que antes de la primera, y conocida historieta, existen precedentes de ilustraciones en en las aucas o en los azulejos valencianos, también llamados “redolins”. La auca no es otra cosa que “la acción evolutiva de un hecho (historieta, anécdota o llámese como quiera), por medio de viñetas rectangulares, numeradas y de izquierda a derecha con explicación al pie con versos o anotaciones”, por resumiros y que entendáis.

Auca del siglo XIX, autor desconocido. “El mercat de Valensia”

Cabe destacar en estos inicios también, los llamados Romanços de Cego (Romances de Ciego), de finales del siglo XVIII al siglo XIX. Estos, ascendientes y herederos de los juglares, narraban historias que iban contando de pueblo en pueblo y que no eran otros que recitadores de calle que congregaban a todas las gentes en la Plaza Mayor de allá a  donde iban.

Los recitadores, normalmente ciegos en su gran mayoría, conseguían contar historias clásicas, canciones o anécdotas que convertían en preciosas explicaciones narradas por ellos mismos y que acompañaban en muchas ocasiones por carteles con dibujos explicativos de la historia que se contaba al público, con el fin de poder entender mejor la historia gracias a estas ilustraciones y que también se vendían o regalaban a los niños  para el disfrute posterior.

Fuentes: historiadecovaleda.wordpress.com

Fuentes: historiadecovaleda.wordpress.com

Mencionar también el col.loqui o raonament, un subgénero valenciano con su época gloriosa entre el siglo XVII y principios del XX, que eran monólogos o diálogos cantados y/o representados por los ciegos en las fiestas de las poblaciones (PINCHA AQUÍ PARA LEER EL FANTÁSTICO ARTÍCULO SOBRE EL ROMANCE VALENCIANO CON ILUSTRACIONES DE RAFAEL SOLAZ).

Programa del Colegio de Sordomudos y ciegos. 1892. Archivo Privado de Rafael Solaz.

Programa del Colegio de Sordomudos y ciegos. 1892. Archivo Privado de Rafael Solaz.

Pero de vital importancia, en las ilustraciones, son las que llegaron a las revistas satíricas que por aquel entonces hubo en la Valencia del siglo XIX: Valencia Cómica (1889), La degollá (1890) y La Traca (1884).

Es esta última, de vital importancia en los primeros años del siglo XX, tomaría el testigo gracias a la llegada de Vicente Carceller a partir del 28 de septiembre de 1912, donde conseguía a través de sus ilustraciones y chistes picantes (que años más tarde acabarían rozando y convirtiéndose en pornografía gracias a sus dibujantes).

A principios del siglo XX, destacan Impresiones, La Semana Gráfica, El Guante Blaco o El Cuento del Dumenche.

Fuente: Coentor (Wikipedia)

Fuente: Coentor (Wikipedia)

Curiosamente, Impresiones, inaugurada un 19 de marzo de 1908 por el conocido Folchi (Don Manuel González Martí), fue la primera en incluir en la historia los bocetos de todas las Fallas de Valencia, iniciativa que tuvo un gran éxito y que a día de hoy se continua en diversas publicaciones y revistas falleras.

Caricatura hecha por Folchi a Blasco Ibáñez en una edición de

Caricatura hecha por Folchi a Blasco Ibáñez en una edición de 1908. Fuente: mecd.gob.es

Los folletines por entregas editados en las primeras décadas del siglo XX y gracias a Editorial Guerri, Editorial Valenciana o Carceller en sus inicios, serian los antecedentes a las historietas en el tebeo valenciano, donde incluso la Editorial Guerri adaptaría a tebeo años más tarde ejemplares como “Ultus el invencible”.

Editorial Guerri, València 1936. Fuente: galeriadimatges-galderich-leblansky.blogspot.com.es

Editorial Guerri, València 1936. Fuente: galeriadimatges-galderich-leblansky.blogspot.com.es

En periódicos valencianos aparecían también las primeras ilustraciones cómicas, como por ejemplo Gente Menuda” en el diario Las Provincias en 1926 o “Los Chicos” de LEVANTE EMV en 1929.

Fuente: semanarioshumoristicos.blogspot.com

Fuente: semanarioshumoristicos.blogspot.com

Pero quien más protagonismo tuvo fue La Traca. Esta fue claro ejemplo de la censura que por aquel entonces existió, donde llegó incluso a cambiar su nombre por La Sombra (1924) o La Chala (1926), para burlar todas las trabas que le ponían.

La Chala

La Chala

LA SEGUNDA REPÚBLICA Y LA GUERRA CIVIL: TIEMPOS BUENOS Y DIFÍCILES PARA EL TEBEO VALENCIANO

La proclamación de la Segunda República Española supuso un aire de respiro para la edición, que volvió a sus inicios con el nombre de La Traca y que consiguió, con la llegada de esta, la tirada nacional con grandes números de ventas. A pesar de esto, KKO Perragorda es el primer semanario infantil valenciano de tirada nacional creado en 1932 por Enrique Guerri Giacomelli, que contó con autores de la talla de Salvador Mestres o Pertegás entre otros. Tuvieron vital importancia en aquellos tiempos convulsos el semanario infantil “Los Niños (desde 1935 y publicado por la Iglesia), llamándose curiosamente a partir del número 42 “Meñique” en honor del personaje creado por Fernando Cabedo Torrents.

tbo4

A partir del número 42, “Los Chicos” comenzó a llamarse “Meñique”.

Pero todo tenía su fin y la Guerra Civil y el fin de esta, también fue el final trágico para sus artífices. Vicente Miguel Carceller comenzó, y finalizó también la segunda etapa de La Traca, con el inició de la contienda la burla a dictadores y a la iglesia en sus publicaciones de la mano de sus dibujantes, Bluff, Pérez del Muro o Méndez Álvarez, entre otros.

Viñeta de Méndez Álvarez (tebeosfera.com)

Viñeta de Méndez Álvarez (tebeosfera.com)

El mítico juego de los caramelos (Barquillero) fue protagonista de uno de los personajes del dibujante de "La Traca" Juan Pérez Del Muro: Colilla. Fuente: todocoleccion.net

El mítico juego de los caramelos (Barquillero) fue protagonista de uno de los personajes del dibujante de “La Traca” Juan Pérez Del Muro: Colilla.
Fuente: todocoleccion.net

Imagen de "Colilla", el personaje creado por Muro en el número 14 de Los Chicos (imagen tomada de richardguillamon.blogspot.com)

Imagen de “Colilla”, el personaje creado por Muro en el número 14 de Los Chicos (imagen tomada de richardguillamon.blogspot.com)

La radicalización y apoyo al bando republicano les costaría muy caro. Todos son condenados a muerte, encarcelados o en el peor de los casos, como el de Vicente Carceller junto a Carlos Carrera (Bluff), detenidos y fusilados.  Este último fue acusado de “dibujante satánico” y el lugar donde acabaron con sus vidas es lo que hoy se conoce como “El Paredón de Paterna”, un espacio abandonado y en el que se respira tristeza, dolor y sufrimiento, donde hay restos de más de 2000 personas.

memoriarepressiofranquista.blogspot.com

memoriarepressiofranquista.blogspot.com

Fueron tiempos tristes, donde finalmente la familia de Vicente Carceller desenterró su cuerpo y lo sepultó en el Cementerio Municipal. Al igual que su editor, La Traca había muerto y con ella, todos aquellos que se opusieron o criticaron al Bando Nacional, donde los más “suertudos” pudieron vivir en la cárcel, el exilio o bajo la protección de la Editorial Valenciana, pero eso queridos amigos, eso ya es otra historia.

Y es que si queremos ser rigurosos, y en honor al tebeo valenciano, nos vemos obligados a continuar esta historia en una segunda entrega como bien hizo Salustiano Asenjo Arozarena en la primera historieta valenciana “Viaje por el país del amor”. 

 

Continuará…

 

Fuentes:

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Comparte si te gusta en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest