• El origen del Día de Todos los Santos va ligado a la Iglesia Católica, donde se remonta a una medida del papa Gregorio III, que durante su tiempo de pontificado (731-741) consagró una capilla en la Basílica de San Pedro en honor de todos los Santos, y fijó su aniversario para el 1 de noviembre.
  • Más tarde, ya a mediados del siglo IX, el papa Gregorio IV (827 a 844) extendió la celebración a toda la Iglesia. De esta forma, todos los santos tienen un día del calendario para ser venerados, incluidos los que además poseen una fiesta propia en el calendario litúrgico.

Se acerca Halloween. Una noche de celebración y de cultura importada, o eso dicen, pero una noche muy querida y celebrada en nuestra cultura actual. Pero la verdad es que Halloween (contracción de All Hallows’ Eve, “Víspera de Todos los Santos”), también conocida como Noche de Brujas o Día de Brujas, es una fiesta mucho más antigua que la de Todos los Santos, y que tiene un origen celta, celebrándose en la actualidad internacionalmente en la noche del 31 de octubre en casi todo el mundo.

Las raíces de esta fiesta están vinculadas con la conmemoración celta del Samhain y la festividad cristiana del Día de Todos los Santos, celebrada por los católicos el 1 de noviembre. Se trata en gran parte de un festejo secular, aunque algunos consideran que posee un trasfondo religioso. Por desgracia, la mayor parte de la sociedad española considera que Halloween es una fiesta estadounidense que ha “invadido” España por la expansión de la cultura de EEUU, pero lo cierto es que las tradiciones que se celebran en Halloween se celebraban en España antes incluso de que existiera EEUU como nación y del actual culto cristiano. Por lo tanto se puede afirmar que Halloween también puede ser considerada como una tradición ibérica (no con este nombre, sino como parte del Samhain), aunque su actual resurgimiento está claramente relacionado con la cultura importada desde EEUU.

En España, actualmente, se ve Halloween como algo similar al Carnaval pero con disfraces y ambiente de temática de terror. Puede estar bien adaptar nuevas modas, pero debemos recordar que estos días podemos tener las dos alternativas: rendir culto de una forma satírica y/o hacerlo de una manera que se guarde el respeto, como lo han hecho nuestros mayores y antepasados, a nuestros difuntos, siendo, esta última manera, el llamado Día de Todos los Santos, un festivo nacional cristiano, pero que, por ejemplo, los ortodoxos celebran el primer domingo después de Pentecostés (el llamado domingo de Trinidad, de la Santísima Trinidad). 

En muchos países, el invierno está asociado a la estación más lúgubre y fría. La “muerte” de la Naturaleza, según la tradición, se iniciaba 40 días después del equinoccio de otoño (22 de septiembre), que coincidía precisamente con el Día de Todos los Santos, el 1 de noviembre. Así pues, se rinde culto a los santos en estos días (el día 2 es el día de las almas, día de los fieles difuntos) y se vinculan con la relación que hay entre los cristianos como Cuerpo de Cristo, de modo que vivos en cuerpo y alma o solamente en el alma son considerados igualmente miembros de la iglesia. Al decir “Todos los Santos” se incluye a los santos que viven aun corporalmente como los que no, mientras que el Día de los Fieles Difuntos se recuerda especialmente a aquellos que ya han muerto corporalmente, pero que tienen la esperanza de la resurrección.

En nuestra provincia, en Valencia, dicho día siempre se ha celebrado como un día de respeto, de tristeza pero a la vez de alegría, de dolor pero a la vez de amor, así como una forma de expresar lo que sentimos por aquellos que hemos querido y que ya no se encuentran entre nosotros.

Durante la festividad de Todos los Santos. Fuente: ValenciaHistoryTour

Durante la festividad de Todos los Santos en el pasado en el Cementerio General de Valencia. Fuente: ValenciaHistoryTour

Es un día, como siempre ha sido en nuestra comunidad (y no por ser cristianos), para rendir homenaje a esos seres queridos que ya no están con nosotros. Los valencianos siempre han acudido en masa cada 1 de noviembre a los cementerios con el fin de honrar a los difuntos y llevarles flores (como consta en la tradición) o incluso objetos, fotografías o simplemente ir para rezar por ellos y visitarlos.

En Valencia, ciudad católica desde la conquista de Jaume I (aunque cabe recordar que en ella han convivido y profesado diferentes religiones), la tradición ha marcado los cánones de una sociedad que hasta hace bien poco solo conocía una religión, y que no era otra que el catolicismo. En el pasado, antes de ser Regne de Valencia, Valencia fue musulmana y arriana, pero las costumbres sobre este día que se conservan a día de hoy son totalmente cristianas (eso sin mencionar las nuevas modas importadas). En este punto, haciendo un alto en el artículo, cabe recordar también que fue en la mitad del siglo XIX cuando a través de la Ley del 29 de Abril de 1855, se ordenaba la construcción de cementerios especiales para los no católicos que fallecieran en España en aquellas poblaciones en las que a juicio del Gobierno lo exigiera la necesidad. Y Valencia era una de ellas. Dicha ley dio lugar a un lugar insólito en Valencia: el cementerio protestante (SI PINCHAS AQUÍ PODRÁS LEER EL ARTÍCULO QUE ESCRIBIMOS SOBRE ÉSTE LUGAR, UN ESPACIO QUE PERTENECE A LA CORONA REAL BRITÁNICA EN VALENCIA). Dicha necesidad, la de construir un lugar para otras religiones diferentes a la católica, vino dado, en gran parte, por la necesidad que se dio en Valencia, debida a la gran mano de obra que aquí estuvo durante aquella etapa (la introducción del ferrocarril y la constante renovación del Puerto Marítimo). 

Volviendo al presente, son muchos los actos religiosos que se organizan en cada uno de los municipios y en la capital, donde se celebran misas y homenajes, siendo uno de los más destacados el que se celebra en el Cementerio General de Valencia. Son muchas las personas que, como siempre y a pesar de ser un acto de profundo respeto y religioso (o no, porque la muerte no entiende de religiones), intentan politizar este día de alguna manera. Un día donde tan solo se ha de acompañar a aquellos que tan mal lo pasan al visitar a sus seres queridos que ya no están entre nosotros, llevar flores o, simplemente, rezar una oración. Es un día donde, sin distinguir la condición política en vida que tuvo o la religión que profesó, se ha de homenajear a todos y cada uno de ellos, resaltando tanto el olvido durante muchos años a republicanos como Marcos Miranda, el primer alcalde republicano de Valencia, o el olvido que puede producirse en el futuro a personas afines al régimen franquista, que pueden causar rechazo. 

Suena fuerte, pero es cierto. Por encima de la política (y eso que nunca nos gusta hablar de ella) debe prevalecer la historia, la memoria y las tradiciones, además de en este caso el recuerdo y respeto a nuestros antepasados. A pesar de que por ejemplo se ha homenajeado todos los 1 de noviembre a un personaje de Valencia tan ilustre como don Vicente Blasco Ibañez (además de gran valenciano fue activista republicano), el olvido de muchas personas que fueron republicanas ha imperado durante décadas Prueba de ello reside en Paterna, donde familiares recuerdan cada año ante el muro del camposanto o también conocido como “el Paredón” de Paterna, a los 2.238 ejecutados allí por el bando nacional (tan solo esperamos que las tornas no se cambien, y que se homenajeen tanto a unos como otros). 

Y es que da igual quien pase por aquí, en el ayuntamiento (sea de izquierdas o derechas) se debe saber que ese día se debe guardar respeto y homenajear a todo el mundo, porque es ahora cuando descansan en paz, y da igual qué fueron en vida: el día 1 es el “Día de “Todos” los Santos”, un día donde se le debe rendir culto a todo tipo de personajes célebres, tan valencianos y queridos, en el Cementerio General, independientemente de lo que fueran en vida, bien sea don Vicente Blasco Ibáñez, Policias Locales fallecidos en actos de servicio, el fundador de Las Provincias, personajes afines al régimen de aquella Valencia franquista o Carlos Sousa Álvarez de Toledo (más conocido como el Marqués de Sotelo), entre otros personajes destacados, donde este último fue incluso encarcelado después de su dimisión como alcalde. Y venimos a decir esto, porque da igual de donde vengan nuestros grandes valencianos o familiares, da igual qué fueron en vida, ya que fueron valencianos, amigos o familiares, y eso es lo que importa queridos amigos. 

Fuente: museodelsilencio.com

Fuente: museodelsilencio.com

Sirva este escrito para separar las diferencias en un día de respeto, sin olvidar nuestro pasado…porque, queridos amigos, si olvidamos el pasado podemos volver a repetirlo:

En 1891 se acordó la construcción de un Cementerio Civil, dentro del Cementerio General, incomunicado hasta la II República y separado, otra vez, durante el franquismo hasta 1979, cuando pasó a formar parte de la sección 4ª izquierda. Una vergüenza que viene a decir lo que acabamos de contaros anteriormente. Sirva este dato para que no nos haga olvidar que todos, y cada uno de nosotros, somos valencianos.

Uno se pregunta el porqué de las nuevas costumbres, si quizás tiene algo que ver que condicione honrar a unos y a otros no. Uno sabe que no es así, pero que en la mente de algunos pondera como una verdad. Las nuevas costumbres son eso, nuevas costumbres adoptadas de otra sociedad distinta a la nuestra y no hay que buscar más. Las calabazas, brujas, fantasmas, zombis y demás seres del más allá solo son otra forma de celebrar este día y que hay que respetar, puesto que es una costumbre de otros países, a pesar de que aquí puede que no sea aceptada. Pensad también que en muchas ocasiones hemos de pensar que parte de nuestras costumbres (la Paella, las Fallas, etcétera), están siendo trasladadas a otras partes del planeta con respeto, además de éxito. Esto no quiere decir que debamos de olvidarnos de nuestras tradiciones, ni mucho menos, pues en ellas reside nuestra identidad.

Fuente: mormonsud.org

Fuente: mormonsud.org

Por cierto, en estos días próximos a la festividad de todos los santos, es muy tradicional encontrarnos con que las pastelerías se encuentran repletas de unos pequeños mazapanes llamados coloquialmente “huesos de santo“, rellenos de dulce de yema y adoptando la forma de una tibia, además de, por ejemplo, los típicos buñuelos de viento o la fogassa. Cabe decir, y resaltar en mayúsculas, que por el contrario de lo que se pueda pensar, con respecto a otro tipo de dulce que se puede encontrar estos días, los PANELLETS, éstos no son propios de nuestra Comunidad, aunque sí de Cataluña y Baleares, a pesar de que podemos encontrarnos con ellos en pueblos del norte de Castellón.

Huesos de santo. Fuente: Youtube

Huesos de santo. Fuente: Youtube

Por otro lado, también es habitual que durante los días 1 y 2 de noviembre las familias más devotas mantengan encendidas diversas velas o candelas con el objetivo de avivar la memoria de los que ya no están, para sentir también más cerca su presencia. El día 2 de, llamado “Día de los Fieles Difuntos”, todavía hoy podemos ver que las iglesias de gran parte de localidades aún conserven la costumbre de celebrar tres misas seguidas, dado que esta celebración a los difuntos persigue, en la mayoría de culturas, el objetivo de apaciguar a los muertos más recientes que vagan aún por la tierra sin encontrar el lugar de reposo mediante la oración (para la Iglesia Cristiana Católica ese lugar por el cual vagan se llama Purgatorio).

Fuente: Flickr

Fuente: Flickr

Por último, y resumiendo para no daros más “la vara”, celebrad lo que más os guste, o las dos cosas, pero no olvidéis de respetar a vuestros seres más queridos que ya no están entre nosotros. Y por cierto, si te gusta Halloween, por favor, no compartas la reciente moda de los “payasos terroríficos” 😉

LA EMT REFUERZA SU SERVICIO PARA LA CELEBRACIÓN DE TODOS LOS SANTOS (1 DE NOVIEMBRE DE 2017):

Con motivo de la festividad de Todos los Santos, la EMT de València ha reforzado sus líneas y ha creado un servicio especial con destino el Cementerio General dada la gran afluencia de visitantes. La concejala de Cementerios, Pilar Soriano, aprovecha esta festividad para realizar una visita institucional a los cementerios municipales, empezando por los barrios y pueblos de València y finalizando en el Cementerio General.

Así pues, mañana miércoles, de 8 h a 17 h, se ha aumentado la frecuencia de las líneas 9 (que será de 10 a 12 minutos), 10 (de 4 a 5 minutos) y 99 (de 10 minutos). Además, habrá un servicio especial desde la plaza del Ayuntamiento hasta el Cementerio General, donde tendrá reservado un carril de circulación, de 8 a 18 horas y con una frecuencia de paso de entre 6 a 7 minutos. Un segundo servicio especial conectará el tanatorio hasta la ampliación del cementerio, de 9.30 h a 17 h y con una frecuencia de entre 10 a 15 minutos.

La concejala de Cementerios, Pilar Soriano, arrancará mañana la visita a las 9 horas en el Cementerio de El Palmar, para trasladarse después al Cementerio del barrio del Grau y al de El Cabanyal. A partir de las 11.20 horas, Soriano visitará el Cementerio de Massarrojos para posteriormente acercarse al Cementerio de Benimàmet y al del barrio de Campanar. A las 12.45 h está previsto que la comitiva llegue al Cementerio General, donde hará un recorrido por el río de la vida, el monolito de víctimas del franquismo y el Cementerio Civil.

Algunas de las zonas de estacionamiento para mañana son el lateral del Cementerio General, en paralelo al Bulevar Sur, los solares de la plaza de Sant Doménec de Guzmán, en la puerta de Sant Isidre (junto al intercambiador de parada de Metrovalencia) o a ambos lados de las avenidas de Tres Creus y del Doctor Tomàs Sala cuando la Policía Local lo considero oportuno. Al mismo tiempo no se permitirá el estacionamiento en la plaza de Sant Doménec de Guzmán o en la calle de Tomàs de Villarroya.

En cuanto a la accesibilidad, el bando municipal que regula la actividad habitual de la ciudad con motivo de la celebración de la festividad de Todos los Santos también dispone que en caso de que la Policía Local lo considere conveniente se establecerá un único sentido de la circulación en el Camí Vell de Picassent, en sentido hacia el barrio de Sant Marcel·lí. Además, se determina que la entrada al Cementerio del Cabanyal se hará por la puerta principal y la salida por la puerta que da a la senda de la Capelleta; en el de Benimaclet no se podrá estacionar en los dos lados del camino de Vera.

También respecto a las normas de régimen interno de los cementerios, la colocación de adornos dentro de los recintos se permitirá hasta las 11 de la mañana del día 1 de noviembre y la ornamentación de nichos se limitará a la extensión que corresponda a cada uno de ellos.

 

 

Fuente imagen de portada: absolutvalencia.com

Síguenos en Facebook: Valencia Bonita

Síguenos en Twitter: @valenciabonita_

Comparte si te gusta en alguna de las siguientes redes sociales:

Pin It on Pinterest